Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Niños mentirosos: qué hacer con un hijo mentiroso

✅ Niños mentirosos

Niños mentirosos

Niños mentirosos

Todos los niños pueden mentir. Cuando mienten en repetidas ocasiones, es difícil para los padres confiar en ellos. ¿Qué causa este tipo de comportamiento? ¿Cómo hacer frente y cómo comportarse para evitar que el niño se convierta en un mentiroso?

Un niño está mintiendo cuando esconde o disimula la verdad voluntariamente. Se debe distinguir la fantasía de la realidad. Según estudios científicos, alrededor del 15% de los niños mienten deliberadamente. Todo depende de su desarrollo intelectual. A partir de los 6 años, el niño se dará cuenta de sus mentiras. Antes de esa edad, es difícil.

Entre los 2 y 4 años

Los niños, a menudo, inventan historias y llenan sus sueños de fantasías. Les gusta la fantasía y mienten o encubren la verdad proyectando un deseo. Los niños de esta edad  no perciben la diferencia entre fantasía, imaginación y realidad. A veces dicen mentiras sin darse cuenta.

Entre los 4 y 7 años

Estos niños todavía tienen dificultades para distinguir la realidad de la fantasía. No son capaces de medir el impacto de sus mentiras, ni entender la relación entre causa y efecto ante algunos actos. También, creen que no van a ser regañados si se produce un evento del que no son responsables.

De 6 a 7 años

Los niños han formado sus propios códigos y distinguen mejor la fantasía de la realidad.

Los adolescentes

Buscan su identidad y quieren experimentar diferentes situaciones, adoptar diversas conductas, romper las reglas establecidas por la sociedad, los códigos de anulación de la familia y el desprecio de la patria potestad.

Los especialistas creen que este paso es inevitable y necesario para el desarrollo del adolescente. Una especie de pasaje. Sin embargo, es importante que los padres traten abiertamente el tema de la mentira con sus hijos, compartan sus preocupaciones e insistan en que no es concebible ni aceptable que mientan a menudo o sistemáticamente. Los padres deben ser firmes.

Te puede interesar:  Cómo educar a un hijo único siendo madre soltera: criar un hijo sin padre

¿Por qué mentir?

Las razones pueden ser tan diversas como múltiples. La mayor parte del tiempo, los niños mienten para evitar sanciones o consecuencias que puedan derivarse de sus acciones. También, pueden mentir por miedo, en su beneficio, por temor al castigo, para atraer la atención de sus colegas, amigos, familiares… Es una forma disfrazada de afirmar que existen para que nos preocupemos de ellos.

Mentir puede ser un problema importante cuando el niño causa perjuicio a terceros, actúa por venganza pura o egocentrismo, cuando los padres no pueden confiar en él, afecta a las relaciones con los hermanos, algunos miembros de la familia, amigos, compañeros de clase, compañeros del equipo de deporte…

🤥 ¿Qué hacer con un hijo mentiroso?

1 – Más información

Trata de averiguar por qué el niño está mintiendo. ¿Cuáles son sus motivos? ¿Miente para llamar la atención o son otros sus motivos?

2 – Tratar

Una confrontación, incluso acusatorio, puede dar fruto. Por contra, si el niño está mintiendo por miedo o ansiedad, debes escucharle y reflexionar con él sobre su malestar. Trata de entender lo que le perturba en lugar de abrumarle. Sin embargo, no respaldes la mentira repetida y no minimices los hechos.

3 – Fomentar la confianza

Prepara, con confianza, el camino para futuras revelaciones. Tienes que lograr que el niño confíe en ti y te cuente la verdad.

Tranquilízale y pídele que te explique sus motivos.

4 – La confianza es la clave de todo

Dile que esperas que la próxima vez sea honesto. Que merece tu confianza y que sabes que no te va a defraudar nunca más.

5 – Comunícate

Apuesta por la comunicación. Esto es importante, sobre todo, cuando se presencia una mentira. Háblale con calma, sin acusarle, sin gritos.

Dale la oportunidad de explicarse y defenderse. Desde tu perspectiva, ante una situación dada, explícale que la mentira no es la única solución.

6 – Pacto

Haz un acuerdo con el niño. Sé firme y claro sobre el castigo reservado al mentiroso, insistiendo en la importancia de la confianza mutua.

7 – Relax en ciertas reglas

Si tu hijo miente de manera habitual, es necesario que se lo notifiques a su maestro y psicólogo. Revisa, también, si las normas educativas que estableciste en el hogar son demasiado estrictas o así las percibe el niño.

Para sentirse bien y satisfacer sus necesidades puede que crea que no tiene más remedio que mentir. Puede ser necesario aflojar ciertos códigos de conducta dentro de la familia para que el niño ocupe su lugar y adquiera una cierta independencia.

Te puede interesar:  Dificultades de aprendizaje en los niños, trastornos y problemas

☑️ ¿Cómo prevenir las mentiras de tu hijo?

  • Dale buen ejemplo y no mientas, ni siquiera por omisión. Si te encuentra tu hijo mintiendo, admítelo
  • Enseña a los niños a ver la diferencia entre la vida real y la que se cuenta en los libros o televisión.
  • Si él cuenta historias y embellece los hechos, dile que ha mostrado mucha imaginación pero que te gustaría que contara los hechos tal y como sucedieron, sin agregar detalles que no son ciertos.
  • Con niños mayores de 8 años y adolescentes, sé firme y explícales por qué que la mentira no es aceptable.
  • Es necesario que el niño se dé cuenta de que no puede dañar a otras personas con sus mentiras.
  • Enseña a tu hijo a comunicarse con su conciencia. A escuchar su voz interior que le hará distinguir entre el bien y el mal.
  • Evoca tus años de juventud y cómo respondiste ante ciertas situaciones. Piensa cómo reaccionarías si estuvieras en su lugar. Aconséjale con calma.

☑️ Niños mentirosos: psicología

Para que se produzca la mentira, se necesitan tres mecanismos:

a) Un conocimiento bastante preciso de la realidad.

b) La discriminación entre lo objetivo y lo subjetivo (que aún no se da en el caso de los niños).

c) La suficiente imaginación para construir la historia y preparar cualquier desenlace.

La mentira puede ser muy variada. Se puede mentir:

a) Por mero silencio u omisión.
b) Por escrito.
c) Mediante gestos y actitudes.

➡️ El significado de las mentiras en los niños

El Niño mentirosoMentimos por diferentes razones: interés, codicia, odio, venganza, pasión, defensa, sacrificio, necesidad de conseguir algo…

La mentira puede tener aspecto patológico o no patológico.

¿Podemos decirle a un niño que es un mentiroso? ¿Miente porque es malo? Por supuesto que no, y decírselo podría agravar la situación. Nunca le digas que es un mentiroso y que no va a cambiar. Es mejor tratar de entender que juzgar al niño. Vamos a tratar de ponernos en su lugar y preguntarnos qué causa puede tener para mentir de esa manera.

¿Este comportamiento inadecuado qué puede significar? Hay que buscar el significado de la mentira. Hay varias razones que pueden inducir a un niño a mentir.

El niño puede mentir para impresionar (aumentar la autoestima, tener más amigos…).

El niño puede mentir para protegerse de una situación amenazante (miedo, evitar el castigo).

Te puede interesar:  Mi hijo no quiere dormir en la cama: como hacer para que tu hijo duerma solo en su cuarto

Se puede mentir para evitar la responsabilidad (miedo a no tener éxito, entre otros).

También puede mentir para conseguir algo o lograr sus fines. Necesitará entender que no podemos tenerlo todo.

También hay mitomanía, pero es un problema mucho más profundo que resulta de una necesidad de reconocimiento.

➡️ Características de las mentiras en los niños

Pseudomentira del niño pequeño

Hasta los 6 o 7 años, el niño, a menudo, altera inconscientemente la realidad.

Su estructura psíquica es diferente a la de los adolescentes y corresponde a lo que se llama “pensamiento mágico”.

Es la edad en que el niño no separa lo subjetivo de lo objetivo y asocia la mentira con sus consecuencias y no con la intención. Por ejemplo, Piaget demostró en sus estudios que el hecho de mentir a los padres acerca de la realidad de una nota obtenida en clase, no es considerado un acto malo por el niño si los padres no se enteran que hay falsificación de la verdad.

El sentimiento de culpa crece entre los 5 y 12 años. Hasta ese momento, la vida del niño estará dominada por el juego y las actividades de ocio.

De niños a adolescentes

Es alrededor de los 7 años cuando se despierta la conciencia moral del niño que ya existía antes pero en un estado embrionario.

Sin embargo, en el joven, su psique se enfrenta a la ensoñación, la ambición, el poder, la grandeza. Puede tener que mentir para destacar entre sus camaradas y prevenir la intimidación.

El joven descubrirá cada vez más la mentira de los adultos.

➡️ Niños mentirosos compulsivos: aspectos patológicos de la mentira

Una vez más hay que distinguir la mentira patológica en adultos jóvenes.

En jóvenes:

Mitomanía:

Se ve favorecida por la educación del sujeto, así como por trastornos del carácter. Los cambios de su estructura psíquica, ya sea congénita o adquirida, también pueden ser inducidos.

La mentira es más frecuente si se padece:

Debilidad intelectual.
Diversos desequilibrios.
Perversiones o trastornos caracterológicos.

La mitomanía se manifiesta sobre todo en la adolescencia.

Neurosis de las mentiras

Es, principalmente, una reacción ante un conflicto doloroso y escapa, en gran medida, a la conciencia. El origen de la mentira no está bien identificado por el sujeto.

Esto lleva a un uso frecuente de mentiras asociadas con profunda ansiedad. Sus principales características son enormes, improbables, torpes y gratuitas.

Artículos relacionados:
[Total:56    Promedio:2.8/5]
  • Dejar comentarios