Cansancio Crónico: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Descripción del cansancio crónico

Cansancio crónicoEl síndrome del cansancio crónico (fatiga crónica) es una afección caracterizada por un cansancio importante que viene, por lo menos, desde seis meses atrás y que no se explica por ningún otro problema médico (por ejemplo, el hipotiroidismo).

Se pensaba que afectaba solamente a adultos muy competitivos formados en las altas escuelas, profesionales fuertemente orientados en su carrera. Se sabe, ahora, que el cansancio crónico afecta a personas de todas las edades y de todos los niveles.

EL CANSANCIO crónico es más frecuente entre las mujeres que entre los hombres. Se caracteriza por un cansancio persistente que no se alivia con el descanso. Las personas afectadas notan un cansancio bastante grave que puede impedirles trabajar, hacer ejercicio y disfrutar de la vida. EL CANSANCIO crónico es una afección mal comprendida y no existe consenso en cuanto a su diagnóstico o tratamiento.

EL CANSANCIO crónico es conocido bajo el nombre de encefalomielitis myalgique (EM) o síndrome del cansancio crónico y disfunción inmunitaria (SFCDI).

Causas del cansancio crónico

Hasta hace poco, a las personas que presentaban los síntomas del cansancio crónico se les decía que la enfermedad estaba “en su cabeza”. Ahora, esto ya está reconocido como una afección médica real.

Las causas exactas son desconocidas, parece que se pone en marcha por un gran número de factores. Las infecciones virales, una predisposición genética, toxinas medioambientales y reacciones inmunitarias, son causas posibles de esta afección.

El cansancio persistente ha sido atribuido a un virus llamado virus Epstein-Barr (virus responsable de la mononucleosis), pero este lazo no está probado en el plano científico y el virus no se considera como una causa potencial.
Las investigaciones actuales están orientadas a buscar anomalías a nivel de ciertas hormonas, más específicamente el cortisol (la hormona del estrés) y las hormonas sexuales femeninas.

Para ciertas personas, una cirugía, una herida en la cabeza u otro traumatismo pueden poner en marcha el cansancio crónico. Ciertas medicinas, particularmente benzodiazépines, betabloqueantes, sedantes, antidepresivos y un consumo excesivo de antibióticos, pueden provocar el cansancio.

Te puede interesar:  Remedios naturales para los golpes: contusiones, moretones, hematomas

No hay una sola causa para el cansancio crónico, sino más bien un conjunto de factores. La actividad física y el estrés físico o psicológico, parecen agravar el cansancio crónico. Investigaciones más profundas son necesarias con el fin de determinar las causas y permitir comprender mejor esta afección desconcertante.

Síntomas del cansancio crónico y complicaciones

El síntoma característico es un cansancio extremo que viene, por lo menos, desde seis meses atrás. Los afectados por cansancio crónico se sienten, constantemente, agotados.

Los síntomas más frecuentes son:
· Fiebre ligera.
· Dolor de garganta.
· Dolor en el cuello e hinchazón de los ganglios linfáticos..
· Debilidad muscular y dolores articulares.
· Dolor de cabeza.
· Problemas de memoria y concentración.
· Trastornos del sueño.

Los problemas de concentración y memoria se manifiestan a menudo. Una persona afectada puede presentar confusión mental, tener perdidas de memoria a corto plazo y ser incapaz de concentrarse en sus actividades acostumbradas. Problemas gastrointestinales, insomnio y una temperatura corporal anormal son también señales en muchos casos.

Cansancio crónico síntomasLos síntomas pueden ser bastante graves e impedir que las personas trabajen normalmente, provocando bajas por enfermedad y períodos prolongados de descanso en la cama. Los síntomas del cansancio crónico pueden durar varios años, no obstante los del principio son los peores. El nivel de energía de ciertas personas jamás vuelve a la que tenían anteriormente. En los momento de períodos de estrés físico o psicológico, los síntomas tienden a reaparecer.

Diagnóstico del cansancio crónico

Los médicos se basan en los síntomas para establecer un diagnóstico. Antes había que esperar seis meses para dar un diagnóstico, ahora ya no es necesario. En lo sucesivo, el médico puede establecer el diagnóstico si nota la presencia de un cansancio inexplicado e incapacitante y, por lo menos, un síntoma de los siguientes (ver más abajo).

Consideramos que hay cansancio inexplicado cuando un examen físico completo y pruebas médicas excluyen la presencia de otras afecciones que pudieran provocar el cansancio.

El diagnóstico de cansancio crónico exige la presencia neuroinmune de un “agotamiento después del esfuerzo”. Esto significa que se experimienta un cansancio inexplicado e incapacitante como consecuencia de actividades simples necesitando un día, o más, para recobrar la energía.

Te puede interesar:  10 consejos para llevar un embarazo saludable

Este cansancio se acompaña, por lo menos, de un síntoma de cada una de las tres categorías siguientes:
· Problemas neurológicos: por ejemplo, pérdida de memoria a corto plazo, dificultad para concentrarse o pensar, dolor, sueño no reparador, dificultad para concentrar la visión, sensibilidad a la luz o al ruido, problemas de percepción de la profundidad, debilidad muscular y mala coordinación.
· Problemas que afectan el sistema inmunitario, estómago o vejiga: por ejemplo, síntomas parecidos a la gripe, náuseas, sensibilidad a productos alimentarios, necesidad frecuente de orinar.

Tratamiento del cansancio crónico y prevención

Aunque por el momento no hay tratamiento recomendado, es importante tranquilizar a la persona afectada explicándole que su situación mejorará con el tiempo. Es difícil predecir cuándo y en qué medida una persona que sufra de cansancio crónico mejorarará, ya que esto varía mucho de una persona a otra.

Una terapia cognitiva del comportamiento y del ejercicio físico (con suavidad al principio), parece ser beneficioso. El médico propondrá un cierto número de tratamientos con vistas a eliminar los síntomas particulares. Serían los siguientes:
Intervenciones médicas y medicinas.
Tratamientos no convencionales.
Psicoterapia (terapia cognitiva del comportamiento).
Modificación del modo de vida.

Dado que ninguna medicina dio prueba de poder curar el cansancio crónico, son utilizadas sólo para tratar algunos de sus síntomas.

Para la depresión, el antidepresivo ISRS (los inhibidores selectivos del recaptation de la serotonina, particularmente paroxétine* o el sertraline) o ATC (los antidepresivos tricycliques, tales como el amitriptyline y el imipramine), pueden ser empleados.

Contra la ansiedad ansiolíticos como el lorazépam, pueden ser utilizados. Los somníferos, como el zopiclone, pueden ser utilizados para tratar ciertos trastornos del sueño. Antiinflamatorios no esteroideos (el AIN), son prescritos contra el dolor de cabeza, fiebre y dolores en general.

EL CANSANCIO crónico puede reabsorberse, a veces, espontáneamente. Las medicinas deben ser puestas a prueba durante períodos cortos, luego interrumpidas, y el estado del paciente debe ser reevaluado antes de proseguir el tratamiento medicamentoso.

Fatiga cronica tratamiento natural

Ciertas personas prueban tratamientos alternativos, particularmente masajes, acupuntura, hierbas medicinales y suplementos alimentarios.

Te puede interesar:  Los mejores remedios caseros para la caspa: tratamiento, eliminar naturalmente

Las hierbas medicinales utilizadas por ciertas personas afectadas por cansancio crónico, comprenden el astrágalo, el aceite de semillas de bourrache, el bromélie, el consoude, la equinácea, el ajo, el ginkgo biloba, el ginseng, el aceite de prímula, el quercétine, el corazoncillo y el extracto de seta Shiitake.

El valor de estas medicinas alternativas es incierto. Salvo algunas excepciones, su eficacia no ha sido establecida para el tratamiento de los pacientes que sufren de cansancio crónico. Muchas personas consideran que como se trata de hierbas medicinales “naturales”, estos productos no tienen ningún peligro. Esto no siempre es verdad: además de contener un compuesto activo que puede tener propiedades medicinales, las preparaciones no refinadas de vegetales también comprenden otras sustancias que pueden ser perjudiciales. El consoude y dosis elevadas de ginseng, por ejemplo, tienen efectos perjudiciales bien conocidos. Además, las hierbas medicinales y los suplementos alimentarios pueden interactuar con otras medicinas o provocar efectos secundarios. Antes de tomar remedios alternativos es importante preguntar a un médico o farmacéutico cuáles son los productos, sin peligro, que más convienen.

La psicoterapia es otro método que puede ser útil para las personas afectadas y su familia, con el fin de ayudarles a superar los síntomas. Una terapia cognitiva del comportamiento puede contribuir a aliviar el desamparo, disipando las preocupaciones del paciente respecto al cansancio crónico y respecto a los efectos sobre su vida personal y profesional.

Una modificación de las costumbres de vida (ejercicio y modo de vida) pueden también ser recomendadas. La falta de ejercicio puede exacerbar la debilidad física. Un programa progresivo de ejercicios puede contribuir al restablecimiento de una parte de la energía y resistencia. Por “progresivo” entendemos un principio suave cuya intensidad aumenta poco a poco.

También es importante aprender a administrar bien el nivel de energía. Por ejemplo, un surmenage durante los períodos de buena salud, puede favorecer la reaparición de los síntomas. Aprendiendo a hacer frente al estrés físico y psicológico es posible evitar la reaparición de los síntomas de cansancio crónico.

Artículos relacionados:
[Total:5    Promedio:3.4/5]
    1. Adolfo 20 junio, 2014
    2. maillot 29 junio, 2014
    3. Jody 30 junio, 2014

    Dejar comentarios