Educa a tu hijo para que no fume: cómo evitar que los adolescentes fumen

Educa a tu hijo para que no fume

Educa a tu hijo para que no fume

Educa a tu hijo para que no fume

El tabaquismo en jóvenes es muy común, pero existen técnicas para intentar que tu hijo no fume (es una preocupación muy usual entre los padres). Muchos son los factores que influyen en los adolescentes, e incluso en algunos niños, y que consiguen que adopten ese estilo de vida. Lo más frecuente es que sea por presión social. Es normal que en círculos sociales como el colegio, sus compañeros les inciten a hacerlo y ellos se sumen para no sentirse excluidos. La mejor alternativa que tienen es la educación que les impartas desde casa.

Cómo saber si mi hijo fuma tabaco

  • El olor a tabaco en la ropa y pelo.
  • Los dientes manchados.
  • Una tos mas frecuente.
  • La piel pálida.
  • Psoriasis, suele aparecer al fumar grandes cantidades.
  • El mal aliento o halitosis producto del tabaco.
  • El exceso de ventilación en su cuarto, aunque también puede hacer más hermético su habitación.
  • El bajo rendimiento deportivo.
  • Baja de defensas y el mayor riesgo de enfermedades.
  • Algo dífícil de detectar es el riesgo de lesión y de curación más lenta. Fumar afecta la capacidad del cuerpo de producir la sustancia llamada colágeno.

Motivos para empezar a fumar

Hay indicadores que señalan que uno de cada cinco niños comienza a fumar antes de los 10 años. Las causas son:

  • Querer encajar en un grupo determinado.
  • Descubrir quiénes son dentro de la sociedad.
  • Curiosidad por saber qué se siente.
  • Ganas de probar cosas nuevas.
  • Déficit de valores que deben ser inculcados en el hogar.

Cómo evitar que los adolescentes fumen

Es fundamental la educación para evitar que tu hijo fume. Los padres deben conversar con sus hijos sobre los riesgos que corren si se hacen adictos al cigarrillo. Tienen que advertirles de los problemas de salud que conlleva el fumar. La contaminación del tabaco puede hacer que sus pulmones enfermen y que corran el riesgo de desarrollar un cáncer. Deben entender que no sólo corren riesgo sus pulmones, también su garganta.

Asegúrate que el colegio también les imparta esa información que reforzará la educación que tú les impartes en casa. No debes esperar a que tu hijo sea un adolescente para hablarle del tema. Desde muy pequeño tiene que tener claro todos los peligros que corre con el tabaquismo.

Aspectos que debes tomar en cuenta al conversar con tu hijo sobre el tabaquismo:

  • Explícale todos los aspectos negativos de fumar.
  • Tiene que saber que es un tipo de droga que puede acabar con su vida.
  • Sé insistente al decirle que podría padecer dificultades severas para respirar.
  • Dale detalles adicionales como la coloración amarilla que tomarán sus dientes y el mal olor de su aliento y ropa.
  • Adviértele que tendrá un rendimiento bajo si practica algún deporte o disciplina especial.
  • Debe saber que si fuma son muchas las personas que se verán afectadas a su alrededor.
  • Es importante decirle que por su dependencia al tabaquismo tendrá que gastar mucho dinero.

Qué hacer para que tu hijo deje de fumarLos padres tienen el deber de prevenir que sus hijos fumen. Para ello, invítales a disfrutar en todo momento de un saludable estilo de vida. Motívales para que se ejerciten y practiquen con frecuencia algún deporte. Que se diviertan con otras actividades para que entiendan que el cigarrillo no es necesario para ser feliz. También es importante que les eduques con base al ejemplo. Si tú fumas tendrás menos argumentos para que tu hijo no lo haga. Si lo haces, que no te vea. O mejor aún, deja ese mal hábito.

¿Qué hacer para que tu hijo deje de fumar?

Si tu caso es que tienes un hijo que ya fuma porque no pudiste evitarlo a tiempo, también hay alternativas. No le impongas o exijas que deje el cigarrillo, lo más probable es que por rebeldía no lo haga. Lo que debes hacer es conversar con él. Explícale de manera comprensiva el daño que se está haciendo al fumar. Hazlo con paciencia y con plena disposición de escucharle a él. Seguro que podrás descubrir por qué se hizo adicto y lograrás ayudarle a salir.

Finalmente, puedes reforzar su autoestima desde casa. Lograrás hacerlo si le dices que fumar puede dar una imagen distorsionada y menos agradable de su persona. Aunque parezca una moda que quiera copiar de los chicos más populares, no determinará su manera de destacar en la sociedad. Eso es algo que tienes que explicarle para que no sienta la necesidad de sucumbir a la tentación. En la crianza de tu hijo, la educación es la base de todo.

Artículos relacionados:
[Total:7    Promedio:4.4/5]
Loading...

Add Comment

24 Compartir
Compartir23
Twittear
+11
Pin