Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El sonambulismo en niños

Mi hijo es sonámbulo, ¿debería preocuparme?

Algunos niños experimentan episodios de sonambulismo. ¿Deberíamos estar preocupados? ¿Qué podemos hacer? Vamos a ponernos al día con el Dr. Haouaria Sediri, especialista del sueño.

¿Qué es el sonambulismo en niños?

El sonambulismo en niños causas

El sonambulismo en niños causas

El sonambulismo se caracteriza por la activación del comportamiento mientras el niño está dormido. Como explica el doctor, “en teoría, mientras dormimos no tenemos comportamiento motor desarrollado. El sonambulismo se da en una etapa particular del sueño: el sueño profundo”.

“El sueño evoluciona en ciclos: primero, un sueño ligero, luego, otro profundo y, finalmente, después de unos 90 minutos, llega el sueño REM que es cuando soñamos. “El sonambulismo se caracteriza por la activación del sistema motor mientras el niño está en un sueño profundo y sin que él tenga conocimiento. En esta fase puede que el niño dé un paseo o, simplemente, se siente en su cama”, dice el especialista.

¿Quiénes son los niños afectados por sonambulismo?

Los niños afectados por sonambulismo suelen tener entre 4 años y la edad de la pubertad. “Hay un pico entre los 8 y 14 años”, añade el Dr. Sediri. A los niños les afecta más que a las niñas. También hay familias con sonambulismo”. Para el especialista del sueño, “a menudo, el sonambulismo afecta a niños ansiosos o tímidos con síntomas psicosomáticos”.

Esta tensión interna se expresa durante la noche.

Sonambulismo infantil: ¿qué hacer?

En general, el sonambulismo desaparece por sí solo aunque a veces puede reaparecer en la edad adulta. “Es mejor no preocuparse demasiado pero se deben tomar medidas de seguridad”, dice el especialista.

Es esencial tomar medidas para evitar que el niño corra peligro y pueda lastimarse a sí mismo. Es importante bloquear las ventanas. Lo mismo con las escaleras. Cierra bien la puerta principal y oculta las llaves. Si tu hijo camina sonámbulo guíale sin despertarle ni hablar con él  a su cama. Si le despiertas podría ponerse un poco agresivo.

Sonambulismo en niños: ¿cuándo consultar?

Si el problema es común hay que investigar y hablar con la escuela o familiares con el fin de entender si hay problemas o fuentes de estrés que pueden ser un desencadenante. En este caso mejor consultar y considerar, si fuera necesario, el asesoramiento psicológico. Para el doctor Sediri, “si el sonambulismo se acompaña de ronquido y / o hiperactividad y múltiples despertares, es importante verificar la causa que le está volviendo sonámbulo. Podría ser un síndrome de apnea del sueño”.

El sonambulismo en niños

Del 10 al 15% de los niños entre 6 y 15 años están viviendo episodios ocasionales de sonambulismo y aproximadamente el 5% son sonámbulos más de 15 veces por año. Por lo general, ocurre al comienzo de la noche cuando la persona duerme. Al despertar el niño no recuerda lo vivido.

Te puede interesar:  Acné: qué es, tipos, causas, síntomas, tratamientos, remedios

El sonambulismo puede resumirse a sentarse en la cama, mover la ropa, barrer la habitación con mirada ausente y, a continuación, volverse a dormir. Resulta más peligroso cuando el niño sale de la cama y de la habitación.

A pesar de que mira al frente su mirada está vacía y parece moverse sin respuesta. Su acción consiste en dar la impresión de querer hacer algo. Puede hablar y contestar pero de forma, a menudo, incomprensible o inapropiada. La mayoría de los episodios son cortos (pocos minutos). El sonambulismo puede ser la expresión de un gran estrés.

¿Cómo reaccionar? No hay mucho que podamos hacer. No es recomendable despertar al niño. Estaría confuso y no tendría ningún recuerdo del episodio.

Se le debe acompañar a la habitación. Debemos garantizar la seguridad de un niño que se mueve durante la noche para que no se acerque a las escaleras o a cualquier otro peligro. Debemos colocar cerraduras de seguridad en ventanas y puertas. Puede ser útil colocar en la puerta del niño una campana que advierta a los padres si sale de la habitación.

Aunque los episodios de sonambulismo son más bien benignos e inofensivos en los niños, a veces se acompañan de lesiones físicas (se hacen daño a sí mismos).

Es recomendable llevar al durmiente suavemente a la cama. Si sucede a menudo consulta con un médico.

Mi hijo tiene sonambulismo

Sonambulismo en niños

Sonambulismo en niños

¿No es fácil dormir a tu hijo? ¿Le ves caminar en medio de la noche y no sabes qué hacer en esos momentos? ¿Cómo explicar las crisis de sonambulismo? ¿Qué hay que hacer por la noche para que duerma tranquilo?

Has visto a tu hijo caminando por la casa durante la noche y cuando hablas con él parece que está dormido. Sin embargo, sus ojos están abiertos. Se trata de un episodio de sonambulismo.

Cuando se pone en peligro

Perteneciente a la familia de los trastornos del sueño, según los estudios, entre el 15 y el 40% de los niños de 6 a 12 años lo padecen. Normalmente desaparece alrededor de la pubertad. Más común en los varones, aparece en la fase del sueño “profundo” y puede durar de 5 a 30 minutos. Algunos niños hablan, otros se sirven bebidas de la nevera, otros pueden ponerse en peligro por golpes o si salen de la casa.

El origen del sonambulismo es todavía objeto de investigación. Algunos estudios vinculan este trastorno a migrañas o problemas epilépticos. De hecho, el sonámbulo está en un estado de sueño profundo por lo que no recuerda nada y, sin embargo, se encuentra en un estado de semiexcitación, lo que explica que se pueda mover. Este estado llamado “automatismo ambulatorio” se produce en medio de sueño, es decir de 1 a 3 horas después de dormirse.

¿Cómo actuar?

Calmado o agitado, frecuente o raro, cada tipo de sonambulismo tiene su remedio. Lo primero que debes hacer es no despertar a tu hijo a menos que esté en peligro. Acompáñale a la cama. No tendrá ningún recuerdo de lo sucedido a la mañana siguiente. Adopta medidas de seguridad en su entorno.

Te puede interesar:  Hernia

El sonambulismo puede afectar la salud de tu hijo. Si estos episodios son frecuentes (2-3 veces por semana) no dudes en consultar a un médico. Del mismo modo, si el trastorno está todavía presente después de la pubertad o, simplemente, estás preocupado, tu médico puede aconsejarte qué hacer. También decidirá un tratamiento para regular su sueño.

En algunos casos, puede necesitar medicamentos, especialmente si el sonambulismo se asocia con otros trastornos (orinarse en la cama, terrores nocturnos…) o hay muchos antecedentes familiares (presente en el 60-80% de los casos).

El sueño es esencial por lo que debes procurar que duerma lo suficiente y serenamente. Su estado general de salud, el comportamiento y rendimiento escolar cotidiano, dependen de ello. Pero, no te preocupes si te encuentras de vez en cuando un pequeño “robot” en la casa. Llévale a la cama.

Acción próxima posible: afrontar los factores que aumentan la cantidad de sueño profundo, ya que es en esta fase del sueño donde sucede el sonambulismo. Por tanto, es recomendable una higiene del sueño, es decir, dormir una cantidad adecuada de horas y acostarse y despertarse a la misma hora todos los días. También es importante buscar y tratar las enfermedades que impiden el sueño profundo como la apnea del sueño o las piernas inquietas.

También se pueden programar despertares en los niños 15 o 20 minutos antes del tiempo medio de la aparición de los episodios de sonambulismo para tratar de evitarlos. Repetir este método puede superar el sonambulismo. La hipnosis y la autohipnosis también se utilizan en algunos centros del sueño.

¿Cómo limitar el sonambulismo?

• Anímale a tomar una siesta en la tarde para que el sueño no sea demasiado profundo al acostarse. Si tu hijo está muy cansado cuando se va a la cama por la noche aumentará la posibilidad de una corta caminata nocturna.
• Controla sus patrones de sueño y la hora que se acuesta.
• Establece un ritual antes de acostarle. Evita que tu hijo haga exceso de ejercicio físico en la noche. La televisión debe apagarse mucho antes de la hora de ir a la cama.

Si persisten los episodios

• Si los episodios son frecuentes (más de una semana), una grabación del sueño proporciona un diagnóstico preciso. A veces es necesario recurrir a los sedantes durante períodos cortos. El sonambulismo desaparece con el tiempo. La paciencia es un buen remedio.

¿Se puede tomar la medicación?

Por último, si otros tratamientos no han funcionado bien y el sonambulismo es frecuente y peligroso para la persona, se pueden recetar medicamentos. Por ejemplo, benzodiazepinas (como el clonazepam o diazepam), tranquilizantes, cambios en los patrones del sueño y disminuir la cantidad de sueño profundo. También, un antidepresivo, imipramina, que funciona en el mismo principio.

“Estos tratamientos serán el último recurso y sólo se prescribirán durante un período limitado”, insiste el doctor Haba Rubio. “Algunos sonámbulos lo son sólo en situaciones en las que se incrementa el riesgo, por ejemplo, durante una noche en un lugar desconocido”.

Te puede interesar:  Apnea del sueño: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Lo que necesitas saber acerca del sonambulismo

No es un trastorno tan raro en los niños.

El sonambulismo

El sonambulismo es una parasomnia, un conjunto de motores o fenómenos sensoriales anormales durante el sueño. Otras dos parasomnias ocurren durante el sueño profundo: un despertar confuso, la persona se despierta desorientada sin saber dónde está. Si existen los terrores nocturnos se despierta gritando y con gran temor.

“Estas tres parasomnias del sueño profundo parecen ser tres expresiones de un mismo fenómeno”, señala el Dr. Haba Rubio.

¿Quién puede ser sonámbulo?

El sonambulismo es frecuente en los niños, especialmente alrededor de los 8 años. Algunas investigaciones han identificado hasta el 20% de niños sonámbulos. Esta proporción se reduce en los adolescentes al 1%, informa el Dr. Haba-Rubio.

Es muy raro que uno se convierta en sonámbulo en la edad adulta sin haberlo sido de niño. Hay un fuerte componente genético para esta condición. El niño de padres sonámbulos es más probable que lo sea.

Sonambulismo en niños: causas

Se trata de una “excitación disociada”, dice el especialista. “El sonámbulo está dentro de un sueño profundo, pero una pequeña parte de su cerebro se despierta. De hecho, nuestro sueño no es un fenómeno global”.

Cada noche pasamos por diferentes etapas de sueño.
• Somnolencia primero.
• Sueño ligero, donde se puede despertar fácilmente.
• Sueño profundo, el más tranquilo y pesado.
• Sueño REM, por último, durante el cual soñamos y nuestros ojos se mueven constantemente.

Después de quedarnos dormidos pasamos por varios ciclos de sueño ligero, profundo y REM en ciclos de una hora y media.

Se cree que culpable del sonambulismo es la mala coordinación de nuestros sistemas de vigilia y sueño. Como freno y acelerador, nuestro cerebro tiene dos sistemas que funcionan en paralelo. Para dormir, nuestro sueño se activa y el sistema de monitoreo se inhibe. En el caso de sonambulismo, el “freno” está en marcha pero el pedal del acelerador no está completamente cargado.

Más allá del bien y el mal

El lado oscuro de sonambulismo excita la imaginación y la ficción. Si este aspecto es poco frecuente, sin embargo, existe.

Muchos asesinos afirmaron que estaban durmiendo en el momento de cometer su delito. Consideremos el caso de Kenneth James Parks en 1987. Muchos expertos confirmaron en su juicio que estaba dormido y sonámbulo cuando mató a sus suegros. Fue absuelto, decisión confirmada en apelación por el Tribunal Supremo de Canadá.

Más cerca de casa, los especialistas del sueño han demostrado que puede existir un trastorno llamado “sexomnio”. En estos casos, “la persona con conducta sexual inapropiada durante el sueño, la dirige hacia los demás o hacia sí mismo”, dice el Dr. Haba Rubio. Se trataría de un tipo particular de sonambulismo. Es muy poco frecuente en la literatura, pero teniendo en cuenta su carácter, es concebible que sólo una minoría de casos sean reportados”.

Artículos relacionados:
[Total:5    Promedio:3.2/5]
  • Dejar comentarios