Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

7 consejos para estimular el desarrollo de los bebés y los niños

¿Por qué debemos estimular el desarrollo del niño?

Cómo estimular el desarrollo de los bebés y los niños

Cómo estimular el desarrollo de los bebés y los niños

Parece mentira pero no lo es. El cerebro de los bebés comienza a formarse durante la gestación, y al nacer ya tienen cien mil millones de neuronas capaces de hacer dos veces más conexiones entre sí que el cerebro de un adulto.

El cerebro del niño no deja de desarrollarse y alcanza su apogeo cuando cumple los tres primeros años de vida. Por eso, este período es tan importante para el desarrollo humano.

Lo que sucede durante la primera infancia, que va desde el nacimiento hasta los seis años de edad, es fundamental para el desarrollo personal. ¿Puedes pensar en todo lo que aprendimos durante ese período? Aprendimos a sentarnos, a caminar, a hablar, a comer solos… Aprendimos los colores, los números, los sonidos… Reconocemos personas, voces, sentimientos. Son miles las informaciones que el niño absorbe todo el tiempo.

¿Qué podemos hacer los adultos para estimular a los niños en la primera infancia?

Es importante destacar aquí que cada bebé, cada niño, es único. Cada uno va a desarrollarse en su tiempo sin que haya necesidad de acelerar ningún proceso, y esto es algo que debemos tener presente durante toda la infancia.

Los niños son curiosos y buscan novedades cuando les damos la oportunidad de ser creativos e independientes y les dejamos que exploren el entorno.

Sin embargo, algunas actividades pueden favorecer este proceso para que el desarrollo suceda de manera tranquila y saludable. A continuación, te damos algunos consejos.

1. Hablar e interactuar con la familia

El aprendizaje depende del afecto y la presencia del padre, madre y familia. Es una de las cosas más importantes para el desarrollo de los pequeños que, en un entorno favorable, tienden a sentirse más seguros y se arriesgan a emprender  nuevas actividades.

Te puede interesar:  Cómo hacer que mi hijo de 3 años me obedezca: educar para que haga caso

Hablar con el bebé despacio y mirándole a los ojos favorece la creación de un vínculo afectivo más fuerte y duradero que, sin duda, influirá en todas sus relaciones futuras.

2. Jugar

Jugar es cosa seria. A través de los juegos, el niño puede expresar sus sentimientos y la fantasía de su mundo interno. Desarrollando su creatividad y aprendiendo, el niño lidiará con sus emociones.

El niño que juega (además de divertirse) demuestra tener salud y desarrolla su inteligencia emocional. Con los juegos, el niño tendrá más facilidad para comunicarse y mayor capacidad para relacionarse con los demás.

3. Leer

Con el hábito de la lectura, los niños desarrollan la creatividad, su imaginación, y pueden aprender acerca de los sentimientos, valores y relaciones.

A través de las historias, los niños se pueden comunicar, ejercitan la atención y la memoria, adquieren conocimientos, mejoran el lenguaje, la comunicación escrita y reflexionan sobre el mundo que les rodea.

4. Escuchar música

Es una actividad que se puede realizar durante la gestación y que aporta mucho confort al bebé.

La música despierta emociones y sentimientos, relaja, calma… La música puede traer recuerdos y crear buenos momentos junto a las personas queridas. Además, los niños pueden adquirir el ritmo y la coordinación a través de la música.

5. Dormir bien

Durante la noche, el organismo libera varias hormonas importantes para la salud. Entre ellas están la melatonina responsable del sueño y la hormona del crecimiento. Por este motivo, es importante que los niños tengan una rutina bien establecida a la hora de acostarse.

Hay estudios que demuestran que la mayor parte de los niños con una rutina de descanso saludable, tienen menos riesgo de desarrollar problemas relacionados con déficit de atención y dificultad de aprendizaje en la escuela.

6. Tener una alimentación equilibrada

Una alimentación sana y rica en nutrientes diversificados es fundamental para el proceso de aprendizaje y desarrollo infantil.

Tener una alimentación sana y saludable es muy importante para los niños. Sus beneficios van desde darles energía para los juegos, hasta mejorar su capacidad de memorización.

Te puede interesar:  Llanto del bebé: por qué llora un bebé y cómo calmarlo

7. Respetar el tiempo de cada niño

Los padres deben tener cuidado con las expectativas que se crean en relación a sus hijos. Las características de los niños deben ser respetadas sin comparaciones para que siempre se sientan alentados y animados a buscar el conocimiento y aprendan  más.

Artículos relacionados:
[Total:1    Promedio:5/5]
  • Dejar comentarios