Apnea del sueño: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Descripción de la apnea del sueño

¿Qué es la apnea del sueño?

Apnea del sueño

Apnea del sueño

La apnea del sueño es una afección que se caracteriza por una perturbación de la respiración que interrumpe el sueño. Es algo muy frecuente entre los adultos porque afecta al 5 % de las mujeres y al 15 % de los hombres, con una edad comprendida entre 30 y 60 años.

La inmensa mayoría de estas personas roncan durante su sueño, pero estos dos problemas son muy diferentes. Los ronquidos son molestos, pero la apnea del sueño puede poner en peligro la vida. Durante una crisis de apnea, la concentración de oxígeno en el organismo puede disminuir considerablemente a la vez que aumenta la de gas carbónico, por lo que el corazón debe trabajar mucho más para compensar este desequilibrio. Cada vez que hay una interrupción de la respiración, el cerebro envía una señal para despertar a la persona y que empiece a respirar de nuevo. Estas personas no logran pasar buenas noches.

Causas de la apnea del sueño

La apnea del sueño se manifiesta bajo tres formas:

La apnea obstructiva del sueño (AOS)

Es la forma más frecuente y sobreviene cuando el aire no puede alcanzar los pulmones porque las vías aéreas se han cerrado. La AOS afecta más frecuentemente a los hombres y las personas obesas, sobre todo a los que duermen acostadas sobre la espalda. Las personas de peso normal que sufren de apnea, a menudo, observan una anomalía en la parte de abajo de la cara o una lengua demasiado gruesa.

La AOS generalmente se produce en tres fases:
· Primeramente, las vías aéreas están parcialmente bloqueadas porque el tejido del fondo de la faringe se afloja estrechándose gradualmente, lo que produce un ronquido muy sonoro.
· A continuación, las vías aéreas se cierran y la circulación cesa o disminuye considerablemente por lo menos durante diez segundos y, a veces, hasta dos minutos.
· Para finalizar, la persona se despierta brevemente (sin darse cuenta) teniendo la sensación de que se ahoga. Después, vuelve a roncar, se duerme y el ciclo comienza de nuevo.

La apnea central del sueño

La apnea central del sueño es rara. Se produce cuando el cerebro omite enviar las señales que aseguran una toma regular de oxígeno durante el sueño. Una afección neurológica (una enfermedad del cerebro) y una enfermedad grave cardíaca pueden ser al principio de una apnea central del sueño, así como ciertas medicinas (en particular las fuertes que se usan contra el dolor como la morfina y otros narcóticos).

La apnea del sueño mixta

La apnea del sueño mixta, como su nombre indica, asocia las otras dos formas de apnea. Se manifiesta, primero, por una apnea central que evoluciona hacia la apnea obstructiva del sueño.

Síntomas de la apnea del sueño y complicaciones

Tratamiento apnea del sueñoDesgraciadamente, la inmensa mayoría de las personas afectadas por apnea del sueño ignoran su estado. American Sleep Apnea Foundation elaboró un cuestionario simple para ayudar a las persona a determinar si sufren de apnea del sueño.

¿Cómo saber si tengo apnea del sueño?

Si respondes “sí” a una de estas cuestiones, consulta a tu médico:
· ¿Roncas a menudo?
· ¿Sientes cansancio y aturdimiento al despertar?
· ¿Tienes sueño durante el día?
· ¿Tienes exceso de peso?
· ¿Notas que te asfixias, sofocas o retienes la respiración cuando duermes?
La somnolencia diurna, probablemente, es el síntoma más importante y más evidente porque las personas afectadas tienen dificultad para estar despiertas, concentrarse y trabajar, algunas hasta pierden su empleo porque dormitan durante la jornada. Es todavía más grave si la somnolencia sobreviene cuando una persona conduce un automóvil o acciona una máquina. Estudios mostraron que la tasa de accidentes es más elevada entre las personas que sufren de apnea del sueño. Valdría más evitar tomar el volante cuando se tiene sueño o dejar completamente de conducir mientras tu afección no esté controlada.

¿Qué ocasiona la apnea del sueño?

La apnea del sueño puede causar dolores de cabeza, pérdidas de memoria y depresión. En los casos graves, ciertos problemas de salud aparecen o se agravan por la apnea: hipertensión arterial, ataque cardíaco, accidente vascular cerebral, alteraciones de la función cardíaca, por ejemplo una insuficiencia cardíaca y arritmias (latidos irregulares).

Diagnóstico de la apnea del sueño

Un médico planteará cuestiones más precisas para establecer si una persona sufre los síntomas de la apnea del sueño, y procederá a un examen físico que le permitirá ver si las vías aéreas están bloqueadas. Además de medir la presión arterial, podría prescribir análisis sanguíneos y exámenes de la función cardíaca para verificar si la apnea del sueño provocó complicaciones, y para excluir la posibilidad de otras afecciones.

Para confirmar un caso de apnea del sueño es, a veces, necesario efectuar un examen llamado polisomnografía La persona afectada pasa una noche en un laboratorio del sueño. Algunas personas pueden escoger efectuar el estudio de su sueño en su domicilio aunque este modo de proceder puede no ser tan fiable.

Tratamiento de la apnea del sueño y prevención

No existen medicinas para tratar la apnea del sueño pero hay varios tratamientos eficaces administrados solos o en asociación:
· Un remedio inmediato implica cambios aportados al modo de vida, para eliminar los factores que conservan, o agravan la apnea del sueño. Si la apnea es atribuible a la obesidad, una pérdida de peso a menudo resuelve el problema. Además, dormir acostado sobre el lado, dejar de fumar, evitar el alcohol y los calmantes (estas sustancias agravan los ronquidos y perjudican el control de la respiración) son medidas útiles para aliviar la apnea del sueño.

· La ventilación espontánea en presión positiva continua. Una máscara facial bien ajustada, unida a una pequeña máquina, permite administrar un flujo de aire constante a las vías aéreas superiores para mantenerlas abiertas. Hasta ahora es el tratamiento que se reveló como el más eficaz, cualquiera que sea la causa de la apnea del sueño. Las personas afectadas comprueban una diferencia apreciable en la calidad de su sueño después de una o dos noches.

· Orthosis dentario. Estos aparatos se llevan durante la noche para mantener las vías aéreas abiertas impidiendo a los tejidos faríngeos cerrarse, o a la lengua hundirse. Esta estrategia conviene sobre todo en el tratamiento de un ligero AOS o una tendencia al ronquido en ausencia de una apnea del sueño.

· Una intervención quirúrgica. El excedente de tejido puede ser quitado, como último recurso, para soltar las vías aéreas. Esta intervención es útil para corregir los ronquidos intensos. En el caso de la apnea del sueño es eficaz en el 50 % de los casos.

Ejercicios para la apnea del sueño

Ejercicios faciales

Prueba abrir la boca lo más que puedas, y luego ciérrala hasta que se junten tus labios. Pon tus labios como si estuvieras besando a alguien, y haz una sonrisa exagerada durante unos diez segundos. Esto puede ser un ejercicio que haga trabajar los músculos de la cara. Estos ejercicios lo recomienda la American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

Ejercicio de lengua

Prueba sacar la lengua hacia fuera de la boca, descansa un momento y repite esta acción varias veces. En lo posible, realiza a diario este ejercicio, procura mantener siempre la lengua lo más afuera posible. También puedes intentar tocar la barbilla con la punta de la lengua.

Otro ejercicio que puedes realizar con tu lengua es sostener una cuchara en la punta, luego intenta moverla como si fueran tus manos las que la sostienen. Saca y mete tu lengua tan rápido como puedas, sin dejar de moverla de un lado a otro. Estas son una buena manera de ejercitar tu lengua.

Ejercicio de paladar blando

Para ejercitar tu paladar blando trata de pronunciar una vocal de forma intermitente y continua. Por ejemplo, repite “ma” cuatro o cinco veces lo más rápido posible. Puedes incluir otros sonidos como: “la”, “ka” y “kala”. Repite los sonidos cuatro o cinco veces lo más rápidamente que puedas, y por supuesto, con la mayor precisión posible. Otra forma de ejercitar tu paladar blando es hacer gárgaras con agua tibia. Finalmente, canta la canción de las vocales “a, e, i, o, u” tan fuerte como puedas, así como también otras canciones que acentúen sonidos vocales, esto para ayudar el fortalecimiento de tu paladar blando.

Artículos relacionados:
[Total:1    Promedio:5/5]
Loading...

Add Comment

1 Compartir
Compartir1
Twittear
+1
Pin