Enfermedades que se transmiten por la lactancia materna

Enfermedades de la lactancia materna

Enfermedades que se transmiten por la lactancia materna

Enfermedades que se transmiten por la lactancia materna

A pesar de que la lactancia materna es muy beneficiosa para los bebes y para las madres, también debemos tener en cuenta algunas contraindicaciones. Sobre todo, cuando existe un historial clínico de alguna enfermedad transmisible mediante fluidos biológicos. Sin embargo, tenemos que tener claro que la posibilidad de transmitir una enfermedad al bebé es mínima. No obstante, no podemos descartar por complete este punto ya que hay enfermedades infecciosas graves que pueden poner en serio aprieto la salud del bebé (su sistema inmunológico no está completamente desarrollado).

Para que la madre pueda transmitir una enfermedad a su hijo, tiene que padecer la enfermedad o ser portadora del agente patógeno que la causa. Esta posibilidad puede detectarse a tiempo y recurrir a otras opciones para que el bebé pueda alimentarse y recibir todos los nutrientes que necesita durante los primeros meses de vida. Durante los meses posteriores, se le hará un seguimiento para descartar cualquier enfermedad infecciosa.

Hay casos en que la madre puede tener una gripe, por ejemplo, y no ser necesario que deje de amamantar a su hijo a menos que reciba una orden médica que diga lo contrario. En este caso, a través de la lactancia materna, se le proporcionan al bebé los anticuerpos que necesita para protegerse del resfriado común.

¿Qué enfermedades infecciosas se transmiten por la leche materna?

¿Qué enfermedades se transmiten a través de la leche materna? Pese a los beneficios de la leche materna, el riesgo está presente y tenemos que dejar claro cuáles son los que más prevalecen. Uno de ellos es el Virus de Inmunodeficiencia Humana que causa el SIDA. Esta enfermedad pasa de la leche materna al bebé. Si la madre es portadora puede que el virus ya se transmita cuando está en gestación. Por lo tanto, es muy importante el tratamiento que se le dé a la madre para que el bebé no adquiera esa infección.

También, a pesar de que el riesgo es mínimo, la madre debe procurarse los cuidados necesarios para evitar la infección por tuberculosis, hepatitis A, B y C, el virus Herpes tipo I y II, la varicela, citomegalovirus y alguna enfermedad de transmisión sexual como la sífilis. En todos los casos, la madre debe ponerse en tratamiento para curarse por completo o para evitar que el bebé se infecte cuando consuma la leche materna.

Te puede interesar:  Daltonismo

La futura mamá debe tener en cuenta que mientras su historial clinico esté bien, su bebé no va a sufrir enfermedades infecciosas que se transmitan mediante la lactancia materna. Si surgen otras complicaciones se deberán a factores externos ya que, de una u otra forma, todos estamos expuestos a las enfermedades.

Ante cualquier duda que la madre tenga es necesario que acuda al médico para saber si puede amantar a su hijo, si su enfermedad se puede transmitir mediante la lactancia materna y, si él lo considera oportuno, hacerse análisis clínicos para descartar enfermedades.

Estudios científicos han corroborado que las enfermedades de trasmisión mediante la lactancia materna son las que hemos mencionado en este artículo.

[Total:1    Promedio:5/5]

Artículos relacionados:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 Compartir
+1
Compartir1
Twittear
Pin