Cómo enseñar a un niño a andar en bicicleta

En diez lecciones cómo enseñar a un niño a andar en bicicleta

Niño bicicletaPara que se convierta en un ciclista urbano consumado, nada mejor que regalarle una bicicleta desde la infancia. Es hora de enseñarle a tener buenos reflejos para que pueda andar en bicicleta con la familia. Comienza a enseñarle cómo hacer pequeños viajes.

Un viento de libertad sopla en la familia cuando llega el momento de salir todos juntos de paseo en bicicleta. Pero, para dar este paso hacia la independencia, antes debe aprender. Se trata de un verdadero desafío para los niños.

¿Cómo pasar serenamente del triciclo a la bici grande con o sin ruedas de entrenamiento? ¿Deberemos correr detrás del niño o simplemente observarle?… En cualquier caso, lo haremos siempre respetando su propio ritmo.

Para empezar, bicicleta sin pedales para niños de 2 a 5 años

Antes de empezar a pedalear, el niño debe entender el principio de propulsión: él empuja con sus pies y la bicicleta avanza. Se recomienda que la bicicleta sea de equilibrio o sin pedales hasta los 4 o 5 años.
Organiza pequeñas carreras una vez que el principio de propulsión esté entendido.

Dile que lo mismo que el adulto puede bajar de su bicicleta y empujar con los pies, él puede hacer lo mismo con su bicicleta sin pedales.

¿Y si no quiere?

¿Has tratado de que le enseñe a andar en bicicleta un hermano o primo? A veces es lo que funciona mejor.

Quizás lo que suceda es que, simplemente, no está listo. No te preocupes. Tiene un montón de tiempo y de otros talentos.

El tamaño de la bicicleta para el niño

Las bicis grandes son pesadas, ralentizan al niño y distorsionar el sentido del equilibrio.

Lo más importante es que el tamaño de la bicicleta se adapte perfectamente al niño.

Es contraproducente en la etapa de aprendizaje tenerle demasiado tiempo montado en la bicicleta. El niño no se sentirá cómodo o seguro. Para averiguar si el equipo es del tamaño correcto, asegúrate de que los pies del niño toquen el suelo desde el asiento.

Procede por etapas. Comienza por el equilibrio. Luego, hazle una introducción al manejo de la bicicleta y que se familiarice con el entorno urbano. Teniendo algunas ideas sobre los movimientos a realizar, es simple y divertido enseñarle a montar en bicicleta. Sigue nuestra guía completa.

Cómo enseñar a andar en bici a un niño: el control de la bici

Cómo enseñar a un niño a andar en bicicleta

Cómo enseñar a un niño a andar en bicicleta

Antes de andar en bicicleta, caminar junto a ella, con las manos en el manillar, es un buen ejercicio para tomar conciencia del espacio que ocupa. Al dar un pequeño paseo, el niño se dará cuenta de cómo tiene que dar la vuelta para evitar un obstáculo (ángulo, velocidad, distancia), el espacio que necesita para hacer un cambio de sentido, cómo funcionan los frenos…

Le puedes enseñar cómo:

  • Montar y desmontar. El movimiento debe ser fluido y masterizado. Es el momento de ajustar la altura del asiento para que sea capaz de tocar el suelo con los pies. Lo ideal es que el niño aprenda a montar y desmontar desde la derecha: es mejor que se caiga hacia la derecha, en la acera, si pierde el equilibrio.
  • El ciclista se moverá hacia el lado del manillar y el sillín, pero esto no siempre es obvio para los pequeños que, a veces, tratan de levantar la bici colocando las ruedas hacia adelante (pueden caerse).

La bicicleta sin pedales para adquirir sentido del equilibrio

Una bicicleta de equilibrio es una bicicleta sin pedales que aumenta la conciencia de la necesidad de equilibrio. Todos tenemos recuerdos de nuestra bicicleta sin las ruedas de entrenamiento y nuestros zigzags.

La bicicleta sin pedales tiene la ventaja de enseñar a mantener el equilibrio entre el manillar y el peso de la bicicleta. Todo será más fácil cuando este equilibrio sea adquirido.

Ejercicios de aprendizaje:

  • Invita al niño a sentarse en la bicicleta de equilibrio y caminar. Tomará más velocidad poco a poco.
  • El niño deberá tratar de descansar menos en sus pies y mantenerse el mayor tiempo posible en suspensión. Con las piernas estiradas o dobladas, el joven ciclista mantiene la dirección.
  • Encontrar el equilibrio a través del manillar (el cuerpo debe permanecer recto). Tiene que aprender a mirar hacia adelante o hacia la dirección que quiere ir: la bici va por donde se mire.
  • Formación para tomar las curvas más o menos cerradas y espacio para calcular el giro.
  • Evaluar el frenado al parar. Pulsar la palanca de freno y tratar de mover la bicicleta de equilibrio. A continuación, tratar de frenar con las palancas de freno y no con los pies.

Para ayudarle a ganar confianza, no seas tacaño en elogios y estímulos.

Cómo aprender a andar en bicicleta: el pedaleo y lanzarse

Una vez establecidas estas bases, es el momento de poner los pies en los pedales y aprender a pedalear sin desviarse. Para lograr esto, debemos desarrollar una buena coordinación.

Domando el pedal: una suave pendiente y poner los pies en los pedales sin mirar al tren de pedaleo. El niño debe aprender a colocar sus pies sin mirar hacia abajo.
Inicio: colocar la bicicleta entre las piernas es la forma más segura y fácil de comenzar. Coloca el pie y da el primer impulso.

Pedaleo: coordinar los movimientos y realizar el empuje necesario.

Aprender a andar en bicicleta: frenar

Los niños deben aprender a equilibrar el frenado para poder parar de repente. Para ello, tienen que frenar de forma simultánea con los frenos delanteros y traseros (los frenos traseros son menos eficaces para detener rápidamente la bici). Frenar con los frenos delanteros de manera demasiado abrupta podrían bloquear la rueda (la rueda trasera puede elevarse y perturbar al ciclista).

La dosis ideal: 1/3 anterior y 2/3 posterior.

Ejercicios:

Manejo de velocidad: debe adaptar su velocidad y mantener siempre la misma distancia entre él y el siguiente adulto. Debe aprender a montar con cuidado.

Debe estar listo para frenar: el niño debe parar ante un banco, una cruz dibujada en el suelo, etc.

Cómo enseñar a un niño a andar en bicicleta: mantener la trayectoria

Los ciclistas deben ser capaces de ir por un camino predeterminado y mantener una trayectoria precisa.

Sigue una línea: el niño debe seguir un camino estrecho o dibujado en el suelo con tiza, por ejemplo.

Ajusta su trayectoria: el niño debe girar hacia la derecha o la izquierda cuando el adulto decida estirar el brazo a la derecha o a la izquierda.

Seguir un camino: el niño debe ir detrás del adulto que va en bicicleta manteniendo una distancia constante. Deberá seguirle con la mayor precisión. El adulto deberá indicarle los cambios de dirección por adelantado con su brazo para que el niño pueda observar su entorno y no sólo seguir una espalda

Cómo enseñar a manejar la bicicleta a un niño: activar la precisión

Es esencial para poder tomar las vueltas a velocidades mayores o menores.

Slalom: dibujar una línea recta con varias referencias de tierra (a través del piso, dibujado con tiza, etc.) y pedir al niño que haga slalom entre estos pasadores. Al llegar a la última marca, el niño se da la vuelta y va para el otro lado.

Puedes obligarle a tomar las curvas más cerradas o pedirle que haga esa ruta más rápida cuando se perfeccione.

Cómo enseñar a un niño andar en bicicleta: mirar alrededor y llegar

Antes de andar entre el tráfico, saber advertir a los otros de la dirección que tomaremos es un requisito esencial.

Se debe girar la cabeza sin vacilar. El ciclista debe ser capaz de mirar hacia atrás (y no sólo de lado) sin desviarse de su trayectoria.

El ciclista debe ser capaz de indicar su dirección sin desviarse de su trayectoria.

Para el entrenamiento, pide al aprendiz que gire el brazo izquierdo horizontal o verticalmente. A continuación, el derecho, etc.

Cuando el niño esté lo suficientemente cómodo, pídele que gire el brazo izquierdo, que ponga la mano derecha en su nariz, el brazo izquierdo en el aire, etc. El niño debe tomar el control de su equilibrio y trayectoria.

Cómo enseñar a un niño a ir en bici: las primeras experiencias en la ciudad

Como enseñar a andar en bici a un niñoConocer las leyes de tránsito es esencial para tu hijo. También, como peatón, tendrá mayor independencia en la calle.

En contra de lo que pudiera pensarse, los accidentes con peatones jóvenes a menudo se producen en presencia de un adulto y cerca del hogar. Antes de los 7 años, el niño percibe mal las distancias y velocidades.

Es necesario explicarle al niño los peligros que tiene al cruzar la calle. Ármate de paciencia y tómate tiempo para explicarle como cruzar (no hay nada como la experiencia y la técnica de la repetición).

  • Debe cruzar por los pasos de peatones (debe mirar hacia la izquierda, la derecha y la izquierda de nuevo).
  • Aunque la calle esté desierta, siempre debe esperar a que “el hombre esté verde”.
  • Debe elegir un lugar con buena visibilidad para cruzar fuera del paso de peatones.
  • Debe cruzar sin correr.

Marcar rutas a pie: aprovecha algunas rutas conocidas. A partir de los 7-8 años, enseña a tu hijo a ganar autonomía. Localiza los lugares más peligrosos (salidas del garaje, del trabajo, visibilidad reducida en invierno y por la noche, etc.). Muéstrale las señales de tráfico.

Muéstrale los diferentes tipos de vías para bicicletas y las luces de la bicicleta. Háblale de cómo girar a la derecha sólo en algunos cruces.

Para que estés al tanto de su progreso, es interesante que te enseñe lo que ha aprendido.

Aprender a ir en bici: peligros y comportamientos a evitar

Antes de adentrarse con la bicicleta en el tráfico debe sentirse perfectamente cómodo montado en la bicicleta y adquirir las reglas de seguridad adicionales para los ciclistas.

Una de las mejores maneras de protegerse a sí mismo es tomar contacto visual con los demás usuarios de la carretera.

Identifica los malos hábitos: no debe utilizar el teléfono mientras conduce, no debe llevar los auriculares colgando o la bufanda suelta porque pueda quedar atrapada en la rueda de la bicicleta, no debe llevar una bolsa colgando en el manillar junto a la rueda delantera, no debe montar a alguien en la barra ni ponerse el casco sin molestarse en atarlo y ajustarlo.

Los comportamientos peligrosos muestran que la persona no es cuidadosa.

Clases de bicicleta para niños: primera paseos familiares en fila india

Tu hijo es oficialmente un ciclista capaz de:

  • Caminar sin desviarse.
  • Caminar de manera correcta, incluso a baja velocidad.
  • Seguir una ruta específica.
  • Reducir la velocidad y frenar para parar en un lugar específico.
  • Mantener un camino recto.
  • Mantener la distancia de seguridad.

Hasta la edad de 8 años, a un niño se le permite viajar en aceras (pero no a ti). Se recomienda no permitirle circular sólo en la ciudad hasta los 12 años, edad en la que el joven ciclista es capaz de hacer frente a movimientos complejos y a tomar las decisiones necesarias.

Para caminar en familia, tu aprendiz de ciclista deberá andar en fila india manteniendo una distancia constante.

Propón paseos por el  carril bici. Un mapa con rutas en bicicleta estará disponible en tu ciudad (piensa en carriles cerrados al tráfico).

El joven ciclista no debe girar demasiado a la derecha a riesgo de ser sorprendido por la puerta abierta del coche de un automovilista estacionado.

Comenta con tu hijo la velocidad óptima cuando llueve, si están trabajando, si pasa por un concurrido mercado, etc.

Si se siente en problemas o en el caso de mucho tráfico en una intersección, dile que no dude en bajarse de la bicicleta.

Enséñale a escoger su ruta con antelación y echa un vistazo a su bicicleta antes de salir: los frenos bien ajustados, los neumáticos inflados correctamente, las luces traseras aptas para circular, las ruedas equipadas con reflectores.

Dile que utilice un casco y unas cintas reflectantes para ser más visible.

Por último, cuando tu hijo parezca más experimentado y para poner a prueba su análisis de la situación, ofrécele ponerse en la cabeza de la familia y convertirse en el líder de la vuelta.

Comprar bicicletas para niños en Amazon

Artículos relacionados:
  • Dejar comentarios