Síntomas de la ciática en el embarazo

Ciática en el embarazo

Síntomas de la ciática en el embarazo

Síntomas de la ciática en el embarazo

En el embarazo, el nervio ciático es uno de los primeros en verse afectado cuando la barriguita va creciendo. Casi la mitad de las mamás sufren de la ciática durante el embarazo. Las molestias van aumentando a medida que avanzan los trimestres. Este nervio es el más largo y ancho de todo el cuerpo. Como resulta bastante susceptible a la presión, la sobrecarga de peso en el útero tiende a inflamarlo y aparecen los dolores.

Este dolor se manifiesta en el área del glúteo, las piernas o en la parte baja de la espalda. Generalmente, se siente en un solo costado. Se inicia como un hormigueo que poco a poco va intensificándose. La sensación puede extenderse por toda la pierna y alcanzar los pies. También se adormece la ingle o la zona de los genitales. La intensidad del dolor puede ser tan alta que puede dificultar el mantenerse de pie. En ocasiones, existe una falta de coordinación o una disminución en la sensibilidad de las piernas. A veces, el dolor es tan fuerte que cualquier movimiento puede resultar doloroso para la futura mamá.

La prevención es el mejor remedio para combatir la ciática en el embarazo. Cualquiera que sea tu caso, es muy importante que hagas ejercicio moderado como natación o yoga prenatal. Tienes que cuidar tu espalda. Estar demasiado tiempo en la misma posición, bien sea de pie, acostada o sentada, puede acentuar el problema. También es contraproducente caminar durante periodos prolongados.

Recomendaciones para aliviar la ciática durante el embarazo

Las mujeres que han sufrido de la ciática en embarazos anteriores son más propensas a experimentar lo mismo la siguiente vez que estén esperando un bebé. Lo mismo les sucederá a aquellas que sufren de problemas en la espalda como escoliosis o lesiones. Lo más probable es que también aparezcan estos dolores en una mujer embarazada que ha tenido o tiene depresión. Es una fortuna saber que los dolores irán desapareciendo poco a poco después del parto.

  • Usar zapatos demasiado planos o excesivamente altos pueden empeorar el dolor. Prueba con tacones de 3 a 5 centímetros para cuidar tu postura.
  • Mantén la espalda erguida.
  • Ten cuidado con aumentar demasiado de peso durante la dulce espera. Los kilitos de más son los principales causantes de los dolores en la ciática durante el embarazo y pueden ocasionar muchos tipos de complicaciones. Vigila el aumento de peso periódicamente con el especialista. Lo ideal es engordar unos 12 kilos en todo el embarazo.
  • Evita levantar demasiado peso mientras estás embarazada. Lo mismo con los movimientos bruscos.
  • No duermas boca arriba. Acostarse de lado es lo mejor para aliviar el dolor. Hazlo preferiblemente del lado izquierdo con una almohada entre las rodillas.
  • Toma un baño de agua tibia.
  • Aplica calor seco en la zona afectada.
  • Los masajes terapéuticos pueden ser beneficiosos para combatir la ciática
Te puede interesar:  Reflujo gastroesofágico: diagnóstico, causas, síntomas, tratamiento

Si el dolor es muy fuerte, se acompaña de fiebre, o aparece a partir de una caída, consulta con tu médico. Puede que te recete algún antiinflamatorio que no le causará ningún tipo de daño al bebé.

Artículos relacionados:
[Total:1    Promedio:5/5]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 Compartir
+1
Compartir4
Twittear
Pin