Consejos para cuidar la piel de tu bebé: el baño, los pañales, la ropa

Consejos para cuidar la piel de tu bebé

Consejos para cuidar la piel de tu bebé

Consejos para cuidar la piel de tu bebé

La dermis de tu hijo recién nacido es muy frágil. Te ofrecemos algunos consejos para cuidar la piel de tu bebé. Debes prestar atención especial a su piel cuando le bañas, cambias el pañal o la ropa. No te debes obsesionar con el cuidado de su piel pero sí tienes que tomar varias precauciones para evitarle molestias. Todas las preguntas que normalmente te realizas como ¿A qué temperatura debe estar el agua? Serán respondidas en este artículo.

El baño del bebé durante los primeros días de nacido: ¿Cómo debe ser?

Durante las primeras semanas, el baño del bebé debe hacerse con un poco de agua y sin frotar mucho su piel. Durante el primer mes, la limpieza puede hacerse cada tres días (no es obligatorio hacerla diariamente). Muy importante: el baño debe ser corto y sin que irrite su piel. Si te preguntas qué puedas usar en vez de jabón, te aconsejamos que utilices dermolimpiadores suaves. Trata de no comprar elementos perfumados y nunca uses detergentes.

Antes de bañar a tu hijo, necesitas calentar el agua de la bañera. ¿Cuál es la temperatura ideal? Unos 37° aproximadamente. Tu hijo no debe permanecer mucho tiempo en la bañera porque ese exceso de tiempo puede producirle deshidratación en la piel. Recuerda que no debes bañarle con agua caliente, sólo con tibia. Después del baño, cuando le saques del agua, no frotes su piel, sólo retira el excedente de agua.

¿El tipo de ropa influye en la piel? La respuesta es sí

La ropa de tu bebé debe ser 100% de algodón. Sabemos que existen otros tipos de materiales que también son suaves, pero la piel de tu hijo es tan delicada que puede que no le sean favorables. Si entra dentro de tus posibilidades, utiliza el algodón no sólo en su vestimenta, también en sus sábanas, mantas y saco de dormir. Cuando le compres ropa, te aconsejamos que retires las etiquetas porque el roce puede ocasionarle irritaciones. Por último: cuando vayas a lavar las prendas, usa detergentes que sean ultrasuaves y evita los suavizantes.

Cuidados de la piel del bebé: Sol, aire libre, frío y viento

La piel de tu bebé es muy delicada y no la puedes exponer a temperaturas extremas. Los rayos ultravioletas son muy peligrosos y es necesario que asegures la protección de la piel de tu bebé. En los primeros seis meses de vida, debes evitar exponer a tu hijo al sol de forma directa. Como la exposición del bebé en este tiempo es mínima, te aconsejamos no usar bloqueadores. La piel del bebé a esa edad mantiene una gran permeabilidad.

Si vas de vacaciones a la playa o a lugares donde sepas que el niño estará expuesto al sol, debes colocarle una protección cada hora. Además de que le apliques el protector, también es necesario que le coloques bajo la sombra y, si es posible, le coloques un sombrero. Si el lugar escogido es un centro de recreación, un parque o un balneario, te aconsejamos que le pongas bloqueador cada dos horas. Muy importante: aunque el día esté soleado, nublado o lluvioso, es necesario que también le apliques protector solar porque los rayos UV siempre están allí. Recuerda que después de los seis meses, el bebé puede tomar diariamente un poco el sol en cada salida.

Pañales y cómo evitar la irritación en su piel

Cuidados de la piel del bebé

Cuidados de la piel del bebé

Para evitar que la piel de tu hijo se irrite, te recomendamos que le coloques los pañales de la talla que necesita sin que le aprieten demasiado. Para confirmar que le colocas el pañal adecuado a tu hijo, fíjate en que no le deje marcas en la piel. También, te sugerimos que no le coloques ropa muy justa en el resto de zonas. Otro consejo que te damos es que le cambies los pañales con regularidad porque las deposiciones de los niños irritan enormemente su piel.

La limpieza de los bebés después de comer es importante

Casi todos los bebés se ensucian mientras ingieren cualquier alimento. Por eso, para estos casos, es necesario tener a mano una toallita para limpiarles la boca, cara y cuello. Es importante que no dejes este procedimiento para el final porque algunos alimentos pueden irritar la piel de tu bebé. Los alimentos que más producen alergias o reacciones son los zumos de frutas y la leche.

Además, debes tener en cuenta que todo lo que el bebé ingiere es importante para su piel. Trata de evitar los alimentos que producen alergias y vete introduciéndole los nutrientes que necesita de uno en uno y a la edad que te indique el pediatra. Si tienes que darle algún tipo de medicina o crema, hazlo con prudencia por si reacciona de forma negativa. Recuerda que es importante que le indiques al pediatra cualquier grano o alteración que surja en la piel del bebé.

Último consejo a considerar: protege la piel de tu bebé de los arañazos

Es necesario que estés atento a las uñas de tu hijo porque son muy delgadas, filosas y crecen muy rápido (en ocasiones deberás cortarla hasta más de dos veces por semana). Es necesario que cortes las uñas del bebé para que no se dañe la piel de la cara o las extremidades. Te recomendamos usar una lima de uñas suave y una tijeras especiales para esta actividad. Para evitar dañar la piel que está en la punta del dedo de tu bebé, sostenla de manera muy firme y empújala hacia atrás (si notas que la piel en esta zona está hinchada, dura o muy roja, debes llamar al médico).

[Total:1    Promedio:5/5]

Artículos relacionados:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 Compartir
Compartir1
Twittear
+1
Pin