Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Dolor de cabeza

Descripción del dolor de cabeza

Dolor de cabeza

Dolor de cabeza

Dolores de cabeza (Cefalea por tensión nerviosa, Migraña, Algie vascular de la cara, Cefalea de la sinusitis).
Los dolores de cabeza son muy frecuentes: la inmensa mayoría de la gente sufre dolores de cabeza en ciertos momentos de su vida. Estos mismos dolores generalmente desaparecen después de un tiempo o con la ayuda de analgésicos suaves. Los dolores de cabeza representan un inconveniente temporal, aunque ciertas personas tienen dolores bastante intensos por los que deben consultar a su médico con el fin de obtener alivio.

Los niños también pueden experimentar dolores de cabeza. La investigación indica que antes de la pubertad los dolores de cabeza son más frecuentes entre los chicos, pero que esta tendencia se invierte después de la pubertad. Las mujeres adultas experimientan más dolores de cabeza que los hombres y estos dolores están a menudo vinculados al ciclo menstrual. Con el envejecimiento, las mujeres y los hombres tienen generalmente menos dolores de cabeza y menos intensos.

¿Qué provoca el dolor de cabeza?

Los dolores de cabeza pueden ser por: cefalea por tensión nerviosa, migrañas, cefalea de la sinusitis y algie vascular de la cara. En casos raros, los dolores de cabeza pueden indicar un problema más grave que exigirá curas médicas inmediatas.

Causas del dolor de cabeza

Los dolores de cabeza pueden ponerse en marcha por factores diversos.

El estrés o tensiones prolongadas son las causas más frecuentes. Se trata, entonces, de un cefalea por tensión nerviosa o una cefalea en casco. Casi todas las personas son víctimas del color de cabeza en un momento u otro de su vida. Los músculos del cuero cabelludo, cuello y cara se estrechan y contraen, lo que provoca espasmos y dolor.

Diversos factores psicológicos como la ansiedad, el cansancio (el cansancio ocular), el estrés (largos períodos de concentración), lo mismo que ciertos factores de tensión en el cuello (como consecuencia de un trabajo prolongado delante del ordenador) a menudo son los factores que ponen en marcha las cefaleas por tensión nerviosa.

Tipos de dolor de cabeza

Las migrañas son generalmente más intensas y pueden provocar una pérdida de las funciones. No conocemos la causa de las migrañas, pero sí de ciertos disparadores. Estos comprenden cambios hormonales (durante el ciclo menstrual). Ciertos alimentos pueden causar dolor de cabeza, como por ejemplo el chocolate, los quesos envejecidos, bebidas, el vino tinto, además de ello, los olores fuertes, la falta de sueño y el estrés. No es raro que se sufra de dolores de cabeza mixtos que combinen la migraña y la cefalea de tensión.

Te puede interesar:  La fiebre en niños y adultos: causas, síntomas, valores, cómo controlarla

Las cefaleas de la sinusitis son más raras de lo que creemos. Sobrevienen, a veces, después de una infección de las vías respiratorias superiores, como un resfriado. Además del dolor de cabeza, la gente se queja de congestión o derrame nasal. Las cefaleas de la sinusitis dependen de la presencia de bacterias que invaden e infectan los senos nasales.

Algie vascular de la cara es menos corrientes que otros tipos de dolores de cabeza. Generalmente, sobreviene en ráfagas durante algunos días, algunas semanas o algunos meses, seguidos de períodos largos sin dolor que puede durar desde meses hasta años. Pueden ponerse en marcha por el alcohol, pero su causa es desconocida.
Las cefaleas que evocan “golpes de pico a hielo” se acompañan de dolores intensos durante algunos segundos, sobreviniendo repentinamente y estando muy localizadas.

La causa exacta de estos dolores de cabeza es desconocida y raramente se vinculan a un problema serio de salud.

Síntomas del dolor de cabeza y complicaciones

Las cefaleas por tensión nerviosa generalmente provocan una presión constante que provoca un “dolor lancinante” en toda la cabeza. En la inmensa mayoría de los casos, el dolor se instala y concentra encima de los ojos. Una sensación de opresión aparece en la frente o en la nuca. El dolor puede persistir durante uno o dos días, y los dolores que son ligeros o moderados se acentúan al final del día.

Algie vascular de la cara sobreviene en “racimo” y los dolores persisten de veinte a noventa minutos. Generalmente, comienzan durante el sueño, se limitan a un lado de la cabeza (dolores unilaterales) y pueden ser muy intensos. A menudo, se acompañan de otros síntomas por el mismo lado del dolor de cabeza, como un enrojecimiento del ojo y un lagrimeo, la caída de un párpado, así como congestión y derrame nasal.

La intensidad de las migrañas puede variar de ligera a intensa. A menudo. aparecen en un lado de la cabeza pero pueden alcanzar, a veces, los dos. La duración y la intensidad de los dolores varían mucho de una persona a otra y de una vez a otra. La migraña habitualmente provoca dolores que se presentan en forma de pulsaciones y, a menudo, se acompañan de otros síntomas como náuseas, vómitos, problemas de la vista e hipersensibilidad a la luz, al ruido y a los olores. Un ataque de migraña puede persistir durante algunas horas o algunos días y dura por término medio de doce a dieciocho horas. Son, a menudo, tan intensos e invalidantes que la persona afectada debe abandonar sus actividades diarias normales.

Te puede interesar:  Cuidados inmediatos del recién nacido en casa

Tipos de migrañas

Remedios dolor de cabezaDistinguimos dos tipos de migrañas: la migraña con aura y la migraña sin aura. Antes de la migraña, ciertas personas entran en un período llamado “aura”, que dura de diez a treinta minutos. Durante este período, la gente experimienta confusiones visuales (manchas ciegas, relámpagos zigzagueando y chispas luminosas). El aura generalmente desaparece cuando los dolores de cabeza comienzan, pero puede tener un período de traslapo. A veces, el aura no es seguida de dolor de cabeza, lo más frecuente es que ningun aura preceda al dolor de cabeza.

Síntomas de dolor de cabeza peligroso

Aunque los dolores de cabeza son a veces invalidantes, generalmente no son causados por problemas médicos graves. No obstante, si llega el caso, los dolores de cabeza testimonian un problema más grave. En efecto, una hipertensión muy marcada (superior a 180/110 mm Hg), un accidente vascular cerebral, la presencia de un tumor en el cerebro o un aneurisma del cerebro (un punto débil de la pared de un vaso sanguíneo) pueden provocar dolores de cabeza.

La meningitis (infección de la membrana del cerebro) también puede provocar dolor de cabeza, más particularmente si aparece repentinamente y se acompaña de fiebre, rigidez del cuello y problmas visuales (desdoblamiento de la vista).

Es importante recibir curas médicas urgentes cuando los dolores de cabeza:
· Aparecen de modo súbito y son muy intensos.
· Despiertan a la persona que los sufre o empeoran cuando se tumba.
· Se acompañan de convulsiones, problemas psicológicos y pérdida de conciencia.
· Se acompañan de una incapacidad funcional neurológica (por ejemplo, pérdida de equilibrio, debilidad, entumecimiento o dificultades de elocución) y desdoblamiento de la vista (lo que puede indicar un accidente vascular cerebral).
· Se acompañan de náuseas persistentes y vómitos.
· Se agravan en un período de algunos días.
· Se diferencian de los dolores de cabeza acostumbrados.
· Se asocian con fiebre o rigidez del cuello (lo que puede indicar una meningitis).

Diagnóstico del dolor de cabeza

Cuando los dolores de cabeza son frecuentes e intensos, el médico procede a un examen con el fin de descubrir la presencia de afecciones graves susceptibles de ser mortales (accidente vascular cerebral, meningitis) e instaura, si es preciso, cuidados urgentes. Además, cuando una persona que experimienta frecuentemente cefaleas observa un cambio en la naturaleza de estos dolores de cabeza, es preferible que consulte al médico.

De modo general, los antecedentes del paciente y un examen físico detallado permiten diagnosticar el tipo del dolor de cabeza. Así como las cefaleas por tensión nerviosa son muy corrientes, el médico anota los antecedentes del paciente y plantea cuestiones a propósito del nivel de estrés y de otros factores personales (el trabajo) que pueden poner en marcha los dolores de cabeza. Según su duración y los síntomas conexos, el médico puede establecer el tipo de dolor de cabeza del que se trata.

Te puede interesar:  Sindrome del colon irritable

En ciertos casos, un tomodensitografía o una estampería por resonancia magnética, pueden efectuarse para eliminar las causas graves susceptibles de provocar la cefalea.

Tratamiento del dolor de cabeza y prevención

Así como las cefaleas por tensión nerviosa son provocadas por factores diversos como una tensión en el cuello, estrés y ansiedad, el tratamiento exige, en la medida de lo posible, la eliminación de la situación estresante. La toma de analgésicos vendidos sin receta como el ibuprofeno, y la investigación de medios del descanso con un ajuste de la postura y un régimen de ejercicios, pueden contribuir a aliviar y prevenir los dolores de cabeza.

Algie vascular de la cara reacciona mal a las medicinas de venta libre. Un tratamiento con medicinas bajo receta como el litio, los inhibidores cálcicos (también administrados contra la hipertensión arterial), los esteroides, los antiinflamatorios no esteroideos y ciertas medicinas contra las migrañas, entre otras cosas, pueden ser útiles. Si es que sufres de algie vascular de la cara consulta a tu médico.

Los dolores de cabeza vinculados a una sinusitis aguda generalmente exigen la toma de antibióticos o de otros tratamientos que pretenden eliminar la infección. Una vez la infección es controlada, los dolores de cabeza desaparecen. Durante la duración del tratamiento, la toma de analgésicos vendidos sin receta puede contribuir a aliviar los dolores.

Las migrañas pueden ser tratadas con analgésicos vendidos sin receta como el AAS (el ácido acetilsalicílico), o el ibuprofeno cuando el dolor de cabeza es ligero.
Si los dolores de cabeza son más violentos, una prescripción de medicinas más fuertes será necesaria. Éstas pertenecen a dos grupos distintos:

1) Los tratamientos urgentes: ¿qué tomar?

· Los agonistas de la serotonina triptans (sumatriptan, zolmitriptan).
· El AIN.
· Los antagonistas de la dopamina (métoclopramide, prochlorpérazine).
· Los analgésicos que contienen codeína.
· Los derivados del espolón de centeno (ergotamine).

2) Los tratamientos preventivos:

· Anticonvulsivos como el ácido valproïque, divalproex de sodio, gabapentine y topiramate.
· Antidepresivos como amitriptilina y nortriptilina.
· Bloqueadores de la serotonina como pizotifeno.
· Hipotensoras como las medicinas betabloqueantes (propranolol o métoprolol), candésartan, lisinopril y los bloqueadores de los canales cálcicos (flunarizine y vérapamil).
· El riboflavine (la vitamina B2), la coenzima Q10, el pétasite o suplementos de magnesio.

Artículos relacionados:
[Total:4    Promedio:3/5]
  • Dejar comentarios