Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Consejos para educar a una hija rebelde: tratar una hija desobediente

Cómo educar a una hija rebelde

Consejos para educar a una hija rebelde

Consejos para educar a una hija rebelde

Educar a una hija rebelde es una de las tareas más importantes y que, a la vez, mayor paciencia requiere en la vida de un padre. No cabe dudas que los hijos son el mayor regalo en la existencia del ser humano, así lo afirman todos los que han tenido la fortuna de poder contar con al menos uno de ellos. Sin embargo, hay ciertas etapas donde el proceso de crecimiento natural va de la mano con algunas conductas que necesitan la atención y dedicación necesarias para ser corregidas. Es allí donde más debe prevalecer ese sentimiento de amor único entre padres e hijos aunque el contexto sea complicado.

Educar a una hija rebelde de dos a seis años

Educar a una hija rebelde entre los dos y los seis años es una labor diaria que nace en lo más íntimo del hogar y la familia, ya que es justo la etapa donde los niños absorben buena parte del comportamiento de los padres en casa.  En esta etapa es importante seguir una serie de consejos para educar a los hijos que pueden ser aplicados sin distinción de sexo, ya que sus resultados pueden ser igual de satisfactorios tanto para hembras como varones.

Repetimos, ante cualquier adversidad la sensación que debe prevalecer en el hogar es la de amor hacia los más pequeños de la casa aunque sus travesuras sean difíciles de llevar.

  • Nunca hay que gritar o maltratar físicamente a la niña, ya que lejos de ser acciones que corrijan conductas, por el contrario, podrían acentuar esa rebeldía propia de la edad.
  • Ajustar una serie de normas y reglas que deben ser explicadas y aplicadas dependiendo de la capacidad de entendimiento que tenga nuestra hija. En este sentido resulta importante demostrar sentido común en el momento de establecer los diversos puntos de convivencia que deben seguirse en el hogar.
  • En un importante porcentaje, los niños y niñas solo demuestran actitudes rebeldes para llamar la atención de los mayores. Por eso, mostrar una respuesta conciliadora permanente en lugar de agresiva puede ayudar a que de forma natural estos episodios comiencen a desaparecer.
Te puede interesar:  Comunicacion no violenta: Como tener autoridad con tu hijo

Cómo educar a una hija rebelde de siete a doce años

Aquí es donde el ejemplo vale más que mil palabras para educar a una hija rebelde. Durante estas edades, los niños entran en la pubertad y preadolescencia, y eso quiere decir que sus deseos de independización comienzan a mostrarse cada vez con mayor protagonismo. La comunicación toma un papel esencial en esta fase. Debemos escuchar a nuestros hijos sin juzgarles en ningún momento y enseñándoles el camino que ya fue trazado en la primera fase de la educación a los niños desde los dos a los seis años. Es justo la edad en la que ellos mismos comienzan a moldear con mayor influencia su propia personalidad en base a las herramientas y enseñanzas que les dimos durante la primera época.

Para resumir el concepto: hay que dejarles actuar a nuestros hijos durante esta etapa pero haciéndoles saber que, en todo momento, cuentan con nuestra compañía.

Artículos relacionados:
[Total:1    Promedio:5/5]
  • Dejar comentarios