Chupete o dedo: ¿qué es mejor para tu bebé?

¿Chupete o dedo?

Chupete o dedo

Chupete o dedo: ¿qué es mejor para tu bebé?

Cuando hablamos de chupete o dedo, nos asaltan millones de preguntas como ¿Qué es mejor para mi bebé?  Algunos  bebés prefieren el chupete por encima del dedo, pero, a fin de cuentas, ¿cuál es mejor de los dos? En las próximas líneas te daremos información relevante para que puedas ayudar a tu hijo a elegir la mejor opción. Aunque la decisión final siempre será del bebé dependiendo de sus gustos, es bueno que te informes para conocer los pros y los contras. El objetivo final es buscar el mayor beneficio para tu hijo.

Chuparse el dedo

Es bien conocido que chuparse el dedo es un reflejo natural que muestran los bebés ya desde el embarazo. Hay ecografías en las que puede verse la costumbre que tiene el bebé de chuparse el dedo. Esta acción es normal y no debe generar ninguna alarma porque sólo muestra su instinto de succión. Además, esta acción tiene una condición estabilizadora que permite al bebé sentirse calmado. Otro beneficio es que su pequeño dedito siempre está disponible y que puede controlar su uso.

Ventajas de chuparse el dedo

Tiene ciertas ventajas que el bebé prefiera el dedo al chupete. Además de siempre estar ahí, mantiene buena temperatura, no se pierde ni se cae de la cuna o el coche, puede aliviarle cuando siente algún dolor, le tranquiliza al despertar, le ayuda a relajarse, a esperar cuando tiene hambre, y le mantiene reconfortado cuando experimenta un momento en que está solo.

Pero, también estas grandes ventajas se convierten en nuestra mayor debilidad en el momento de dejar el hábito. Más detalles: cómo evitar que tu bebé se chupe el dedo.

Si llegado a los 5 años no hemos podido eliminar esta conducta del niño, se recomienda comunicar esta situación al pediatra o a un psicólogo infantil, posiblemente ellos te derivarán al logopeda, esto en caso de que la situación lo requiera.

El chupete o chupón

El chupete también tiene muchos seguidores entre los bebés y las madres. El chupete cumple con su rol de apaciguar.  Consigue básicamente las mismas funciones que el dedo y, además, es desechable, algo que se convierte en una parte muy importante cuando se quiere detener su uso. El chupete puede ser de diferentes colores, formas y sus materiales varían para poder satisfacer hasta los paladares más exquisitos.

Ventajas y desventajas del uso del chupete: recomendaciones de uso

El chupete está considerado una de las maneras más rápidas y eficaces de consolar y animar al niño. Es perfecto para evitar el llanto. También cuenta con el apoyo de los pediatras que lo prefieren por encima del dedo por su característica prescindible. Su preferencia se debe, también, a que los chupetes cumplen con normas de seguridad para un correcto desarrollo dental.

Su uso debe empezar a controlarse cuando el bebé tiene 8 meses. A partir de esta edad, el chupete deberá utilizarse sólo para dormir. Será necesario que, con tu ayuda, cuando el bebé cumpla los dos años pueda ir deteniendo la necesidad de su uso.

Es necesario que tengas los conocimientos necesarios para que tu bebé use el chupete correctamente. Es de suma importancia que no inicies su uso hasta después de finalizada la etapa de lactancia materna, y que no trates de imponérselo a la fuerza porque algunos bebés prefieren la opción del dedo. Es necesario mantener una limpieza y esterilización constante  del chupete y remplazarlo cuando se deforme.

Nunca debes amarrar el chupete al cuello del bebé. La mejor solución es que lo sujetes a su ropa con cadenas plásticas. Trata que el bebé lo mantenga en su boca el menor tiempo posible.

Recomendaciones para detener el uso del chupete o el dedo

  • No castigues ni regañes a tu hijo por el uso del chupete, podrías retroceder cualquier avance alcanzado.
  • Siempre refuerza y elogia los pasos positivos que realiza.
  • Otórgale una compensación por el tremendo esfuerzo que está realizando al tratar de detener su uso.
  • Mantenle calmado y ayúdale a relajarse.
  • Según sea el caso, cubre el pulgar del bebé u oculta el chupete.
  • Distráele con diversas actividades que ocupen su atención y sus manos.
  • Bríndale toda tu confianza, apoyo y comprensión.
  • Pon en práctica metas alcanzables a corto plazo.
  • Busca el momento ideal para que el pequeño deje de utilizar el chupete o su dedo.
  • Explícale la situación de acorde a su edad.

¿Cómo y cuándo quitar el chupete sin traumas?

Quitar el chupete sin traumasPor ser considerado un proceso traumático, esta retirada debe realizarse con mucha calma y paciencia por parte de los padres. Lo indicado es que a partir de los 18 meses se vayan dando pasos para detener el hábito. También existen casos de niños ya de mayor edad con este mismo inconveniente. Siempre es bueno actuar antes de que aparezca la dentadura definitiva, normalmente antes de los 7 u 8 años. No importa el caso, lo más importante del proceso es tu colaboración en busca de lo mejor para él.

La verdad es que la necesidad que tienen los bebés de succionar está garantizada desde el momento en que comienza su vida. Es su afán por conocer el mundo, se llevan todo lo que encuentran a la boca. Sabemos que el objetivo de ambos métodos es, simplemente, el de mantener un estado de calma. Estadísticas muestran que, aproximadamente, el 95 % de los niños recurren al chupete o a su dedo.

Normalmente, la mayoría de los padres eligen el chupete por ser la opción más práctica y menos dañina.

[Total:2    Promedio:5/5]

Artículos relacionados:
Loading...

Add Comment

3 Compartir
Compartir3
Twittear
+1
Pin