Dolor pélvico en el embarazo: causas, tratamiento

Dolor pélvico en el embarazo

Dolor pélvico en el embarazo

Dolor pélvico en el embarazo

Es desagradable cualquier dolor por pequeño que sea. En el embarazo hay varios tipos e intensidades de dolor que surgen de repente y están presentes en cualquier cambio de movimiento.

El dolor en la zona pélvica es muy desagradable. Puede aparecer con diferente intensidad y frecuencia, aunque también es posible que apenas se sienta. En este artículo vamos a ver cómo aparece el dolor pélvico y cómo se puede aliviar.

¿Por qué aparece el dolor pélvico en el embarazo?

Principalmente aparece el dolor en la última mitad del embarazo. Es debido a que el embarazo genera un aumento de peso que puede alcanzar hasta los 10 kilos.

No es una tarea fácil llevar a un niño en el vientre. Este exceso de peso puede causar mucho malestar y dolor en la ingle y las piernas.

¿Cuál es el tratamiento para el dolor pélvico en el embarazo?

Hay algunos “secretos” que pueden ayudarte. Entre ellos, podemos destacar:

  • El uso de antiinflamatorios y analgésicos. Deben ser prescritos por el médico. Si no es así, no te automediques.
  • Hacer sesiones de fisioterapia. Es importante contar con un profesional para evitar las lesiones.

Con la ayuda de un profesional podrás mejorar tu función muscular. Actuará directamente sobre los músculos de la cadera y eliminará el dolor.

  • El masaje sirve para relajarse o para poner ciertas partes del cuerpo en su lugar.

Haz sesiones regulares y evitarás muchos de estos molestos dolores.

  • Practica aeróbicos. Están recomendados para todas las mujeres embarazadas porque fortalecen los músculos del cuerpo y suavizan el impacto de los ejercicios. Además, facilitan que los movimientos de las articulaciones se realicen con más seguridad.
  • ¿Estás pesada? No cargues pesos. Basta con el peso que estás llevando en el vientre. ¿Para qué quiere más?

Cuida tu postura y utiliza las barandas para subir las escaleras, caminarás con más protección y confort. Sin embargo, si necesitas llevar un poco de peso, no lo coloques en un solo lado de tu cuerpo. Busca el equilibrio para tener más apoyo y evitar el dolor.

No utilices bolsos con una gran cantidad de peso y si llevas bolsas del supermercado, divídelas en cantidades iguales para que puedas cargarlas con los dos brazos.

  • Cuidado con los zapatos de tacón alto. Incluso cuando no se está embarazada son incómodos ciertos tipos de zapatos. Durante el embarazo utiliza zapatos bajos y cómodos para que no sobrecargues tu columna vertebral (el peso corporal se concentra en los pies).

Consideraciones finales

Ya viste cómo aparecen esos dolores y cómo se pueden mitigar. Procura también vigilar y controlar tu peso para que no sea un factor negativo añadido.

Espero que hayas disfrutado de estos consejos.

Artículos relacionados:
[Total:4    Promedio:4/5]
Loading...

Add Comment

2 Shares
Share2
Tweet
+1
Pin