Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Remedios para la tortícolis, aliviar y curar el dolor en el cuello

Remedios para la tortícolis

¿Qué es la tortícolis?

Remedios para la tortícolis

Remedios para la torticolis

La tortícolis es un bloqueo que aparece después de un movimiento brusco o una posición incorrecta durante la noche. Este bloqueo provoca una contractura dolorosa de los músculos del cuello. Es muy desagradable a pesar de que desaparece espontáneamente después de unos días (nuestras abuelas dicen 3, 6 ó 9 días). Lo mejor es aliviarla rápidamente.

Todos hemos llegado a tener un dolor casi insoportable en el cuello al despertar o después de un ejercicio vigoroso. La tortícolis afecta principalmente al músculo grande del cuello, el músculo trapecio o el ángulo en el omóplato. Afecta con más frecuencia a las mujeres que a los hombres.

¿Cuánto dura?

Esto es relativo, depende del tipo de contractura y del tratamiento que se le de, puede durar desde unas horas, hasta varios días. Puede ser sintomático y durar el dolor varios días. También provoca contracciones musculares violentas.

El tipo congénito está causado por la posición del niño en el útero, pero veamos específicamente el tipo denominado “habitual” que se produce regularmente al despertar como consecuencia de una posición inadecuada durante la noche.

Remedios caseros para la tortícolis

Podemos utilizar algunos remedios de la abuela que han demostrado ser eficaces para tratar la tortícolis.

Lo primero que hay que hacer al despertar con tortícolis es:

  • Una ducha o un baño caliente alivian rápidamente el dolor.
  • Si el olor persiste, utiliza un secador de pelo para calentar la zona dolorida, relajar el músculo y curar la tortícolis.
  • Los aceites esenciales, y especialmente los que se diluyen en al menos 50% de estragón, tienen propiedades terapéuticas. Puedes mezclarlo con otros aceites vegetales.
  • Trata de mover suavemente el área dolorida. Sentada, mueve gradualmente la zona con movimientos de lado a lado y hacia adelante.
Te puede interesar:  El estrés y la homeopatía: en casos de ansiedad

Para tratar una tortícolis

  • Coge una hoja de col, pasa por encima un rodillo, caliéntala y colócala en la zona dolorida.
  • Haz fricciones con tintura de árnica. Es el mejor método para deshacerse rápidamente de tortícolis.
  • Para aplicarte el remedio más eficaz y rápido del mundo, toma un puñado de orégano fresco y colócalo en una toalla pequeña, guante o lo que encuentres. A continuación, pon agua a hervir en una olla y cuando el agua alcance la temperatura adecuada, coloca la pequeña bolsa en la parte superior de la tapa para que se caliente. Cuando consideres que la temperatura es lo suficientemente alta, coloca la bolsa de orégano en la parte que te duele y espera diez minutos. Verás como el dolor de tu tortícolis desaparece poco a poco.

¿Cómo curar la tortícolis?

Como aliviar la torticolis

Como aliviar la torticolis

Se pueden utilizar viejos remedios de la abuela en lugar de productos de farmacia para la tortícolis.

Utiliza el orégano para relajar un cuello rígido. Además de ser bueno en la cocina, se utiliza a menudo para los tratamientos.

El orégano tiene muchas virtudes incluyendo la de calmar el dolor muscular. Preparación de un remedio para la tortícolis:

  1. Pon agua a calentar en una cazuela. Coloca la tapa sobre la olla.
  2. A continuación, mete orégano fresco en una pequeña bolsa de tela. Puedes utilizar un trapo si no tienes una bolsa de tela.
  3. Una vez que el agua esté caliente, coloca la bolsa de orégano sobre la tapa de la cacerola y deja que se caliente.
  4. Retira la bolsa y colócala donde te duela.

Es un remedio muy eficaz. Sentirás menos dolor después de diez minutos.

Algunos movimientos para aliviar la tortícolis

  • Evita los movimientos bruscos y estirar el cuello en exceso.
  • Haz movimientos lentos (izquierda-derecha, inclínate a la derecha, inclínate a la izquierda, arriba y abajo) procurando inspirar antes del movimiento y exhalar durante el movimiento.
  • Eleva los hombros lentamente. Inspira y deja caer los hombros.
  • A continuación, extiende lentamente la cabeza hacia abajo, envolviendo la columna vertebral (haz este movimiento mientras estés sentado, el brazo a lo largo de las piernas).
  • Haz estos movimientos varias veces muy lentamente (excepto al soltar los hombros).
Te puede interesar:  Remedios caseros para el dolor de cabeza en el embarazo

Cataplasmas naturales para relajar la tortícolis

  • Coge una hoja de col, ten cuidado de no utilizar el núcleo, aplástala con un rodillo y caliéntala con una plancha. Te sentirás mejor en poco tiempo.
  • Masajea la zona dolorida con una mezcla de aceite de alcanfor y ajo prensado.
  • Si la tortícolis se debe a un derrame cerebral, una contusión, una caída o un músculo magullado, hazte fricciones con tintura de árnica (consulta con tu médico o farmacéutico).
  • Aplícate un linimento si la tortícolis está causada por el frío.

Remedio milagroso para la tortícolis

Como curar la torticolis

Remedios para la torticolis del cuello

Hay una serie de remedios infalibles transmitidos de generación en generación para calmar rápidamente la tortícolis:

  • Calienta agua en una olla.
  • Coge un puñado de orégano fresco y mételo en una bolsa pequeña, guante o trapo.
  • Cuando el agua esté caliente, coloca la bolsa sobre la tapa de la cacerola para que se caliente.
  • Coloca caliente la bolsita de orégano en la zona dolorida. La contractura y el dolor disminuirán en diez minutos.

Pequeños trucos que no se deben pasar por alto para aliviar la tortícolis

La tortícolis es dolorosa pero existen remedios para aliviarla.

Primer remedio: el calor

Dolor del cuello

Remedios efectivos para la torticolis

De los siguientes, utiliza el método que prefieras para suministrar calor a la zona dolorida.

  • Prepárate un baño a 38 o 39 ° (no es la solución más económica).
  • Utiliza compresas calientes. Mete un paño humedecido en el microondas durante un minuto.
  • Prepara una botella con agua caliente aunque es molesto sujetarla cuando se tiene tortícolis.
  • Las cataplasmas de hojas de repollo te ayudarán a relajar los músculos. Te aconsejo que te coloques en una posición cómoda con un cojín y una bufanda alrededor del cuello durante treinta minutos.

El calor y el descanso te aliviarán en menos de una semana.

Segundo remedio: las plantas

Además de darte calor, puedes probar las fricciones con aceite esencial de romero alcanfor.

Te puede interesar:  Trastorno bipolar

También, el aceite de masaje de Nigella. La Nigella es una planta con mil virtudes. Descubre sus muchos beneficios con propiedades antiinflamatorias.

Los masajes en gel de Aloe Vera. El Aloe Vera es una planta con virtudes reconocidas. Estas plantas son antiinflamatorios naturales y no están contraindicadas para tu estómago. Son baratas (entre 2,99 y € 7,20) y se utilizan para muchas otras cosas. Aplícalas sobre tu cuello una o dos veces al día hasta que sientas alivio.

Tercer remedio: la arcilla

La arcilla verde es un producto milagroso que absorbe las toxinas y facilita las curaciones. Es, entre otros, antiinflamatoria y relajante.

Se recomiendan las compresas tibias de arcilla verde o blanca (aplícala una vez al día). Se puede dejar la compresa quieta en un lugar o utilizarla para masajear.

Cuarto remedio: la alimentación

Ayuda a tu cuerpo con el consumo de alimentos relajantes y antiinflamatorios como:

  • El ajo (preferentemente crudo).
  • Las vitaminas B y E (aceites vegetales, cereales, productos lácteos, té verde).
  • El agua enriquecida con magnesio.

No olvides consultar a tu médico o farmacéutico.

Artículos relacionados:
[Total:1    Promedio:5/5]
  • Dejar comentarios