Cómo saber si mi hijo tiene los pies planos: síntomas, consecuencias, corregir

¿Cómo saber si mi hijo tiene los pies planos?

Cómo saber si mi hijo tiene los pies planos

Cómo saber si mi hijo tiene los pies planos

Cuando los hijos empiezan a caminar, a los padres les surgen nuevas inquietudes y entre ellas está ¿cómo saber si mi hijo tiene los pies planos? Algunos niños meten un pie hacia dentro, otros un poco hacia afuera, otros parece que caminan de puntillas. Sin embargo, el saber si sus hijos tienen los pies planos parece ser el tema más preocupante.

¿Hasta que edad se puede corregir el pie plano?

Ciertamente, no estás equivocado cuando crees apreciar que tu hijo tiene los pies planos (lo tienen visualmente así hasta los 3 ó 4 años). Es después de esta edad cuando la mayoría de los niños forman el empeine y dejan de tenerlos así.

Zapatos especiales y plantillas

Durante muchos años, a los niños que empezaban a caminar se les colocaban unas botas reforzadas. Dichas botas tenían en la suela, sobre el talón, sujetadores por ambos lados y plantillas en su interior. Se hacía así porque antes se creía que el pie no se podía formar de manera correcta sin un molde de guía.

Realmente, hoy en día se sabe que no hace falta estar tan pendiente sobre cómo crecen los pies del niño. Como vemos, a  menos que se vea un problema muy claro al caminar, no debes preocuparte (los problemas en la flexibilidad, fuerza o posición del pie se dan solo en una cantidad pequeña de niños).

¿Cómo puedo saber si mi niño tiene pie plano?

Normalmente, los pies reposan sobre el suelo (los dedos y la parte de atrás de los dedos, el talón y su lateral externo). La parte interna conocida como el arco plantar no toca el suelo. Los bebés apoyan la planta del pie completamente sobre el suelo de manera que no se puede apreciar el arco en el interior del pie. Esto sucede hasta los 3 ó 4 años de edad y no significa, necesariamente, que el pie del niño sea plano. Se ve así porque esa parte está llena de grasa y adicionalmente sus ligamentos todavía son demasiado elásticos.

A medida que los niños van ejercitando sus pies al caminar o realizan cualquier otro movimiento, la musculatura se va haciendo más fuerte y la grasa va desapareciendo contribuyendo a que se forme el arco plantar. Aunque generalmente  esto sucede a los 3 o 4 años de edad, en muchas ocasiones se puede llegar a ver niños de hasta 6 años de edad a los que aún no se les ha formado su arco.

Si deseas descubrir si se trata de un pie plano o de un pie en formación, solo hay que poner al niño de puntillas. Al hacerlo, si no aparece el arco estarás viendo un pie plano rígido, sin ningún arco y que está considerado fuera de lo normal. No obstante, si lo puedes apreciar no existe ningún problema y se trata de un pie normal en crecimiento. Al pie normal en formación se le llama “pie plano laxo o pie flexible”. Todo indica que cuando alcance cierta madurez y deje de  crecer será tan flexible que dejará de considerarse plano.

En caso de que efectivamente mi hijo tenga los pies plano: consecuencias del pie plano en niños

En ocasiones, los pies planos pueden llegar a convertirse en algo molesto aunque otras veces no. En el mundo existen corredores de pies planos que si compitiéramos contra ellos nunca los alcanzaríamos por su velocidad. Sin embargo, hay niños y adultos que tienen esa condición, por llamarla así, y son muy torpes al andar. Inclusive, tienden a quejarse que les duelen mucho los pies al caminar o cuando los apoyan mal. Además, algunos presentan fatigas en trayectos cortos, caídas o pérdidas del equilibro de manera frecuente. Si llega a ser este el caso de tu hijo, te recomendamos buscar ayuda de un profesional. Existen muy buenos profesionales que te orientarán sobre cómo ayudar al niño y mejorar su situación.

[Total:1    Promedio:5/5]

Artículos relacionados:
Loading...

Add Comment

1 Compartir
Compartir1
Twittear
+1
Pin