Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Autismo infantil: qué es, síntomas y cómo detectar

Autismo infantil: ocho preguntas para entender y ayudar a tu hijo

El autismo no es una enfermedad pero sí una discapacidad de por vida que requiere reconocer los síntomas y gestionarlos eficazmente. El Dr. Michel Robert, cirujano pediátrico, nos relata ocho puntos importantes.

¿Qué es el autismo infantil?

Autismo infantil

Autismo infantil

El autismo es un trastorno del desarrollo neuropsicológico complejo que afecta a las personas de manera diferente y evoluciona con el tiempo.

Aunque los investigadores no son capaces de identificar las causas específicas del ASD, saben que su causa no está vinculada a la relación entre padres e hijos y que los factores genéticos están involucrados. También sabemos que afecta más a los niños que a las niñas.

¿Cómo se manifiesta?

Afecta a la capacidad de comunicación. A las personas autistas les es difícil expresar y regular sus emociones y, también, la percepción del entorno (comprensión del mundo, pensamientos, intenciones y emociones de los demás).

Como resultado de esta conducta, se encierran en sí mismos y demuestran pasividad, aislamiento, reacciones “raras”, gestos repetitivos, rituales, intereses inusuales, capacidad de organización y planificación limitada.

¿Los niños con autismo son menos inteligentes que los demás?

Los cerebros de las personas con TEA varían de una inteligencia superior a un profundo retraso a través de una inteligencia media. La gran mayoría de autistas requerirán un apoyo adecuado durante toda su vida. Sin embargo, algunos de ellos adquieren un grado de autonomía.

Síntomas del autismo infantil

En general, el ASD está presente desde el nacimiento (la prevalencia de nacimientos es de 1 entre 150) y los síntomas suelen aparecer entre los 0 y 2 años. Sin embargo, “en los niños que no tienen problemas intelectuales o retraso significativo del lenguaje, el punto TSA se nota sólo después de la entrada en la escuela”, dice el especialista.

¿Cómo puedo saber si mi hijo es autista?

A menudo, los signos de autismo son una capacidad de imaginación limitada (no saben fingir para jugar) y resistencia al cambio (conceden gran importancia a la rutina). Otras características comunes del autismo son una menor sensibilidad a los estímulos táctiles, auditivos, visuales, y percepción inusual de calor, frío o dolor. Experimentan gran ansiedad, problemas para dormir o comer, berrinches violentos, autolesiones, trastornos psiquiátricos o, incluso, enfermedades asociadas.

Te puede interesar:  Consejos para que los niños se duerman temprano: cómo hacer que se duerman solos

¿El autismo puede ser tratado?

Aunque no existe una cura para el ASD, puedes ayudar a tu hijo a maximizar sus habilidades para que viva en sociedad de la manera más integrada posible.

Habla con el Centro de Recursos para el Autismo en tu región. Pídeles que hagan a tu hijo un diagnóstico preciso lo antes posible. Luego, dirígete a la Casa de la discapacidad para configurar el soporte y obtener ayuda financiera.

¿A quién debes dirigirte para el apoyo de un niño autista?

Varios profesionales de la salud (psiquiatras, logopedas, fisioterapeutas, psicólogos, terapeutas ocupacionales…) seguirán a tu hijo en una estructura especializada (SESSAD, EMI, CAMSP, Hospitales). “Este personal debe estar capacitado en las últimas técnicas de intervenciones educativas específicas para el autismo (TEACCH, PECS, ABA). En todo momento, la familia debe saber todo acerca de las terapias utilizadas y el progreso del programa”, dice el pediatra.

La escolarización de un niño autista

“La educación es algo muy importante para un niño con autismo que requiere una gran cantidad de modelos sociales para aprender copiando el funcionamiento social mediante la estimulación”, explica Michel Robert.

Sin embargo, debe ser adaptada de acuerdo a las necesidades del niño, la programación de entrenamiento para una vida escolar auxiliar y la implementación de un PPS (Schooling Custom Project). Está enmarcado por las disposiciones de la Ley de 11 de febrero 2005, por la igualdad de derechos y oportunidades, y la participación y ciudadanía de las personas con discapacidad.

No dudes en recurrir a las asociaciones de padres de niños autistas para encontrar información práctica y concreta acerca de los problemas, la elección del equipo médico, las relaciones con la escuela, la formación profesional, la recreación…

La detección de autismo en los niños es esencial para la gestión

Tipos de autismo en niños

Son difíciles de reconocer los primeros signos de autismo debido a que hay no una, sino varias enfermedades dependiendo de la gravedad (el síndrome de Asperger es la forma menos incapacitante).

Se pueden distinguir tres tipos de problemas:
• Trastornos de la comunicación: el lenguaje es confuso. A menudo, el niño autista repite lo que oye. Además, los códigos de la comunicación no verbal (gestos, ojos…) están mal controlados.
• Trastornos de la conducta: el autista repite con regularidad los mismos movimientos. Constantemente practican la misma actividad con los mismos objetos y experimentan falta de interés por otras aficiones.
• Trastornos de relaciones sociales: el autista no participa en las actividades de grupo de forma espontánea. Es indiferente a los demás.

Reconocer los signos tempranos

El problema es que los primeros signos de autismo se declaran lenta y sutilmente durante el primer año de vida. Necesitamos un conjunto de síntomas para poder diagnosticarlo.

Aunque existen herramientas de detección, los profesionales de la salud no son conscientes de los signos de autismo, por lo que el diagnóstico se hace a menudo muy tarde, a veces después de los tres años de vida del niño. Lo ideal sería detectar estos trastornos a los 18 meses.

Te puede interesar:  Autismo

Algunas señales pueden alertar a los padres:

  • No balbucea o hace gestos para comunicarse durante el primer año.
    • No dice palabras a los dieciocho meses.
    • No pronuncia dos palabras de manera espontánea dentro de los dos años de edad.
    • Una pérdida repentina de las habilidades del lenguaje o difícil socialización.
Cómo detectar el autismo

Cómo detectar el autismo

Otras pistas más sutiles también pueden ser significativas: le sonríes y no obtienes respuesta.

Advertencia, estos signos no significan siempre que el niño tenga autismo. Simplemente, hay que consultar a un profesional de la salud que puede detectar un posible trastorno. Otros problemas pueden tener síntomas similares: trastorno del lenguaje, problemas psicológicos…

Cómo saber si mi hijo tiene autismo

Cuanto antes se comience con el tratamiento, más eficaz será. Pero, “muchos profesionales no reconocen los signos de autismo”, tal como explica Mireille Lemahieu, Presidenta de la Asociación de Autismo. De ahí la necesidad de poner en marcha una gran campaña de sensibilización para la detección dirigida a los profesionales de la primera infancia.

“Las primeras señales son detectables a partir de los 18 meses”, dice Mireille Lemahieu. Lo ideal es lograr identificar el autismo antes de ir a ver al pediatra.

Trastornos de interacción social

Para Mireille Lemahieu, dos de los signos más comunes son la dificultad para llamar la atención del niño y su indiferencia hacia los demás. Trastornos que pueden añadirse a la falta o retraso de su sonrisa, una actitud solitaria y falta de respuesta a las solicitudes, como estímulos sonoros o llamarle por su nombre. El hecho de que el niño no tienda los brazos o se niegue a los abrazos, son también signos que deben alertar.

Los trastornos de la comunicación

El niño autista no balbucea o expresa comunicación verbal. El lenguaje puede retrasarse o estar ausente por completo, así como las expresiones faciales o simples gestos como el de señalar. Pero, una forma repetitiva de comunicación también puede ser un signo: uso erróneo de un pronombre personal en lugar de otro, o entonaciones inapropiadas.

Trastornos del comportamiento

Lo más significativo es su obsesión por todo lo que gira y el uso inadecuado de ciertos objetos, dice Mireille Lemahieu. Claramente, el niño gira sistemáticamente los objetos que maneja, pero también puede alinearlos meticulosamente. Tener un excesivo apego a objetos inusuales es también un signo. Otro, mirar prolongadamente un objeto o una fuente de luz y hacer movimientos del cuerpo inusuales o repetitivos (columpio, etc.). Por último, un excesivo apego a la rutina con una intolerancia al cambio.

Test de autismo infantil: ¿cuáles son las señales de advertencia?

En la mayoría de los casos, son principalmente los padres los que se encuentran atrapados en la duda. Muchos tienen dificultad para aceptar la realidad y les entendemos.

Te puede interesar:  TDAH: el trastorno de déficit de atención con o sin hiperactividad en los niños

Las características del autismo se conocen hoy en día, incluso cuando la propia discapacidad sigue siendo un misterio para los científicos. De hecho, los expertos han puesto de manifiesto algunos signos que están presentes en el trastorno generalizado del desarrollo (PDD).

Quienes necesiten puntos de referencia deben tener en cuenta estos signos:

De 0 a 6 meses

  • La falta de sonrisa.
    • Indiferencia a los sonidos.
    • Ojo vago, mirada fugaz y evasiva.
    • Defecto de ajuste postural.

De 6 a 12 meses

  • Falta de interés en las personas y objetos.
    • No responde a su nombre.
    • Aversión al contacto físico.
    • Ninguna reacción de alegría por la llegada de los padres.
    • Es difícil captar su atención y su mirada.
    • Falta de gesto de anticipación cuando vamos a cogerle.
    • Ausencia de balbuceo.
    • Aumento de la sensibilidad a los cambios ambientales.

De 12 a 24 meses

  • No apunta con el dedo.
    • No nos enseña objetos.
    • Parece ignorar.
    • Prefiere la soledad.
    • Rostro impasible ante los intentos de comunicarse con él.
    • Alteraciones en el juego: no sabe fingir.
    • Lenguaje limitado sin tratar de comunicarse por gestos o expresiones faciales.
    • Manipulación de objetos extraños.
    • Movimientos corporales inusuales (por ejemplo, balanceo, aleteo o torcer las manos rápido, golpearse la cabeza o contorsiones de todo el cuerpo).

Después de 24 meses

  • Falta de interés por otros niños.
    • Agresividad sin motivo aparente.
    • No une dos palabras.
    • Usa el idioma pero no para comunicarse (no usa el lenguaje para pedir algo).
    • Tendencia del niño a repetir lo que le dicen.
    • Forma inusual de hablar (voz apagada, arrítmica, gritando, cantando…).
    • Persistente preocupación por algunos objetos.
    • Apego a objetos inusuales.
    • Fuerte malestar por el cambio de elementos insignificantes del entorno.
    • Insistencia irracional para continuar los actos de rutina estricta y en detalle.

Estas señales deben atraer la atención de los padres aunque no sean un diagnóstico completo del autismo. En otras palabras, aunque algunos niños pueden tener una o más de las características que se muestran, pueden no tener necesariamente autismo. Sólo un especialista en la primera infancia y un psiquiatra entrenado especialmente para el autismo pueden determinar con precisión el diagnóstico. En cualquier caso, si encuentras que el comportamiento de tu hijo es preocupante, no dudes en consultar, no porque el problema sea necesariamente malo, sino porque necesita ayuda por la ansiedad que siente.

Las personas en riesgo

  • Sexo: el autismo parece afectar a los niños con más frecuencia que a las niñas (4 niños y 1 niña).
    • Las personas que tienen familiares autistas.
    • Las personas con otros trastornos del desarrollo como el síndrome de X frágil o síndrome Down4.

 

Factores de riesgo

 

Hasta la fecha, ningún factor de riesgo para el autismo se ha establecido científicamente.

Prevención

No hay manera de prevenir la aparición de autismo o PDD.

Artículos relacionados:
[Total:0    Promedio:0/5]
  • Dejar comentarios