Alcoholismo en la adolescencia: causas, síntomas, consecuencias, tratamiento

Alcoholismo en la adolescencia

Alcoholismo en la adolescencia

Alcoholismo en la adolescencia

El uso de alcohol entre los jóvenes está aumentando de forma alarmante en toda Europa. Este aumento es el resultado, entre otras cosas, de una triste moda llamada “binge drinking“ (consumo rápido e intensivo de bebidas alcohólicas en “atracones”).

¿Cuáles son los riesgos para la salud? ¿Cómo evitar que un adolescente caiga en el alcoholismo?

El alcoholismo juvenil en cifras

Los jóvenes consumen cada vez más alcohol. Las chicas adolescentes que se habían mantenido a salvo, ahora tienden a “ponerse al nivel” de los chicos. En promedio, la primera bebida (por lo general de sidra o champagne) se consume a los 12 años dentro de la familia.

Un estudio realizado en 2010 encontró que:

  • El 59% de los estudiantes de 6º grado ya habían consumido alcohol.
  • El 83% de los estudiantes ya habían consumido alcohol en secundaria.
  • El 93% al terminar.

Aunque no beben todos los días, los adolescentes generalmente toman grandes cantidades de alcohol durante las salidas, fiestas de estudiantes y fiestas con amigos. Se conoce con el nombre de “binge drinking”.

Otra moda consiste en beber gran cantidad de alcohol durante un corto período de tiempo para rápidamente llegar a un estado de alcoholismo.

Nota: las tasas de borracheras son particularmente altas en el Reino Unido y Portugal. Son mucho más bajas en los países nórdicos y entre las mujeres de Europa central u oriental.

Las bebidas alcohólicas más consumidas entre los adolescentes y jóvenes menores de 25 años son:

  • Cerveza.
  • Licores fuertes: vodka, ron, whisky, etc.

Causas del alcoholismo en la adolescencia

Los jóvenes pueden llegar a beber por diferentes razones:

  • El deseo de integrarse en un grupo.
  • Poner a prueba su límite con el alcohol.
  • Hacer una especie de rito.
  • Querer olvidar problemas relacionados con la adolescencia.
  • Enmascarar el miedo a las responsabilidades.

El alcoholismo en la adolescencia: los riesgos para la salud

Son numerosos los riesgos que entraña el alcoholismo juvenil.

Dentro de los riesgos clásicos del alcohol, predominan:

  • Náuseas.
  • Dolor de cabeza.
  • Vómitos.
  • Pérdida del equilibrio, etc.

Pero, a un plazo más o menos largo, el exceso de alcohol causa enfermedades graves como:

  • Cirrosis y cáncer de hígado.
  • Otros tipos de cáncer causados ​​por el alcohol (estómago, esófago, etc.).
  • Hipertensión, riesgo de accidente cerebrovascular e infarto de miocardio.

En el alcoholismo agudo, como en el caso de consumo excesivo de alcohol, los riesgos son muchos:

  • Violencia callejera (asaltos, accidentes, violaciones, etc.).
  • Accidentes en la carretera.
  • Implantación de una adicción que puede llevar al alcoholismo.
  • Coma alcohólico.
  • Disminución de la memoria y otras funciones cognitivas.

Los peligros del consumo de alcohol en los adolescentes

Tanto física como emocionalmente, los jóvenes son mucho más frágiles que los adultos.

Una cantidad de alcohol que tendría poco efecto en un adulto, puede tener efectos significativos en el cuerpo de un niño o un joven.

Por lo general, los adolescentes tienen un peso inferior al de los adultos y se incrementa en ellos  la concentración de alcohol en sangre.

En los jóvenes, las enzimas que contribuyen a la eliminación del alcohol en el hígado están presentes en cantidades más pequeñas. Es difícil dar una orientación precisa sobre la velocidad de eliminación del alcohol en los adolescentes porque está estrechamente relacionada con su desarrollo.

Consumo de alcohol en los adolescentes

Consumo de alcohol en los adolescentes

El consumo excesivo de alcohol en la adolescencia puede impedir procesos de desarrollo físico. Por otra parte, la mayoría de los jóvenes no tienen experiencia para saber la cantidad de alcohol que puede soportar su cuerpo y, a menudo, son víctimas de una intoxicación.

La embriaguez aumenta considerablemente el riesgo de accidentes entre los jóvenes. El consumo excesivo de alcohol puede ser muy peligroso para la salud y afectar a la vida social de tu hijo.

Varios estudios han demostrado que el consumo de alcohol a temprana edad aumenta el riesgo de dependencia (el riesgo llega a ser significativo a la edad de 12 años).

La primera experiencia con el alcohol define el futuro de los hábitos de tu hijo y, a menudo, se produce dentro de la familia, no con los amigos. Por tanto, es importante regular el consumo de alcohol para que más tarde no conduzca a un consumo excesivo.

¿Cómo evitar que un joven adolescente caiga en el alcoholismo?

  • Una buena solución es lo que muchos ayuntamientos han introducido en su comunidad: una serie de normas para proteger a los menores. Por ejemplo, los jóvenes no pueden comprar alcohol o consumirlo en un café o lugar público.
  • Pero, el mejor tratamiento se da sobre todo en la familia. En la familia es donde mejor se puede poner un límite para este tipo de problema.
  • Si el consumo de alcohol es poco frecuente, es necesario que los padres y / o amigos adviertan al joven y le expliquen los peligros del alcohol en su salud. Es contraproductivo reprender al joven sin explicarle por qué se hace.
  • Si el estado de alcoholismo se repite con demasiada frecuencia, se debe consultar a un médico o especialista en adicciones. El apoyo psicológico será parte integrante para la abstinencia del alcohol. A menudo, se esconden problemas más profundos en el alcoholismo juvenil.

Alcohol y adolescentes: prohibición de la venta e incitación al consumo

Existen ciertas normas y reglamentos para controlar este problema en Europa.

Para ello, está prohibido vender alcohol a menores en un bar o supermercado. El comerciante que viole esta ley será castigada con una multa de € 7.500 y la prohibición de seguir vendiendo.

La persona que vende la bebida debe requerir al cliente una prueba de su edad (artículo L. 3342-1 de la Salud Pública).

Deberá colocarse en los establecimientos autorizados para la venta, un cartel que recuerde las disposiciones sobre la protección de menores. Los términos de este cartel se dictaron por resolución del 17 de octubre de 2016. Esta prohibición también sirve para los sitios web de venta de bebidas alcohólicas. El mensaje deberá estar presente en las páginas de inicio.

Además, se prohíbe vender u ofrecer productos a menores incitándoles directamente al consumo de alcohol. Los productos que no deben incitar al consumo forman parte de un decreto del 6 de octubre de 2016: juegos, ropa, accesorios de moda, artículos de decoración, utensilios y accesorios para dispositivos electrónicos, presentación, logotipo, nombre o lema que incite directamente a un menor de edad al consumo excesivo de alcohol.

La venta de alcohol a menores de edad es un delito castigado con un año de prisión y una multa de 15.000 euros.

[Total:6    Promedio:4/5]

Artículos relacionados:
Loading...

Add Comment

22 Compartir
Compartir21
Twittear
+1
Pin1