Acúfenos

Descripción de los acúfenos

Acúfenos¿Qué son los acúfenos? Los acúfenos o ruidos en los oidos, se manifiestan en forma de sonido percibido, únicamente, por la persona que presenta el síntoma. El ruido puede ser permanente o sobrevenir con intermitencia, puede ser de duración muy breve o persistir durante grandes intérvalos de tiempo. El sonido puede ser intenso o débil, cambiar de frecuencia y ser percibido por un sólo oido o por los dos. Toda persona con acúfenos los describirá de manera diferente.
Consideramos que del 10 % a 15 % de la población sufre de acúfenos.

Causas de los acúfenos

No conocemos completamente qué produce los acúfenos y no se pueden determinar las causas. Sin embargo, en numerosos casos, los ruidos percibidos pueden ser provocados por enfermedades o traumatismos tales como:
· Enfermedad cardíaca o presión arterial elevada.
· Infecciones del oido o los senos.
· Efectos adversos causados por medicinas.
· Golpes recibidos en la cabeza.
· Traumatismo auditivo tal como una exposición a explosiones ruidosas o a una música a nivel sonoro muy alto.
· Pérdida de la audición.
· Objetos alojados en el canal auditivo o un tapón de cera.
· Problemas dentales.
· Algunos tipos de tumor.

Síntomas de los acúfenos y complicaciones

Por definición, los acufenos se manifiestan por un tintineo o un zumbido que sólo el sujeto afectado puede oír. El ruido puede ser descrito de varias maneras: un tarareo, un zumbido, un timbre, un silbido, un ruido, un zumbido, o un gruñido. Es a menudo el síntoma de un problema subyacente (ver la lista de las causas anteriormente citadas).

Las numerosas personas que sufrieron de acúfenos también perdieron una parte, más o menos importante, de la audición. En la mayoría de los casos, es la pérdida de la audición la que acaba por causar el problema.

Te puede interesar:  Anorexia

Los acúfenos suponen una gran molestia que causan la pérdida de la calidad de vida. Un sonido suave de timbre puede no ser demasiado molesto para la mayoría de la gente, pero ciertas personas oyen ruidos ensordecedores durante un largo período del tiempo o sonidos que van y vienen. Esto puede afectar el sueño, la concentración y la calidad de vida.

Diagnóstico de los acúfenos

Si piensas que sufres de acúfenos, tu médico puede enviarte a un especialista del oido, nariz y laringe (ORL).

Probablemente te hará pasar una prueba auditiva (una evaluación de la audición) y un TDM (tomodensitometria) o una IRM (estampería por resonancia magnética) para explorarte la cabeza y determinar si la causa del ruido percibido puede ser descubierta.

Te interrogará sobre tus antecedentes médicos, las medicinas que tomas y todo antecedente de traumatismo craneal.

Te preguntará si estás sometido a ruidos fuertes, si fumas, o si estás más estresado de lo habitual, porque a veces la depresión o el estrés puede inducir a este estado.

Una visita al dentista estará recomendada con el fin de determinar si tienes un problema de mandíbula que podría contribuir a esta situación.

Tratamiento de los acúfenos y prevención

Acúfenos tratamiento naturalEl tratamiento de los acúfenos depende sobre todo de su causa. Así como representan más bien un síntoma que una enfermedad, el tratamiento de la causa inicial debería permitir desembarazarse de ellos o reducir los ruidos percibidos.

El tratamiento puede ser:
· Antibióticos en caso de infecciones.
· Supresión de la obstrucción del tapón de cera en el conducto auditivo.
· Sustitución de las medicinas o un cambio de posología.
· Tratamiento de ciertas enfermedades neurológicas.
· Cirugía para tratar los problemas de la articulación.
· Consejos contra el estrés y la depresión.
· Curas dentales.

La mayoría de las veces, los acúfenos desaparecen espontáneamente sin tratamiento y persisten sólo en cerca del 25 % de los casos.

Mientras la causa del acúfeno se encuentra y se remedia la situación, existen unos medios que permiten ayudar a vivir con esta afección. El recurso depende de la intensidad y de la persistencia del sonido, la molestia que causa y el grado de perturbación de la vida cotidiana.

Te puede interesar:  Calculos renales

Ciertas personas afectadas por acúfenos utilizan una técnica. Pueden llevar un aparato en el oido, comparable a una prótesis auditiva, que produce un sonido tranquilizador y agradable. Enmascara el ruido del timbre o del zumbido que molesta. Los sonidos pueden ser diferentes para cada persona. Ciertas personas prefieren escuchar ruidos de la naturaleza: el canto de las aves, la lluvia que cae, o los saltos de agua. En ciertos casos, el efecto puede ser un entrenamiento del cerebro para que no escuche los ruidos perturbadores. A veces se utiliza el aparato sin interrupción.

Otras personas no lo necesitan sin interrupción ya que utilizan otros aparatos para tratar de dormirse, concentrarse o reposar. Para eso, pueden utilizar la radio, los casetes, un reproductor de CD, o hasta aparatos electrodomésticos tales como los ventiladores o los acondicionadores de aire.

A veces los acúfenos son provocados por una pérdida de la audición. Una prueba auditiva puede confirmarlo y determinar si una prótesis auditiva podría ser útil. A menudo la prótesis acabará por ahogar o enmascarar los sonidos indeseables.

Si sufres de acúfenos, es importante no exponerte a situaciones que podrían acentuarlos. Lo que quiere decir que habrá que evitar los lugares ruidosos y escuchar la música a un volumen razonable. Algunos médicos recomiendan abstenerse de consumir cafeína y tabaco, porque pueden agravar los acúfenos.

Artículos relacionados:

Lo que otros usuarios están leyendo ahora:

Te puede interesar:  Diabetes de tipo 1: qué es, causas, síntomas, tratamiento
[Total:11    Promedio:3.3/5]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Compartir
+1
Compartir
Twittear
Pin