Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Todo sobre el chupete para bebés y cómo decirle adios

El chupeteAlgunos critican el chupete porque afirman que puede afectar al paladar del bebé y retrasar el momento de hablar, Otros, lo ensalzan como un objeto útil para usarlo cuando el bebé llora y necesita calmarse. Un setenta por ciento de niños utilizan chupete. Entonces, ¿qué debemos pensar sobre el tema?

“El chupete deforma el paladar del bebé y retrasa su aprendizaje del lenguaje”. “El chupete tranquiliza al bebé cuando llora”. Se oyen muchas opiniones sobre el uso del chupete y no se sabe qué pensar Para muchos expertos, el chupete debe utilizarse con moderación. Debido a que tiene ventajas y desventajas, el chupete merece que le dediquemos un poco de atención.

Mirando los beneficios, encontramos que el chupete calma y consuela al bebé. Más allá de su sentido práctico, se ha demostrado que el chupete es beneficioso en muchos casos. Promueve, por ejemplo, el desarrollo de los músculos de la boca de los bebés prematuros, y el mecanismo de succión les aliviará los cólicos.

En el lado negativo se dice que altera el paladar del bebé si se utiliza durante demasiado tiempo, y que provoca caries aunque el bebé no tenga dientes.

No te preocupes si eres una de las que optaste por el chupete, no eres una mala madre. Sólo tienes que explicar a tu bebé, llegado el momento, que ya es tiempo de separarse de su chupete.

 A favor o en contra del chupete

Contenido

Te puede interesar:  Cómo curar el ombligo del bebé después que se cae el cordón umbilical

¿Calmas a tu bebé con el chupete o, por el contrario, lo evitas a toda costa?

La opinión del profesor Michel Odièvre

Se estima que del 75 al 85% de los padres están a favor del uso del chupete en sus recién nacidos. Un trabajo científico apareció para entender las razones de su uso y tratar de evaluar las ventajas y desventajas.

Los beneficios

Algunos argumentan que el chupete tiene un efecto protector contra el riesgo de muerte súbita del lactante. Otros, atribuyen al chupete una mejoría en el estilo de vida del bebé, es decir, en los horarios de sueño, comida y heces. Por encima de todo, el chupete tranquiliza a los niños.

Inconvenientes

En cuanto a los inconvenientes, se ha demostrado un mayor número de otitis media aguda en los bebés que siguen utilizando el chupete después de los seis meses. También, es considerado por la OMS como un factor negativo para la lactancia materna.
En realidad, se necesitan más estudios para aclarar las razones por las cuales muchos padres se inclinan por ofrecer el chupete a sus hijos, y determinar si el chupete es la respuesta adecuada a los lloros de los niños causados por dolor, molestias, separaciones…

¿Debo animar a mi bebé a chupar su pulgar en vez del chupete?

Cansada de tener que recoger el chupete de su bebé, la madre se pregunta si no es el momento de que utilice su pulgar. ¿Es esta una buena idea? Nuestro experto pediatra, Arnaud Fernández, responde.

Una pregunta frecuente

Mi bebé tiene un mes de edad y el chupete se le cae constantemente ¿Puedo dejar que se chupe su pulgar? Gracias.

La respuesta de nuestro experto pediatra Arnaud Fernández

Yo no soy de los que se oponen a la utilización (razonable) del chupete, especialmente durante el primer mes de vida, ya que ayuda a relajar al bebé. Dicho esto, un chupete no debe usarse como una respuesta infalible a su llanto. Por supuesto que funciona bien, pero puede impedir que el niño exprese alguna molestia como, por ejemplo, pañal húmedo, hambre, etc.

Te puede interesar:  Habitaciones de bebe: la decoración del cuarto del bebe

Aquellos que usan el pulgar como chupete no suelen ser bebés, sino niños un poco más grandes, y pueden hacerlo independientemente de la utilización o no del chupete.
En la práctica, ofrece el chupete al bebé cuando hayas comprobado que no le falta nada (incluyendo confort), y no insistas demasiado si se niega a chuparlo o lo tira.

¿Cómo puedo ayudar a que mi bebé deje el chupete?

Su niño de dos años, nos explica una madre, no deja el chupete. Lo tiene todo el tiempo en la boca. ¿Cómo conseguirlo? Arnaud Fernández, nuestro experto pediatra, le aconseja.

Pregunta de la madre:

Mi hijo de dos años todavía usa chupete. Tratamos de crear un ritual (dárselo sólo a la hora de dormir), pero no hay nada que hacer. Lo utiliza a cualquier hora del día. Es incapaz de dejarlo. ¿Tiene algún consejo para mí? Tiene una hermana pequeña de ocho meses que usa chupete. Me pregunto si no trata, sin querer, de convertirse en un bebé. Gracias.

La respuesta Arnaud Fernández, pediatra:

Tu hipótesis de la hermana es plausible. De todos modos, creo que la urgencia es definir un curso de acción para determinar la causa de este comportamiento.

Debes mantenerte firme con tu hijo. Si tu posición es firme y definitiva, los primeros momentos serán difíciles pero conseguirás los cambios.

Sabemos que, médicamente, el chupete debe ser retirado antes de los dos años para que no perjudique el desarrollo de la articulación facial y dental. Debes involucrarte para conseguirlo y mostrar firmeza y determinación. Por último, para información, las técnicas alternativas (repelentes, prótesis, homeopatía…) son poco eficaces. Buena suerte, en cualquier caso, para el paso de la teoría a la práctica.

Adios al chupete

¿Cómo retirar el chupete?

El chupete tranquiliza y calma a tu bebé pero deseas que lo deje.

Manual para vivir mejor este gran paso.

Elige el momento adecuado

Ansiedad por separación, dolor de encías, aprender a caminar…. Cerciórate de elegir el momento adecuado porque el bebé necesita su chupete para tranquilizarse y sentirse mejor ante tanto descubrimiento.
La edad ideal para retirárselo será entre los dos y tres años, una edad en la que el niño lo dejará sin gran dificultad.

Te puede interesar:  5 tips para acondicionar la casa cuando el bebé gatea

El chupete es importante para ayudar a tu hijo en períodos de grandes cambios: un nuevo bebé en la familia, una separación. etc.

No denigrar

Frases como “ya no eres un bebé”, “tu primo, que es más pequeño que tú, ya no lo usa”, no van a animar a tu hijo a separarse del objeto que le consuela en muchas ocasiones. Dile palabras positivas tales como “ya eres grande”, “estoy seguro de que vas a estar mejor sin el chupete”, etc.

Háblale acerca de los beneficios

Explícale que debe dejar su chupete para tener buenos dientes y poder hablar mejor. Dile que le entiendes mejor cuando habla sin su chupete, y que podrá jugar más cómodo sin él con los otros niños.

Retirar el chupete gradualmente

No te apresures en este paso, puede que tan sólo consigas que se chupe el pulgar y sólo desplazarás el problema. Comienza pidiéndole que no use el chupete con frecuencia, tan sólo después de algunas actividades y en la cama.

Ofrécele un objeto de transición

Debido a que el chupete es para el niño su objeto tranquilizador, te sugeriría elegir un animal de peluche con el que pueda dormir, pasear, consolar sus penas…

No lo tires a la basura

Cuando llegue el tiempo de la separación “real”, evítale al niño el mal momento del chupete tirado a la basura, puede ser desagradable para él (a menos que él lo pida). Ofrécele depositarlo en una caja de recuerdos o enviarlo, por correo postal, a la Tierra de los Chupetes.

Artículos relacionados:
[Total:3    Promedio:3/5]
  • Dejar comentarios