Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Niños adoptados: estrategias para afrontar conductas, 5 maneras de afrontar el dolor y la pérdida después de la adopción

Niños adoptados: estrategias para afrontar conductas

Niños adoptados estrategias para afrontar conductas

Niños adoptados estrategias para afrontar conductas

Alguna vez hemos escuchado hablar sobre temas relacionados con la adopción de niños que vivían en orfanatos. Pero, rara vez hemos oído hablar sobre el dolor que sienten al alejarse de sus hogares de acogida u orfanatos donde formaron vínculos saludables con sus compañeros y cuidadores.

Ojalá pudiéramos decir que en el proceso de adopción todo es bonito. No sería cierto. Tomaremos el caso de la adopción de un niño chino llamado Finn. Los padres adoptivos comentaron lo siguiente: “Para nuestro recién adoptado niño de tres años y medio, la experiencia parecía un secuestro. Estaba muy apegado a sus padres de crianza que le cuidaron muy bien. Nos llevó varios meses apaciguar su cólera y el dolor por su pérdida”.

Niños adoptados: 5 maneras de afrontar el dolor y la pérdida después de la adopción

Aparte de tener paciencia, hay varias cosas que los padres pueden hacer para ayudar a su hijo a sobrellevar el dolor por la pérdida que puede seguir a la adopción.

1) Acepta que tu felicidad puede chocar con el dolor de tu niño

Es absolutamente aceptable que los padres estén visiblemente felices con el nuevo hijo que se une a la familia. Sin embargo, el niño puede ser incapaz de sentir el entusiasmo de los padres. El niño o la niña pueden no comprender cómo los padres se sienten felices mientras él o ella están de luto por la pérdida de sus cuidadores.

Los expertos sostienen que los padres deben ser pacientes y gestionar sus emociones hasta que el niño se adapte y acepte su entusiasmo. Esto ayudará a los padres a llevar mejor el proceso.

Te puede interesar:  Divorcio e hijos: cómo afecta el divorcio en los niños

2) Habla con tu hijo sobre la pérdida

Si el niño tiene la edad suficiente y el lenguaje no es una barrera, explícale las cosas que se ha perdido al no formar parte de una familia.

También puedes simpatizar con su dolor y su pérdida. Conseguirás que el niño se sienta seguro y comparta contigo sus sentimientos sobre la experiencia, o tal vez con tus palabras puedas ayudarle a expresar sus sentimientos de tristeza, ira o confusión.

A algunos padres les puede costar iniciar la conversación, pero hablar con su hijo acerca de su pérdida, por desagradable que sea, ayudará a construir un vínculo que facilitará el proceso de apego.

Nos dicen los padres de Finn: “Nuestro hijo recién adoptado era muy joven, no entendía el inglés y no podíamos tener conversaciones con él. Sin embargo, a través de nuestras acciones, intentábamos demostrarle que comprendíamos que estaba triste. Hacíamos todo lo posible por empatizar con él utilizando un tono reconfortante y estimulante que afirmara y validara sus sentimientos.

3) Reconoce el dolor de tu hijo

Los padres tendemos a evitar que les afecten los problemas a nuestros hijos, particularmente cuando son pequeños. Consideramos que es una forma de protegerles.

Sin embargo, cuando se trata de pena y pérdida, es importante que el niño sepa que puede hablar sobre ello. En este caso, sobre el orfanato o los últimos padres de crianza.

Los padres deben compartir con su hijo la tristeza que siente al perder a sus amigos y cuidadores.

Aunque lamentar el pasado puede hacer que los nuevos padres se sientan rechazados, compartir lo que duele también puede ayudar a construir un vínculo y facilitar el apego. El niño confiará en que los nuevos padres sabrán manejar la situación y le aceptarán incondicionalmente.

Los adoptados más jóvenes puede que no sepan demostrar estos sentimientos con palabras y sí con su comportamiento. En el caso de Finn, ese comportamiento consistía en patear en el suelo y gritar hasta 45 minutos seguidos.

Te puede interesar:  Padre ausente: ¿cómo lidiar con las consecuencias de la falta del padre?

Nos dicen los padres de Finn: “Nos quedábamos cerca de Finn mientras estaba enfurecido. Cuando se calmaba, le consolábamos y jugábamos con él”.

“No podemos decir que esto hizo que el proceso de duelo acabara antes. Pero estamos bastante seguros de que si hubiéramos reñido o ignorado ese comportamiento, el proceso de duelo y la vinculación a nosotros habría durado mucho más”.

4) Conforta a tu hijo

Consigue que tu niño entienda que será querido y abrazado por vosotros, los nuevos padres, cuando le falten los cuidadores anteriores.

Los niños adoptivos sufren al perder a la que antes era su familia. Cualquier momento de ira dirigido a los nuevos padres se deberá a la situación, no a los nuevos padres.

Puede ser difícil para un padre adoptivo escuchar como su niño llora y llama a sus anteriores cuidadores. Puede decepcionarle que su presencia no haga desaparecer todos los sentimientos negativos como lo haría una varita mágica.

Puede ayudarte recordar que cada vez que consuelas a tu afligido hijo, consigues que vuestro vínculo sea un poco más fuerte.

5) Confórtate tú mismo

Problemas psicologicos en niños adoptados

Problemas psicologicos en niños adoptados

A la nueva familia de Finn le ayudó recordar que los sentimientos contrarios del niño no estaban ahí por ellos.

Estos padres adoptivos entendieron la tristeza y el enfado de Finn y pidieron a su hijo mayor y al resto de la familia que se pusiera en los zapatos de Finn.

“Imagínate que eres un niño feliz en un hogar adoptivo de China y, un día, un extraño te lleva lejos de la gente que conoces. Te explican lo que está pasando pero tienes tres años y no tienes idea de lo que están hablando. Te llevan a un hotel y te entregan a desconocidos que en nada se parecen a tus cuidadores. Nunca has visto a personas de pelo rubio y ojos azules, así que estás bastante seguro de que estas personas son de un planeta diferente”.

“Cuando estas personas te suben en un avión, tienes la seguridad de que estás siendo secuestrado por extraterrestres. Después, te llevan a un lugar que literalmente está en la otra parte del mundo donde el sol se levanta y se pone en los momentos equivocados, donde la gente utiliza palabras que no entiendes y donde la comida sabe horrible”.

Te puede interesar:  Niños con problemas de conducta

“Por supuesto que te sentirás enojado, asustado y confundido, no importa lo agradable que estas personas sean contigo. Y, por supuesto, vas a extrañar el lugar en que estabas, las personas y las rutinas familiares”.

“No sabes lo maravillosas que son estas nuevas personas. Todo lo que sabes es que te llevaron lejos de la casa hacia un lugar del extranjero”.

“Obviamente dirigirás tu enojo hacia la gente que te llevó allí, y tendrás que lidiar con esos sentimientos hasta que puedas empezar a confiar o te gusten esas nuevas personas”.

Esta es la historia que los padres de Finn se decían a sí mismos y a su familia cuando las cosas se ponían difíciles. Les consoló y ayudó a entender que los sentimientos de Finn eran normales.

También entendieron que el niño no iba personalmente contra ellos. Todo se debía a la situación.

Las sugerencias que se enumeran aquí pueden ayudaros a lidiar con el dolor y la pérdida que el niño siente después de la adopción. En algunos niños pueden funcionar, en otros, no.

Necesitaréis un montón de paciencia para superar los momentos de dolor que pasará el niño por la pérdida de su anterior vida. Después, vivirá feliz con vosotros.

Artículos relacionados:
[Total:3    Promedio:2.3/5]
  • Dejar comentarios