Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cómo dormir a un bebé: dónde, cuándo, consejos, trucos

Dormir a un bebé: técnicas

Como dormir a un bebe

Como dormir a un bebe

En su cuarto, en una cuna dentro de la habitación de los padres, en un lado de la cama, en una cama especialmente diseñada para ser acoplada a la cama de los padres o, incluso, en la cama de los padres. Es amplio el abanico de posibilidades para que duerma un recién nacido.

Al igual que en la alimentación, existen muchos criterios culturales, tradicionales y afectivos que se deben tener en cuenta al hacer la elección. Las opiniones son muy diversas.

Con el primer hijo, los padres pueden tener una mayor tendencia a querer mantener al bebé cerca de ellos. No es sólo por el aspecto emocional. Por la seguridad, también.

Escucha tu instinto

Tendrás que ver cómo quieres hacer las cosas porque existe una receta para la educación de tu bebé. Todo es posible y nada está prohibido. Hay muchas madres que llegado el bebé, no quieren separarse de él y mucho menos por la noche. Hay otras, las menos, que deciden instalar al bebé en otra habitación.

Como psicoanalista y psicólogo clínico, este deseo depende en gran medida de la experiencia  vivida en el embarazo y parto.

Cuando entramos en la maternidad debemos considerar el curso del embarazo, el parto, la suspensión por maternidad y si hubo o no una separación en el nacimiento con complicaciones médicas.

Y cuando se habla de los sentimientos, son los de la madre los que deben primar. Respecto a los papás, de acuerdo con el psicoanalista, el padre durante el primer mes no debe intervenir ni prohibir que la madre tenga en el dormitorio principal al bebé. Sería extremadamente violento para ella separarse de él y, si no está serena, el bebé lo sentirá.

Estado de simbiosis

“Con mi pareja decidí que nuestro bebé dormiría en otra habitación para aprovechar al máximo las pocas horas de sueño de que dispondríamos. Pero, no puede hacerlo así una vez que tuve al bebé en brazos. Era impensable dejarle solo en otra habitación por la noche. Necesitaba tenerle cerca y escuchar su respiración”, nos dice una joven madre.

Esta necesidad es bastante natural después del nacimiento. Es normal que durante las primeras semanas haya un período de fusión con el bebé. Después de nueve meses de simbiosis, no podemos cortar repentinamente este lazo.

Este tiempo de fusión, esta romántica luna de miel entre la madre y el bebé, es conocida por el término “preocupación maternal primaria” o “cien días de locura de amor” (fase en la que la madre se encuentra en un determinado estado mental, retirada de la realidad).

Te puede interesar:  ¿Cómo saber si mi bebé es intolerante a la leche materna?

El comportamiento puede parecer a los ojos de los demás, incluyendo a los del padre, al límite de lo patológico, pero ofrece al niño una continuidad esencial después de su vida en el útero. Y, también, las condiciones necesarias para su desarrollo.
El mensaje es claro: hay que respetar este tiempo esencial para el bienestar de la madre y el bebé. Si la mamá tiene que tener a su bebé cogido de la mano, que lo tenga.

Caprichos de bebés para dormir: un falso problema

Creo que es mejor, cuando sea posible, que el bebé esté en su habitación. Si pones temprano al bebé en su habitación, más adelante vas a evitarte muchos problemas.

Muchos padres creen que si duerme solo el bebé en su habitación, le ponen en el camino correcto a la autonomía y se ahorrarán caprichos futuros.

Las primeras semanas nunca es una cuestión de capricho: se trata de que el bebé esté bien.

Del lado de la medicina

Los bebés tienen más riesgo de la muerte súbita del lactante. El período crítico está entre las 10 semanas y los 6 meses. Una mamá nos escribe: “Nunca me resigné a dejarle solo hasta que tuvo 6 meses”.

Aunque aún no se conocen las causas exactas, las estadísticas han sido capaces de poner de relieve ciertos factores de riesgo o, por el contrario, de protección. La regla número 1 de la seguridad dice que instalar al bebé en el dormitorio principal es una protección adicional. Todas las estadísticas de muerte súbita sugieren que lo más seguro durante los primeros 5-6 meses del niño es que duerma en la habitación de sus padres y en su propia cama.

¿Por qué es más seguro? No tenemos respuestas exactas ya que aún no se han aclarado las causas de muerte súbita del lactante. No tenemos más que suposiciones. El biólogo Desmond Morris nos dice que si el bebé duerme al lado de sus padres, estos podrán vigilar su respiración y evitar la apnea. Mucho más simple: si duermes junto a tu bebé serás capaz de actuar con mayor rapidez cuando algo esté mal.

Separarse para dormir

Como hacer dormir a un bebe¿Quieres tener a tu bebé cerca de ti? Es bastante normal. Por lo menos, los primeros meses. La madre tomará la decisión de poner la cuna en su habitación.

Pasados unos meses, la necesaria separación permitirá que el bebé entre en el camino hacia la independencia. ¿Cuándo? Difícil dar una edad objetiva. Hay tantas situaciones como bebés. A los cuatro, cinco, seis meses parece ser el momento adecuado. Pero, el mejor momento llegará cuando la mamá pueda hacerlo sin miedo ni ansiedad.

Para facilitar esta transición del dormitorio principal a la habitación solitaria, es importante preparar un rincón acogedor para el bebé con un móvil encima de la cama, por ejemplo. El niño debe sentir que es un lugar para él. También, antes de dormir, podemos ir a jugar a la habitación para que no parezca un lugar impersonal de residencia.

Te puede interesar:  Muerte súbita del bebé, ¿cómo evitar esta tragedia?

Cuando la fusión tarda demasiado en romperse

Seis meses, nueve meses, un año… El tiempo pasa y el bebé está todavía en el dormitorio principal.

A menudo se trata de madres que han experimentado momentos difíciles con sus bebés: una separación en el nacimiento debido a complicaciones médicas, la prematuridad… “Fueron separaciones extremadamente traumáticas para la mamá”, nos dice el psicoanalista.

¿Qué hacer? Hablar, por supuesto. Es terrible sentir ansiedad ante la posible muerte del bebé. La mamá deberá tener 3 o 4 sesiones con un psiquiatra. El padre tiene un papel que desempeñar estando atento a que la relación simbiótica entre la madre y el bebé no dure más de lo normal.

El niño coartada

El niño también puede ser un pretexto para la reanudación de una vida de amor, conyugal y sexual, constantemente aplazada. Esto es lo que el psicoanalista llama “niño coartada”. “Más allá de los 5, 6 meses, si el niño sigue en la habitación de los padres puede ser porque hay un problema en la pareja.

Hay madres que llenan su vida con sus hijos y descuidan su vida matrimonial, y la presencia del niño en el dormitorio es una excusa por la falta de deseo. El reto es encontrar el equilibrio para convertirse en padres y amantes.

A favor o en contra de que el bebé duerma en la habitación de los padres

Desde un punto de vista de seguridad, la habitación de los padres parece el lugar más apropiado y cómodo especialmente si la madre está amamantando: la madre evita tener que levantarse para buscar al recién nacido. Teniendo el bebé junto a ella puede darle de mamar incluso acostada o sentarse en la cama y cogerle de la cuna instalada a su lado.

Prevenir la muerte súbita

En cuanto a la seguridad, la presencia del niño en la habitación de los padres ayuda a reducir el riesgo de muerte súbita del lactante. Los padres pueden medir sus pausas en la respiración vigilando si son más cortas cuando el bebé duerme a su lado.

Según el estudio, se recomienda poner al niño en su propia cama después de la alimentación. El colchón de la cama de los padres es, a menudo, demasiado suave para el bebé y el edredón o las mantas pueden provocarle asfixia. Coloca al niño en la cama de espalda y en una habitación caliente lejos de cualquier fumador.

“Que el bebé duerma en el dormitorio principal está, en mi opinión, absolutamente recomendado durante los primeros seis meses del niño”, dice un pediatra. “Estamos en un mundo en el que queremos separar al recién nacido demasiado rápido de sus padres por miedo a que adquiera malos hábitos”.

Durante los primeros cien días de vida, el bebé no distingue entre el día y la noche y los periodos del sueño siguen siendo muy cortos. Necesita tener seis meses para que aparezcan los periodos largos de sueño. El bebé necesita escuchar a sus padres respirar y que se mueven cerca de él, al igual que cuando estaba en el útero. Se siente más seguro.

Te puede interesar:  Ventajas y desventajas de la alimentación con biberón

El bebé está en su habitación

La Unidad de Investigación también comparte este punto de vista, mientras matiza: “Es importante que el bebé duerma con sus padres debido al riesgo de regurgitación tan común a esta edad. Pero, no es obligatorio”, subraya. Nuestra cultura no siempre favorece la proximidad y si los padres desean establecer una separación, su deseo debe ser respetado.

Si es el deseo de los padres, a los cuatro meses y medio, el bebé se instalará en su propia habitación y deberá aprender a manejar su sueño solo sabiendo que ahora tiene la capacidad necesaria para hacerlo. A partir de entonces, si llama en la noche, los padres pueden visitar a su bebé, mostrar su presencia para tranquilizarle poniendo una mano sobre él o hablándole en voz baja. A continuación, le invitarán a dormir tranquilamente (evitar balancearle o alimentarle si no es el momento para que no se instalen malos hábitos).

Un último consejo del experto en sueño: “No dudes en instalar al bebé en la habitación de sus hermanos. Lejos de molestarle, la presencia de ellos le tranquilizará asegurándole un sueño de mejor calidad”.

Cómo hacer que un bebé duerma solo

Dormir bebeLas primeras noches querrás tener al bebé cerca de ti. Te sentirás más tranquila. El sueño del bebé está en construcción.

Después de unas semanas, algunas madres reconsiderarán su posición pero deberán estar pendientes de todos sus pequeños ruidos.

Para que el bebé duerma solo: tres opciones

Tres opciones se abren para que el bebé duerma solo, pero todo depende de la configuración de tu hogar:

  • Coloca al bebé en su habitación dejando la puerta entreabierta lo suficiente para oír sus gritos de hambre y todos los demás pequeños sonidos. De cualquier manera, los padres tienen un sexto sentido para detectar al bebé antes de que realmente llore.
  • Si las habitaciones están muy distantes entre sí y tienes miedo de no escuchar al bebé, instala un monitor de bebé, una especie de walkie-talkie en una dirección. Los últimos modelos son de largo alcance pero, también, extremadamente sensibles: transmiten el más mínimo suspiro amplificado.
  • Puedes colocar al bebé en una habitación junto a tu habitación. No importa si se trata de un vestidor, un pasillo o un cuarto de baño mientras el aire sea saludable y el bebé esté cómodo.

Cómo enseñar al bebé a dormir solo

Si mantienes a tu bebé contigo las primeras semanas o los primeros meses, no hay ninguna razón para que después no pueda dormir solo.

Aquí están algunas ideas para ponerle a prueba y / o adaptarle:

  • Colócale en la esquina opuesta de la cama para que no te vea demasiado.
  • Instala una pequeña pantalla delante de su cama para que sea su rincón personal y evite que te vea demasiado temprano en la mañana.
  • Acuéstate, si te es posible, cuando él ya esté dormido. Así aprenderá a dormir solo.

Si no tienes otra opción y debes compartir la habitación  con el bebé, no te preocupes. Después de un tiempo, no escucharás sus pequeños ruidos sino sólo sus lágrimas reales.

Comprar cunas de bebés en Amazon

Comprar cunas de bebés en Amazon

Artículos relacionados:
[Total:2    Promedio:5/5]
    1. Manuela 31 agosto, 2016

    Dejar comentarios