Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Remedios caseros para el dolor de muela en niños y adultos

Dolor de muela

Contenido

Remedios caseros para el dolor de muela

Remedios caseros para el dolor de muela

¿Tienes dolor de muela o dolor de diente?

Prueba los mejores remedios naturales y los consejos caseros más eficaces para contrarrestar y aliviar el dolor de muelas y dientes.

Los mejores remedios caseros para aliviar el dolor de muela

Tan pronto como sea posible, es fundamental que consultes a un dentista si sufres dolor de muelas.

Mientras esperas la cita, utiliza alguno de los siguientes remedios naturales para aliviar el dolor de muelas.

Aceite esencial de clavo de olor para aliviar el dolor de muela

El aceite esencial de clavo de olor ayuda a neutralizar el dolor de muelas. Frota la zona que te duele con un poco de aceite de clavo de olor. En el contacto, se puede sentir un ligero cosquilleo. Si el hormigueo es demasiado intenso, añade un poco de aceite vegetal para diluir el aceite esencial de clavo de olor y aplícate la solución en la muela.

Además de aliviar el dolor, el aceite de clavo tiene notables propiedades antibacterianas. De ahí viene su popularidad para tratar el dolor de muelas.

El aceite de clavo contiene eugenol, una sustancia que actúa como anestésico local. Se han realizado varios estudios sobre la eficacia del aceite de clavo de olor como anestésico local.

En un reciente estudio científico de la Asociación Británica de Cirujanos orales y maxilofaciales, el eugenol que se encuentra sobre todo en el aceite de clavo, ha demostrado que alivia el dolor dental. Sin embargo, el aceite esencial de clavo de olor puede causar irritación en algunas personas. El aceite de clavo también es tóxico si se ingiere en grandes cantidades.

Cómo quitar el dolor de muela con clavos de olor

Para aliviar el dolor de muelas y si no cuentas con aceite esencial de clavo, mete unos clavos de olor a tu boca, deja que se ablandan en contacto con tu saliva y aplástalos suavemente entre los molares para que liberen el aceite esencial. Déjalos en la zona dolorida durante media hora.

Cómo quitar el dolor de muela con pasta de jengibre y pimienta de cayena

También puedes preparar una pasta de polvo de jengibre y pimienta de cayena. Mezcla estos dos ingredientes con un poco de agua, remoja esta pasta en una pequeña almohadilla de algodón y deposítala en la zona que te duele. También pues utilizar cada una de las dos especias individualmente porque ambas actúan contra el dolor de muelas. Sin embargo, evita el contacto directo con las encías porque podrían irritarse aún más.

Te puede interesar:  Depresion

Qué tomar para el dolor de muela

Infusión de mirra

Enjuaga tu boca con una infusión de mirra para calmar el dolor de muelas. Esta planta astringente alivia la inflamación además de matar las bacterias. Cocina a fuego lento una cucharadita de polvo de mirra en dos tazas de agua durante treinta minutos. Deja enfriar. Mezcla una cucharadita de la solución en media taza de agua y enjuágate la boca con esta preparación cinco o seis veces al día.

Infusión de menta

Además de ser agradable al paladar, la infusión de menta ayuda a calmar el dolor. Echa una cucharadita de hojas secas en una taza de agua hirviendo durante 20 minutos. Deja enfriar y enjuaga mientras agitas la infusión en la boca antes de escupir o tragar. Repite este proceso tantas veces como sea necesario antes de tu cita con el dentista.

Cómo calmar el dolor de muela con solución de peróxido de hidrógeno al 3%

Remedios caseros para el dolor de dientes

Remedios caseros para el dolor de dientes

Para destruir las bacterias y reducir el dolor dental, enjuaga tu boca con una solución de peróxido de hidrógeno al 3%. Este tratamiento puede aliviar temporalmente tu dolor de muelas si se acompaña de fiebre y mal sabor en la boca, dos síntomas que podrían indicar infección. Sin embargo, al igual que con todos los demás recursos, es una medida temporal a la espera de acudir al dentista. Ten cuidado de no tragar la solución.  Después de escupirla, enjuágate la boca un par de veces con agua corriente.

Cómo calmar el dolor de muela con el agua salada

Diluye una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y enjuágate durante treinta segundos la boca con esta solución salina antes de escupirla. El agua salada actúa como desinfectante en el área del diente enfermo y mejora la hinchazón. Repite el tratamiento tantas veces como sea necesario mientras esperas tu cita con el dentista.

Cómo aliviar el dolor de muela con hielo

Para adormecer el nervio afectado, envuelve un cubo de hielo en una envoltura de plástico y en una tela delgada y aplícalo sobre la zona dolorida durante quince minutos. También puedes aplicar hielo en la mejilla en el sitio del dolor. Asegúrate de que el hielo no esté en contacto con las encías y nunca detengas su movimiento ya que podría causarte un enfriamiento demasiado fuerte con incomodidad o dolor.

Cómo aliviar el dolor de muela con té negro

También se puede aplicar en el diente afectado una bolsita empapada de té negro. Los taninos astringentes del té negro ayudan a aliviar la inflamación y el dolor.

Más remedios para el dolor de muela

Pasta para dientes sensibles

Utiliza una pasta de dientes especial para los dientes sensibles. Este tipo de producto es especialmente eficaz para las personas cuyas encías se retraen porque les alivia el dolor causado por el contacto con alimentos calientes o fríos. En la recesión de las encías, la exposición de la dentina del diente se extiende por debajo del esmalte (zona particularmente sensible).

Utiliza un cepillo de cerdas suaves para el cepillado de los dientes

Utilizar un cepillo de cerdas suaves ayuda a preservar el tejido de las encías y ralentizar el proceso de recesión. Limpia así tu boca para no dañar dientes ni encías.

La acupresión

Con la liberación de endorfinas, hormonas del bienestar, la acupresión puede ayudar a aliviar los dolores de muelas. Presiona el punto dolorido con la base del pulgar y el dedo índice de la otra mano. Mantén la posición durante dos minutos. Advertencia: este ejercicio no debe ser practicado por mujeres embarazadas.

Los alimentos fríos

Los alimentos fríos también pueden ayudar a aliviar el dolor de las encías. Corta un budín de pan o un plátano, mete los trozos en una bolsa de plástico y colócalos en el congelador. Cuando notes malestar, toma un trozo del budín de pan o plátano congelado y mastícalo. Además de la anestesia temporal producida por el frío, el contacto de estos alimentos con la encía crea un ligero masaje que puede ayudar a aliviar el dolor dental.

Te puede interesar:  Trastorno de pánico: causas, síntomas, tipos, tratamiento, ataque

El aceite esencial de manzanilla

Dos veces al día, añade una o dos gotas de aceite de manzanilla en un disco de algodón y aplícatelo. Este aceite tiene un efecto calmante sobre la piel y las membranas mucosas irritadas por los dientes adyacentes.

Cuidado con los alimentos y bebidas ácidas

Evita los alimentos ácidos si notas que te generan dolor de muelas cada vez que los tomas. Los alimentos y bebidas pueden contribuir a una erosión ácida y sensibilidad dental. Entre la lista de alimentos ácidos se incluyen sodas, jugos cítricos y vino.

La importancia de acudir rápidamente a un dentista

Sea cual sea la intensidad de tu dolor de muelas, se acabará antes si consultas con prontitud a un dentista (evitarás el riesgo de infección).

Si no puedes conseguir una cita con rapidez, mientras tanto, pide al farmacéutico que te recomiende un gel anestésico local. Sin embargo, como con cualquier anestésico local, estos geles se deben utilizar escasamente porque duermen las encías. Si se usa demasiado puede ser perjudicial. Puede suceder que los alimentos entren en las vías respiratorias y nada pueda detenerlos. También puedes tomar aspirina o acetaminofeno (Tylenol) siguiendo el consejo del farmacéutico.

Las principales fuentes de sensibilidad con dolor de muelas

Dolor de muelas y caries dental

La caries causa un dolor localizado. El dolor de muelas puede ser el resultado de la acción de bacterias en la boca que se alimentan de azúcar y alimentos con almidón que se adhieren a los dientes y encías. Las bacterias producen ácidos que dañan los dientes. Aparece el dolor si el daño alcanza a un nervio.

La caries dental también puede provenir de problemas internos: desmineralización, menopausia, estrés o mal estado general. Durante la primera etapa de la caries dental, el dolor se siente cuando el diente está en contacto con azúcar, alimentos fríos, calientes, ácidos o al presionar el diente. Sin embargo, si la caries alcanza la pulpa del diente, el dolor se hace continuo y pulsátil, es decir, sigue las pulsaciones de los vasos sanguíneos.

Ulcera bucal cerca de los dientes o las encías

El dolor de muelas también puede deberse a lesiones en la boca, con o sin fondo blanco crema, delimitadas por un borde rojo.

La gingivitis

En el caso de la gingivitis, las encías se enrojecen o palidecen y están frágiles e hinchadas. El movimiento de la lengua o faringe aumenta la sensación de dolor.

La periodontitis

La periodontitis tiene los mismos síntomas que la gingivitis. También puede deberse a un aflojamiento del diente sano con una regresión del hueso alveolar.

Frío o calor en los dientes

Remedios para el dolor de muela

Remedios para el dolor de muela

¿Sientes dolor si muerdes un cono de helado o tomas una cucharada de sopa caliente?

Si tienes los dientes sensibles, las terminaciones nerviosas se estimulan por los cambios bruscos de temperatura o los alimentos dulces. Incluso respirar aire frío puede causar dolores punzantes.

¿Puedes beber agua fría con cubitos de hielo? Si la respuesta es no, es posible que sufras de un problema de sensibilidad dental. Habla con tu dentista.

Es cierto que puedes sufrir dolor dental por razones distintas, e incluso se puede producir una sensibilidad dental temporal. El dolor de muelas también puede aparecer por una obturación que se desprendió, una grieta en un diente o por sinusitis. Cualquier infección en la raíz causa dolor.

Retracción de las encías

Normalmente, la encía cubre la raíz del diente. En la mayoría de los casos de sensibilidad dental aparece el dolor como resultado del desgaste del cemento o la capa externa de la raíz del diente o la parte inferior del diente.

Encía retraída

Si se retraen las encías, una cierta parte de la raíz puede quedar expuesta y desgastarse. La retracción de las encías se produce gradualmente, pero puede verse agravada por la enfermedad de las encías. Si notas delante del espejo, por ejemplo, que tus sus dientes se ven más largos y muestran una pequeña muesca en el borde de las encías, acude al dentista para que te examine la boca.

Te puede interesar:  Dieta Dukan paso a paso para adelgazar: cómo funciona, fases, menú, gratis

El cepillo de dientes no debe ser demasiado duro

Si se ejercita un fuerte movimiento de ida y vuelta en los dientes, o si el cepillo de dientes es duro, no hay duda de que afectará el exterior de tus dientes. Posiblemente te dañará el esmalte que cubre la corona del diente que cubre las raíces.

Para averiguar si puedes dañar tus dientes con el cepillo, evalúa tu técnica con un dentista o higienista dental. Cepíllate delante de él y muéstrale lo que haces cada vez que te cepillas.

Dieta demasiado ácida

Como se explicó anteriormente, las cubiertas externas de los dientes también pueden verse atacadas por la acidez de ciertos alimentos y bebidas. Procura comer menos alimentos ácidos y toma las bebidas ácidas con una pajita para reducir el contacto con los dientes. En resumen, evita todos los alimentos que dañan los dientes.

El blanqueamiento de los dientes también puede causar dolor de muelas

Quizás quieras blanquear los dientes con un producto nuevo y, a la larga, te produzca dolor.

Algunas personas notan que sienten alivio con la pasta para dientes sensibles. Enséñale a tu dentista la pasta dental que utilizas. Identificará la fuente y corregirá el problema.

Acude a tu dentista

Trata de aliviar el dolor pero, a continuación, pide ayuda a tu dentista. Enjuaga tu boca con agua tibia y utiliza suavemente el hilo dental si algunos restos de comida se han quedado atascados entre tus dientes. No frotes las encías con aspirina o similar porque se pueden quemar los tejidos.

Ante cualquier duda, consulta inmediatamente a tu dentista. El dolor es una señal de advertencia, especialmente cuando es intenso y repentino. También puede deberse a una infección.

El dolor puede estar relacionado con una infección

El dolor y la inflamación pueden indicar la presencia de una infección local que debe ser tratada sin demora. Mantén el área lo más limpia posible y atenúa el dolor con un enjuague de agua tibia con sal. Llama a tu dentista y pídele una cita tan pronto como sea posible para identificar el origen, la causa del dolor y los pasos a seguir.

Rechinar de dientes

Si a menudo te despiertas con la mandíbula latente o dolor de cabeza, es posible que aprietes los dientes mientras duermes. Apretar los dientes durante períodos prolongados puede contribuir a su desgaste. Afortunadamente, hay una solución simple para este problema: tu dentista puede prepararte un aparato bucal que proteja los dientes durante el sueño.

Una mala higiene dental puede causar dolor de muelas

Debes cepillarte los dientes, usar hilo dental todos los días y acudir regularmente al dentista. Una buena higiene oral es esencial para prevenir las caries, evitar que las encías se retraigan y evitar la sensibilidad dental y el dolor de muelas.

Consejos para mejorar la prevención de la caries dental y el dolor de muelas

  • Cepíllate los dientes después de cada comida y utiliza hilo dental.
  • Cuida tu dieta y bebe mucha agua.
  • Reduce el consumo de azúcar.
  • Mastica bien los alimentos.
  • Sigue las recomendaciones de la Asociación Dental para asegurarte de tener una buena higiene.
  • Visita a tu dentista por lo menos una vez al año para que te haga una limpieza de dientes y un examen oral. Tu dentista determinará la próxima cita.

Acceso a la atención dental para el dolor de muelas

El cuidado dental puede ser muy costoso. Algunas clínicas dentales y servicios de salud pública pueden decirte dónde encontrar clínicas gratuitas para niños, adolescentes, ancianos, adultos de bajos ingresos, inmigrantes y refugiados.

Algunos programas provinciales de asistencia social y apoyo a la familia incluyen disposiciones para el cuidado dental. Podrás visitar al dentista que se elija por poco o ningún costo (no incluye todos los servicios). Además, las escuelas dentales ofrecen atención subvencionada.

Conclusión sobre el dolor de muelas

Acude al dentista tan pronto como sea posible para aliviar el dolor de muelas. Estos remedios naturales te pueden dar alivio temporal, pero tu dentista deberá identificar la causa de tu dolor. Hay muchas probabilidades de que necesites tratamiento.

Tu problema aumentará si no sigues el tratamiento recomendado por tu dentista.

Artículos relacionados:
[Total:1    Promedio:5/5]
  • Dejar comentarios