Enfermedad de Lyme: qué es, causas, síntomas, tratamiento

Enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme o “borreliosis de Lyme” es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria llamada Borrelia burgdorferi. Se transmite mediante la picadura de una garrapata infectada.

Generalmente las garrapatas de patas negras y otras especies de estos animales pueden portar esta bacteria. Las garrapatas la adquieren cuando pican a otros animales: ratones o venados infectados con dicha bacteria. Está claro que podemos contraer la enfermedad si nos pica una garrapata infectada.

Esta enfermedad zoonótica puede afectar a órganos, piel, articulaciones y sistema nervioso. Si no se trata a tiempo, es grave. El tratamiento consiste en la toma de antibióticos (serán más eficaces si son administrados rápidamente).

¿Qué es la enfermedad de Lyme?

Enfermedad de Lyme

Enfermedad de Lyme

Tal como dijimos antes, la enfermedad de Lyme (borreliosis de Lyme) es una infección bacteriana que se transmite a los humanos por la picadura de garrapatas.

Si te ha mordido una garrapata, a continuación te damos unos consejos sobre como retirarlo de la piel.

Cómo retirar una garrapata de la piel

Si alguien ha sido mordido por una garrapata, sigue estos pasos para retirarlo de la piel:

  • Agarra la garrapata por la cabeza o la boca con unas pinzas. No utilices tus dedos desprotegidos. Trata de usar una toalla común o de papel.
  • Tira de la garrapata hacia afuera de tu cuerpo con un movimiento lento y constante. Evita apretar o aplastar al animal. Ten mucho cuidado de no dejar la cabeza incrustada en la piel.
  • Limpia bien la zona afectada con agua y jabón. Aunque no lo hayas tocado con la mano descubierta, lávatelas cuidadosamente.
  • Guarda la garrapata en un frasco o recipiente cerrado. Observa a la persona que fue mordida durante la próxima semana o las dos siguientes, para comprobar si presenta los síntomas de la enfermedad de Lyme.
  • En caso de que ciertas partes de la garrapata hayan quedado en la piel y no se puedan quitar, busca ayuda médica. Si es posible, lleva la garrapata en el frasco, para que lo vea el médico.

Causas y factores de riesgo de la enfermedad de Lyme

La bacteria es una espiroqueta, es decir, una bacteria helicoidal que tiene el nombre de Borrelia burgdorferi.

Entrar en contacto con las garrapatas mediante la agricultura, los paseos por el bosque…, es el principal factor de riesgo para la aparición de la enfermedad.

El reservorio de la infección es muy amplio. Se puede encontrar en mamíferos domésticos (perros, caballos, ganado…) y salvajes (ardillas, ciervos, ratones, ratas de campo…).

En Europa, la mayoría de las infecciones se producen entre los meses de marzo y septiembre.

Los síntomas de la enfermedad de Lyme

Después de la inoculación cutánea de bacterias por la picadura de la garrapata, la enfermedad de Lyme se desarrolla en tres fases principales separadas por períodos asintomáticos (sin síntomas de la enfermedad).

La fase primaria de la enfermedad de Lyme

Se caracteriza por lesiones de la piel: eritema migratorio (ECM). Esta lesión aparece entre tres y treinta días después de la picadura de la garrapata. Es una pápula eritematosa (roja) que se extiende progresivamente. La lesión es ovalada (mide hasta 50 cm) y el borde es tan eritematoso (rojo) como su centro. Por lo general, aparece preferentemente en las extremidades inferiores, superiores o la cara de los niños.

Produce dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, ligero aumento de la temperatura corporal, fatiga…

Con tratamiento, el ECM evoluciona durante unas semanas (extensión progresiva) y desaparece sin secuelas.

La fase secundaria de la enfermedad de Lyme

Semanas o meses después de la desaparición de ECM, puede aparecer la enfermedad (el ECM puede no notarse o estar ausente en casi la mitad de los casos). Esta fase se caracteriza por:

  • Manifestaciones cutáneas: lesiones similares a las observadas durante la fase primaria de la enfermedad.
  • Manifestaciones articulares: frecuentes dolores en las articulaciones. La artritis (inflamación de las articulaciones) es menos común y sólo afecta a grandes articulaciones (rodilla).
  • Eventos cardiacos: síncope (pérdida de conocimiento), palpitaciones (sensación de latidos del corazón en el pecho), dolor en el pecho y, especialmente, trastornos de la conducción auriculoventricular (la “corriente eléctrica” ​​que normalmente fluye desde las aurículas a los ventrículos, se interrumpe esporádicamente y puede causar graves problemas de corazón). Estos eventos cardíacos no suelen dejar secuelas.
  • Manifestaciones neurológicas: radiculitis hiper-Algonkian (dolorosa inflamación de las raíces de los nervios que inervan la zona en que ha picado la garrapata). El nervio facial se ve frecuentemente afectado. La meningitis también puede aparecer.

La fase terciaria o fase tardía de la enfermedad de Lyme

Se produce meses o años después de la aparición de la infección y produce:

  • Daños en la piel: enfermedad de Pick Herxheimer (la inflamación de la piel progresa a atrofia de la piel) y piel lymphocytoma Benin (nódulos de color púrpura, redondeados, con contornos más definidos, firmes, ubicados en la frente y en el lóbulo de la oreja y que retroceden espontáneamente en unos pocos meses).
  • Daños articulares idénticos a los observados en la fase secundaria.
  • Daños neurológicos en la médula espinal o el cerebro (varios eventos neuropsiquiátricos).

La enfermedad de Lyme: consulta

El médico examina cuidadosamente al paciente y realiza un electrocardiograma (registro de la actividad eléctrica del corazón) buscando entre otros trastornos el de la conducción auriculoventricular (requieren hospitalización).

Es necesario un examen neurológico completo: en el caso de radiculitis (fase secundaria), este examen puede ser normal o resaltar una disminución de la sensibilidad, fuerza o pérdida de los reflejos musculares en la zona del nervio afectado por la inflamación.

Exámenes y análisis complementarios

El diagnóstico de la enfermedad de Lyme se basa principalmente en signos clínicos.

El hemograma (análisis de sangre ordinario) es normal en la mayoría de los casos.

Diversas técnicas de laboratorio pueden resaltar los anticuerpos de control de sangre para responder a la infección bacteriana (los últimos inmunoensayos).

Si hay afectación neurológica, la presencia de anticuerpos en el líquido cefalorraquídeo (obtenido por punción lumbar) es un argumento a favor de la enfermedad de Lyme.

Evolución de la enfermedad de Lyme

Incluso en ausencia de tratamiento, la evolución a una etapa terciaria es rara.

La enfermedad tiende a ser favorable cuando se trata.

La enfermedad de Lyme no debe confundirse con otras manifestaciones dermatológicas

Tratamiento de la enfermedad de Lyme

Tratamiento de la enfermedad de Lyme

Las lesiones cutáneas observadas en la fase primaria o secundaria de la enfermedad, se pueden confundir con otras manifestaciones dermatológicas: micosis superficiales (infección de la piel por un hongo), o banales reacciones inflamatorias a las picaduras de insectos.

La existencia de manifestaciones neurológicas inexplicables es el principal problema para el médico en la enfermedad de Lyme.

Tratamiento de la enfermedad de Lyme

Durante la primera fase de la enfermedad debe procurarse tratamiento para asegurar la desaparición de los síntomas y prevenir la aparición de manifestaciones tardías.

Por lo tanto, para cada fase y dependiendo de la gravedad de la enfermedad, el tratamiento puede variar y requerir hospitalización. Consiste en administrar un antibiótico (amoxicilina o doxiciclina) opcionalmente combinado con un corticosteroide durante las perturbaciones de la conducción atrioventricular.

¿A qué famosos ha afectado la enfermedad de Lyme?

  • Thalia
  • Avril Lavigne
  • Alec Baldwin
  • Richard Gere
  • Jamie Lynn Sigler

Artículos relacionados:
[Total:4    Promedio:5/5]
Loading...

Add Comment

1 Shares
Share1
Tweet
+1
Pin