Verrugas

Descripción de las verrugas

verrugasLa verruga es una lesión cutánea de origen viral causada por el virus del papiloma humano (VPH). Las verrugas son extremadamente frecuentes y afectan a cerca del 25 % de la población en un momento dado. Afortunadamente para estas personas, padecer verrugas, la mayoría de las veces, no es un peligro. Son causadas por un virus y son muy contagiosas, no obstante.
Las verrugas crecen en cualquier lugar sobre la piel. He aquí seis tipos censados con arreglo a sus características clínicas:
· Las verrugas vulgares y más bien abolladas, aparecen la mayoría de las veces sobre las manos y los dedos (normalmente en niños).
· Las verrugas planas, pequeñas y lisas, forman racimos sobre cara, piernas o manos.
· Las verrugas plantares son las que aparecen sobre la planta del pie.
· Las verrugas filiformes salen alrededor de ojos, cara y cuello.
· Las verrugas ungulares y subungulares, se sitúan sobre el contorno de las uñas o bajo ellas (frecuente entre las personas que se comen las uñas.
· Las verrugas genitales, condiloma acuminés, afectan a los órganos sexuales.
No olvides que ciertas verrugas pueden volverse cancerosas y que algunos cánceres de piel pueden parecerse a verrugas. Pídele siempre a tu médico que las examine. Además, cuanto antes una verruga sea tratada, más fácil será destruirla. No retrases el momento del tratamiento.

Causas de las verrugas

Consideramos que setenta cepas distintas de VPH pueden causar verrugas. Estos virus están sobre la piel y cuando el sistema inmunitario de una persona está debilitado (por ejemplo, por una afección o por medicinas), se corre un riesgo más grande de contraer el virus. Un corte simple basta para que el virus se infiltre en el organismo y provoque la aparición de verrugas vulgares, plantares o planas. Evita andar con los pies desnudos en lugares públicos, porque es una costumbre que te expone a contraer verrugas. El condiloma genital constituye una variedad de verrugas que plantean un problema más serio, ya que son las más contagiosas. Se transmiten por contacto sexual directo y puede pasar mucho tiempo antes de que desaparezcan.

Te puede interesar:  Fibromialgia

Síntomas de las verrugas y complicaciones

Es generalmente fácil ver verrugas o detectarlas con la palpación. Llaman la atención las personas, a las que infectan, con excrecimientos anormales, hinchazón u otro cambio raro en la piel. Las verrugas plantares y el condiloma genital ponen en marcha síntomas más particulares y constituyen los tipos más preocupantes de verrugas:
· Las verrugas plantares se parecen a callosidades. De un aspecto llano, crecen en profundidad bajo la epidermis y pueden causar dolor al caminar. Son amarillas o marrones y están salpicadas, a veces, por nódulos grises oscuros pequeños.
· Las verrugas genitales son a menudo pequeñas y llanas. Pueden ser rosas, blancas o grises. Forman crecimientos que recuerdan la textura de las ramas de la coliflor cuando se agrupan entre ellas. Estas verrugas pueden crecer sobre los órganos sexuales tanto externos como internos, incluido ano, vagina, uretra y cuello uterino. El condiloma genital aparece también en la garganta si el contacto sexual oral tiene lugar con una persona infectada.
La inmensa mayoría de las infecciones en VPH afortunadamente no se vuelven cancerosas. Ciertas cepas de VPH han sido asociadas con cáncer del cuello uterino, vulva, ano y más raramente con cáncer de pene. Cuando las complicaciones sobrevienen, son a menudo el condiloma genital el que las ocasiona. Las verrugas también pueden causar numerosos problemas durante el embarazo. Pueden volverse más voluminosas, interferir en la emisión de orina y hasta causar una obstrucción durante el parto. Algunas veces, aunque no con frecuencia, el bebé se desarrolla con verrugas en la garganta si su madre tiene condiloma genital. Es importante, por esta razón, que las mujeres se sometan regularmente a un frotis vaginal, sobre todo si pasaron una infección VPH o condiloma genital.

Diagnóstico de las verrugas

causas verrugasSi observas crecimientos anormales, hinchazón o transformaciones cutáneas, se acompañen o no de picor, dolor o hemorragia, deberás pedir cita a tu médico. Normalmente, basta con que el médico efectúe un examen físico rápido para poder diagnosticar las verrugas. El examen físico le permite a tu médico distinguir una verruga de otros problemas cutáneos tales como lunares, callosidades, cuernas, acrochordons o cáncer. Con el fin de diagnósticar, adecuadamente, el condiloma genital puede que el médico tome un fragmento de tejido (biopsia). Los métodos de análisis disponibles en laboratorios son útiles para diagnosticar ciertas cepas de VPH y determinar si la infección es susceptible de volverse cancerosa.

Te puede interesar:  Aborto espontáneo en la adolescencia: causas, síntomas y consecuencias

Tratamiento de las verrugas y prevención

Hay muchos tratamientos eficaces contra las verrugas, desde las cremas hasta el tratamiento laser. Tu médico determinará qué tratamiento es el que mejor se adapta al tipo de verruga que tienes.
En el caso de verrugas vulgares: estas verrugas a menudo responden a las preparaciones tópicas que puedes conseguir de venta libre, como el ácido salicílico y el ácido láctico que actúan sobre  la piel infectada. La crioterapia, con nitrógeno líquido, es también otra posibilidad.

En el caso de verrugas plantares: estas verrugas son a veces difíciles de eliminar y habitualmente exigen una solución concentrada de ácido salicílico. Tu médico podría acudir a un tratamiento con laser o con nitrógeno líquido (crioterapia), contra las verrugas plantares extremadamente rebeldes.
En el caso de condiloma genital: entre los tratamientos utilizados para destruir el condiloma genital, encontramos los productos siguientes:
· El ácido trichloroacétique a ATC. Uno de los tratamientos más de moda contra las verrugas. Los resultados habitualmente se manifiestan desde la primera o segunda aplicación.
· La solución podophylline (20 %). Las mujeres embarazadas no deberían utilizarlo dado que puede provocar malformaciones congénitas en los bebés.
· La crema de 5-fluorouracil (5 %). Se trata de una medicina poderosa y deberás seguir, cuidadosamente, los consejos de tu médico cuando utilices este producto. Las mujeres embarazadas no deben utilizar este tratamiento.
· Las inyecciones de interferón. En este tratamiento tu médico inyecta una sustancia química llamada interferón directamente en cada verruga.
· Imiquimod en crema. Un tratamiento en forma de crema indicado contra las verrugas genitales. Utilízalo siguiendo los consejos de tu médico.
· La crioterapia o el galvanocautérisation. Es un tratamiento que hiela las verrugas con el fin de eliminarlas. El otro, las quema.
· El tratamiento laser. Es un método que elimina eficazmente las verrugas particularmente rebeldes.
Existe una vacuna contra las verrugas genitales destinada a la población femenina entre nueve y cuarenta y cinco años, y a la población masculina entre nueve y veintiseis años, con el fin de conferirles una protección contra los cuatro tipos corrientes de VPH. El VPH, o virus del papiloma humano, es un virus sexualmente transmisible que puede causar cáncer de cuello uterino, condiloma  genital y muchos otros problemas de salud. La vacuna protege cerca del 90 %, contra los tipos de VPH. Previene también la infección por los tipos de VPH en un 70 % de los casos de cánceres del cuello de útero. Existe también otra vacuna anti-VPH que confiere una protección contra dos tipos de VPH que causan el 70 % de todos los casos de cánceres del cuello uterino, pero no contra las cepas de los tipos de VPH que causan las verrugas genitales.
A excepción del condiloma genital o verrugas plantares, un gran número de verrugas desaparecerán sin ningún tratamiento. No obstante, si las encuentras molestas, tu médico podría prescribirte la crioterapia que consiste en utilizar el frío en forma de nitrógeno líquido para helar las verrugas.

Te puede interesar:  La gripe

La destrucción de una verruga necesariamente no elimina el virus incriminado. Por consiguiente, con el fin de prevenir la propagación del virus, es importante evitar contactos con los focos de infección. Evita tocar las verrugas de alguien y no pasees con los pies desnudos sobre superficies húmedas fuera de tu casa. Más importante todavía, puedes prevenir el condiloma genital usando preservativo durante el acto sexual. Si se te diagnostica condiloma genital, informa a tu compañero actual o al anterior, con el fin de que sea convenientemente examinado y tratado y no deje de hacerse unos exámenes post-terapéuticos de vigilancia.

Artículos relacionados:
[Total:25    Promedio:3/5]
    1. Johanna 15 junio, 2014

    Dejar comentarios