Celulitis

Descripción de la celulitis

celulitisLa celulitis es una inflamación que se produce bajo la piel, atacando tejidos y formando grasa. Las bacterias son el principio de este problema.
La celulitis no es contagiosa. Puede aparecerle a cualquiera, dañando la piel y los tejidos. Las infecciones por celulitis aparecen más frecuentemente sobre piernas, brazos o cara. Las infecciones faciales principalmente aparecen entre los recién nacidos y las personas de edad. Entre los niños un caso de cada doce de celulitis facial provoca una meningitis.
La celulitis aparece bajo diferentes formas. La celulitis periorbitaria sobreviene alrededor de las órbitas. La erisipela es una formación de placas duras y rojas provocada por la bacteria estreptococo. El fascite necrosante es una infección que se produce bajo la piel.

Causas de la celulitis

La celulitis generalmente comienza por un corte de la piel. Un gran número de especies de bacterias colonizan la superficie de la piel y pueden desarrollarse debajo si la barrera se rompe y las deja penetrar. Las bacterias pueden infectar quemaduras y hematomas, así como cortes, rasguños, heridas perforantes. Otros traumatismos que pueden provocar una infección, son:
· Una intervención quirúrgica.
· Tratamientos médicos o quirúrgicos de los dientes.
· Mordeduras por animales o humanos.
Varias bacterias pueden causar la celulitis. El estreptococo y el estafilococo son las dos especies más corrientes. El tipo de bacteria que provoca la infección depende del tipo de exposición, por ejemplo infecciones por corte, mordedura de gato o perro, o haber nadado en agua salada con la piel estropeada.
La celulitis puede aparecer aunque la piel no haya sido dañada. Esta afección  generalmente aparece entre las personas cuyo sistema inmunitario está debilitado. La gente que tiene diabetes, consume alcohol de modo abusivo, toma corticosteroides, o con un sistema inmunitario debilitado, está expuesta a riesgos mucho más importantes de celulitis y generalmente a infecciones más graves.
La celulitis nécrosante (fascite necrosante), es una forma rara pero grave de celulitis provocada por “la bacteria comedora de carne”. Existen dos tipos. La primera es debida a una cepa muy agresiva de un estreptococo del grupo A y puede aparecer en cualquier parte de la piel. El segundo es debido a una infección polimicrobiana por diferentes bacterias que a menudo aparecen cerca del ano, después de una cirugía o un abceso rectal. La celulitis nécrosante comienza con una inflamación roja muy dolorosa de la piel, que se vuelve púrpura y más tarde negra a medida que la piel y los tejidos mueren. En cambio, los riesgos de padecer celulitis nécrosante son muy débiles, excepto si la persona está enferma o su sistema inmunitario está debilitado.

Te puede interesar:  Hipertiroidismo

Síntomas de celulitis y complicaciones

celulitis sintomasLa celulitis comienza a aparecer sobre una pequeña parte de la piel que se pone roja, dolorosa y caliente a la palpación, la mayoría de las veces alrededor de un corte. Generalmente ataca a la parte baja de las piernas pero brazos, manos, pies e ingles también pueden padecerla.
Ciertos tipos de bacterias pueden penetrar en el sistema linfático, la red de vasos y de ganglios que transportan las células que luchan contra las enfermedades y los residuos del organismo. La infección puede entonces propagarse, bajo la piel, a otras partes del cuerpo.
Existe otra forma de celulitis denominada erisipela. En los casos de erisipela, la piel que sufre inflamación se eleva y puede separarse completamente de la capa subyacente. La fiebre aparece un día o dos antes de la erupción cutánea.
Las complicaciones más graves de la celulitis son la meningitis y la septicemia (cuando las bacterias invaden la circulación). Una meningitis puede producirse si la bacteria penetra en el sistema nervioso central (cerebro o médula espinal). La vía más corriente es la órbita. La celulitis que aparece cerca de un párpado se denomina celulitis preseptale. Es a veces responsable de una erupción cutánea que puede provocar  dolor o picores. Si las bacterias alcanzan el lugar donde el ojo entra en contacto con la cavidad orbitaria, se trata entonces de una celulitis orbital. Esta afección que constituye una urgencia médica, provoca fiebre y daño  a la vista. Exige un tratamiento inmediato con el fin de prevenir la meningitis o una lesión del ojo.
Si la infección se propaga en el sistema linfático o la circulación de la sangre, líneas rojas pueden aparecer bajo la piel antes de la manifestación de la erupción principal. Podemos observar síntomas como fiebre, sudores y náuseas.

Diagnóstico de la celulitis

Un médico puede reconocer una celulitis según la apariencia de la piel. El microorganismo responsable puede ser muy difícil de identificar. La identificación exacta no es importante dado que los antibióticos generalmente permiten tratar, eficazmente, la mayoría de los casos de celulitis.

Te puede interesar:  Alcoholismo

Tratamiento de la celulitis y prevención

Varios tipos de antibióticos se prescriben con el fin de tratar la celulitis. El tipo de antibiótico depende de la causa y gravedad de la infección y de la presencia de otras afecciones médicas. Una celulitis no complicada comienza en la inmensa mayoría de los casos a retroceder después de algunos días. Es importante tomar la medicina prescrita aunque los síntomas desaparezcan.

Cuando un tratamiento de antibióticos es instaurado, el médico puede pedirte que te quedes en la cama hasta que la erupción cutánea comience a desaparecer y la fiebre disminuya. Cuando la infección haya comenzado a desaparecer podrás seguir con tus actividades normales.

Una elevación que coloca la región afectada por encima del nivel del corazón, permite reducir el hinchazón y los dolores. Compresas calientes aumentan la irrigación sanguínea y luchan contra las infecciones.
Recientemente, más caso de celulitis y otras infecciones cutáneas han sido asociados con staph aureus resistente al méthicilline (SARM). En otro tiempo, encontrábamos esta bacteria sólo en medios hospitalarios, pero ahora es posible estar expuesto a ella en cualquier entorno. El tratamiento de esta bacteria necesita algunos antibióticos precisos. Tu médico podrá prescribirte el antibiótico apropiado si cree que contrajiste el SARM.

Si los antibióticos no actúan lo bastante rápidos para interrumpir la celulitis nécrosante, la piel infectada deberá ser extraída quirúrgicamente. A veces, una amputación es el único modo de evitar la invasión a otras partes del cuerpo.
Algunos pequeños consejos que te permiten evitar la celulitis:
· Lleva un equipo protector cuando practiques deportes al aire libre: la tierra que penetra en los cortes y rasguños es una causa frecuente de celulitis.
· Escoge ropas de manga larga y pantalón para hacer caminatas en el bosque, con el fin de evitar los rasguños y otras lesiones.
· Abstente de caminar con los pies desnudos cuando sales fuera.
· Evita bañarte cuando tu piel está dañada.
· Lava tu piel con un jabón dulce.
· Límpiate bien los cortes con jabón y aplícate un ungüento antibiótico. Cambia las curas por lo menos una vez al día o tan pronto como estén húmedas o sucias.
· Consulta a un médico en el caso de un corte extenso o infectado o de heridas causadas por un animal.

Te puede interesar:  Diferencia entre intolerancia a la lactosa y alergia a la proteina de la leche de vaca

Artículos relacionados:
[Total:3    Promedio:2.7/5]
4 Comments
  1. Giovana 4 años ago
  2. Laura 4 años ago
  3. Lorenzo 4 años ago
  4. haberleri 4 años ago

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Compartir
+1
Compartir2
Twittear
Pin