Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Dislexia en niños: qué es, causas, tratamiento y tipos de dislexia infantil

¿Qué es la dislexia infantil?

Dislexia en niños

Dislexia en niños

¿Cómo puedes saber si tu hijo es disléxico? Vamos a ver cómo darte cuenta si sufre este tipo de problema en su aprendizaje.
¿Tu hijo tiene problemas para saber cuál es la derecha y la izquierda? ¿Confunde ayer y mañana? En la escuela, ¿copia las letras al revés o confunde algunos sonidos?

Es fundamental que los padres presten especial atención a sus hijos para que se den cuenta si hay problemas de aprendizaje o dislexia.

La importancia de la detección

La dislexia afecta de un 8% al 10% de los alumnos. Se trata de un trastorno cerebral que podría ser genético.

A algunos niños se les puede identificar el problema cuando están en el jardín de infancia. A otros no se les ve hasta que están en la escuela primaria y presentan dificultades en el aprendizaje y la lectura.

Se trata de una situación que debe prevenirse para evitar que el niño sufra algún complejo y tenga problemas en su etapa escolar.

Si los padres sospechan el problema deben actuar llevando al niño a terapia del habla. Esta primera cita con el terapeuta es esencial y deberá realizarse lo antes posible. De esa visita también depende la búsqueda de cualquier prueba adicional (psicomotora, psicólogica…).

Adaptarse a la escolarización

Tras la revisión, los niños disléxicos deben conocer las claves para manejar su problema de aprendizaje. Algunos estudiantes tienen dificultades para avanzar en su aprendizaje ya que están en desventaja por su dislexia.

Se han creado algunas escuelas que ofrecen una enseñanza personalizada a estos estudiantes. En ellas desarrollan sus talentos a pesar de sus dificultades.

¿Cuáles son los síntomas y tratamientos?

Se confunde con las palabras, invierte las sílabas… ¿Y si es disléxico?

Deberás ayudarle en su problema de aprendizaje.

Antoine es inteligente y muy bueno en cálculo. Sin embargo, no puede aprender a leer: se confunde con las palabras, invierte las sílabas… Es disléxico.

Los síntomas de la dislexia vistos de cerca

Si en el jardín de infancia el niño se muestra retraído aparecen las primeras señales de advertencia.

Te puede interesar:  Cómo enseñar a mi hijo a leer y comprender la lectura: técnicas de comprensión lectora

La dislexia trata la dificultad para aprender a leer. Cuando el niño comienza a aprender a leer, puede establecerse el diagnóstico.

Las señales que debemos tener en cuenta:

– Si el niño confunde su derecha y su izquierda, ayer y mañana, arriba y abajo.
– Si el niño escribe la palabra tal y como se vería en un espejo, no ha adquirido el espacio y orientación necesarios. El control del espacio-tiempo es esencial para aprender a leer y escribir.
– Si confunde letras y sonidos, si parece perdido y aunque entienda lo que se le pide, no es capaz de reproducirlo.

A pesar de estos signos, con frecuencia pasan la primaria adecuadamente y será, después, cuando se agrave su falta de atención siendo perezosos y malos estudiantes.

Tratamiento de la dislexia infantil

En 2001 un plan de acción fue creado por el gobierno y llevado a la escuela. Su objetivo: identificar a estos niños a la mayor brevedad posible para apoyarles. También, informar y capacitar a los maestros.

Anne Marie Montarval, presidenta de APEDA, una asociación de padres de niños con dislexia, dijo: “es mejor consultar para nada que ignorar el problema. Un apoyo rápido evitará que el niño permanezca sumido en sus dificultades, que no pueda avanzar a la vez que sus compañeros y sufra por ello”. El diagnóstico lo puede hacer un logopeda o un hospital especializado.

Si el diagnóstico es positivo, el niño puede iniciar la rehabilitación que deberá ser muy regular, “Debe ver a su terapeuta del habla al menos dos veces por semana”, dice Marielle Genot-Delbecque. “Las visitas deben repetirse regularmente. Es común que los problemas persistan si la rehabilitación no se ha hecho bien, o si el niño no coopera lo suficiente”.

Puede ser necesario un año de terapia pero, dependiendo de la gravedad de los casos, la rehabilitación puede ser mucho más larga. En algunos casos graves, si el niño no puede seguir el plan de estudios de la escuela, puede ser aceptado en una clase especializada de las que ya están empezando a surgir.

Ayúdale a recuperar la confianza

Los padres deben ayudar al niño alentándole y ayudándole a descubrir y desarrollar sus talentos para evitar que se desaliente o sienta devaluado.

Los niños disléxicos, a pesar de que son inteligentes, dudan de sí mismos porque no saben de dónde viene su problema. Es por eso que debemos hacerles entender qué es la dislexia. Deberán convertirse en “sus propios abogados” si tienen que enfrentarse a las burlas de sus compañeros.

La dislexia disgrafía: tipos de dislexia

Hace pocos años, la dislexia era poco conocida y rara vez se consideraba en el contexto de la escuela. Hoy en día, padres y maestros han llegado a conocer lo que realmente esconde la dislexia.

A los seis u ocho años la mayoría de los niños aprenden, sin demasiado esfuerzo, a utilizar el lenguaje escrito. Pero, los disléxicos se enfrentan a enormes dificultades para manejar la lectura y escritura.

¿Cómo debería ser definida?

Un niño con dislexia tendrá dificultad con la lectura dentro de la escuela, lo que no significa que sea retrasado mental, ni más frágil psicológicamente, ni más perezoso que otro. Esta dificultad también afecta a la ortografía. Se conoce este problema por disortografía.

Te puede interesar:  Cómo estimular a un niño para que aprenda a hablar

¿Cómo explicarla?

La dislexia se debe a un defecto en la maduración de mecanismo cerebral responsable de lenguaje. Además de los problemas en el aprendizaje de la lectura, la dislexia puede crear problemas en otras áreas: intelectual, escolar y vida cotidiana.

Hoy en día, se considera como un fenómeno biológico relacionado con el estado del sistema nervioso. También, como un factor genético.

¿Cuáles son los primeros signos?

Dislexia en niños tratamiento

Dislexia en niños tratamiento

– A los tres años de edad, el niño tiene mala comprensión del lenguaje. También puede retrasarse en el habla.
– A los cuatro años, en el niño se aprecia un defecto en el habla de ciertas palabras, o dificultad en la estructuración de la historia que cuenta.
– A los cinco años, el niño presenta un retraso anormal en la adquisición del lenguaje.

Sin embargo, incluso si es posible llevar a cabo la detección temprana en la guardería, es difícil darse cuenta de la dislexia antes del sexto año. Es decir, antes de la aparición de sus primeras dificultades en la lectura.

A esta edad, el niño disléxico va a confundir las letras p y q, b y d. También puede invertir las sílabas o tener problemas en la comprensión del texto.

Estos trastornos aparecen, principalmente, en la ortografía (adición u omisión de letras, tachaduras, escritura lenta…). También, a través de su manera de hablar y escribir (inversión de fonemas, estructura, inconsistencia de las ideas cuando es necesario pasar a la escritura), diseño de la lateralidad (confunde la derecha con la izquierda), percepción de figuras y números (discalculia).

El niño también puede presentar dificultades de memoria para ciertas cosas. Sin embargo, puede obtener buenos resultados en áreas que no afectan al lenguaje: deportes y dibujo.

Por otra parte, el niño disléxico suele tener excelentes habilidades matemáticas pero se enfrentará a algunas dificultades porque tendrá que luchar para entender el conjunto de un problema

¿Cómo ayudar a un niño disléxico?

¿Tu hijo es disléxico?  Necesitarás comprensión y paciencia para ayudarle a evolucionar.

9 ejercicios para niños con dislexia

Los padres y maestros tienen un papel importante en el apoyo de un niño disléxico que está obligado a trabajar más que los otros para tener éxito.

Algunas pequeñas “cosas” que requieren tiempo y paciencia puede ayudarle a mejorar su aprendizaje:
– Hacer ejercicios de repetición con el niño disléxico. Leer y trabajar con él las sílabas.
– Leer lentamente con el niño disléxico para que pueda seguir con su dedo lo que lee. Asegúrate que entiende y distingue el significado de cada palabra.
– No le hagas leer en voz alta delante de los demás para que no se sienta acomplejado.
– Ayúdale a coger bien el lápiz.
– Quédate con él y ayúdale. Las tachaduras prueban que el niño controla lo que hace.
– Trabaja con él la escritura y memorización de figuras y números. Puede tender a escribirlos al revés: 09/06, 12/21.
– En las matemáticas explícale mediante dibujos o diagramas, si es necesario, para facilitarle la comprensión del problema.
– Para un mejor aprendizaje deberá estructurar las lecciones.
– Por encima de todo, no le regañes.

Te puede interesar:  7 consejos para estimular el desarrollo de los bebés y los niños

Llevarle rápidamente al ortofonista

Si te preocupan la lectura y escritura de tu hijo debes hacer una evaluación de su terapia del habla.

Se trata de localizar en el niño condiciones familiares, medio ambiente, descripción de la enfermedad, historia de la escuela…, que puedan servir de base para iniciar la rehabilitación.

El examen clínico permitirá poner de manifiesto trastornos (pruebas de lectura, pruebas de audio-fónico, pruebas visuales, pruebas de comportamiento…). Para preparar el diagnóstico de la terapia del habla se sugieren pruebas adicionales de vigilancia (ENT, visita al oftalmólogo, ortodoncista, psicólogo…). Sin diagnóstico no se puede saber qué camino seguir en la rehabilitación.

Hay que recordar que la terapia del habla es un tratamiento real. Su éxito depende tanto de los especialistas en rehabilitación como de la voluntad y esfuerzos del niño, siendo importante el apoyo constante de los padres y su relación con los maestros.

10 consejos para que el niño supere sus dificultades de lectura

Un niño disléxico presenta un trastorno del desarrollo estructural de la lengua escrita que se manifiesta por dificultades en el manejo de la escritura y lectura. Para ayudar a tu hijo a comprender mejor un texto escrito y simplificarle su lectura, aquí hay diez consejos de Odillekapel Golliet, autor de “La dislexia, apoyo en la escuela y en casa”.

Dislexia y dificultades de lectura

En el ordenador, elige una fuente con escritura que sea bien visible como Comic Sans MS. Elige de tamaño 14 como mínimo.

Como fuente: Tahoma. En algunos casos, es necesario dejar un espacio doble entre cada palabra. Las palabras deberán ser escritas en MAYÚSCULAS.

El uso de colores para la gramática

Usa colores en la gramática para destacar elementos a primera vista.
Subíndice visible en el vocabulario
Se colocará a la izquierda.

Utiliza las múltiples posibilidades de procesamiento de textos

Utiliza flechas, logotipos, símbolos, diseños y códigos. Que sean siempre los mismos.

Utiliza los pictogramas y otras codificaciones

Generan automatización.
Copia cada pregunta
La respuesta deberá ir directamente debajo para evitar una exploración visual costosa.

No escribas en las últimas páginas

El alumno disléxico no las mira.

Alivia dificultades visuales y de atención

La hoja de trabajo debe tener el suficiente espacio para las respuestas después de las preguntas.

Numera todas las páginas

Numera las páginas correctamente (de izquierda a derecha empezando por arriba). El estudiante debe acostumbrarse a observar los números de la página.

Escribe las cantidades en números

La lectura de números es más rápida y eficaz que la de palabras.

Artículos relacionados:
[Total:18    Promedio:2.8/5]
    1. Pilar 19 noviembre, 2015
    2. Josefina 6 diciembre, 2015

    Dejar comentarios