Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

5 tips para cuidar la piel del busto durante el embarazo

Cambios en los senos durante el embarazo

5 tips para cuidar la piel del busto durante el embarazo

5 tips para cuidar la piel del busto durante el embarazo

Durante la gestación el cuerpo de la futura madre sufre una serie de cambios, necesarios para traer el bebé al mundo. Gracias a la influencia hormonal, el cuerpo de la mujer se adapta para el parto y la lactancia. Uno de los cambios más destacables es el crecimiento de los senos, los cuales se empiezan a preparar para la lactancia. Esto puede traer como consecuencia la aparición de estrías, las cuales suponen un problema estético bastante molesto para las mujeres, especialmente posterior al parto. Además de aumentar de volumen, es muy común que surjan molestias en los senos durante el embarazo como picazón, cosquilleo, sensibilidad al tacto, oscurecimiento y agrandamiento de los pezones y areolas, entre otros.

¿Cómo cuidar la piel del busto durante el embarazo?

Debido a esto, resulta de mucha importancia mantener cuidados preventivos desde los primeros meses de embarazo, para evitar la aparición de estrías y cualquier otra marca poco estética en los senos. Para ayudarte con esto, a continuación te explicaremos 5 tips para cuidar la piel del busto durante el embarazo:

Hidrata tus senos

Desde el principio del embarazo, asegúrate de utilizar cremas hidratantes y humectantes para la piel, y no olvides aplicarlas sobre tu busto. La higiene también es importante, utiliza jabones nutritivos, como los hechos a base de miel o avena, y evita aquellos que provocan sequedad, ya que pueden contribuir con la aparición de grietas y estrías. También puedes hacer unos de una crema anti estrías, y aplicarla diariamente sobre tu busto. Es importante realizar suaves masajes cada vez que apliques crea en tus senos, de este modo ayudarás a que penetre eficazmente en la piel. Asegúrate de mantener la hidratación y tratamiento anti estrías hasta el final del embarazo, con constancia y regularidad. Durante la ducha, báñate con agua tibia y al finalizar aplica un poco de agua fría a cada seno, el agua a temperatura fría ayuda a que los músculos, ligamentos y tejidos conectivos se mantengan fuertes y tonificados.

Te puede interesar:  Embarazo precoz o a temprana edad: causas, consecuencias, prevención

Utiliza brasieres (sostenes) de maternidad

Es importante adecuar tu ropa interior a los cambios que van ocurriendo en tu cuerpo. Un sostén de maternidad aportará la seguridad y comodidad necesaria para tu busto. Opta por uno hecho de algodón, ya que ayudará a que la piel de tus senos respire. Durante la noche no uses sostén ni ningún tipo de ropa que apriete tus senos, es importante darles espacio para que se acomoden adecuadamente. A muchas mujeres les cuesta más que a otras habituarse al nuevo tamaño de su busto, sin embargo los cambios que trae consigo esto son indispensable para asegurar que la piel y forma de tus senos se mantenga después del embarazo.

Practica ejercicios para fortalecer el busto

Dedica unos minutos diarios a realizar estos ejercicios. Levanta y baja los brazos varias veces por unos minutos. Une tus manos al frente de tu busto y empuja una contra la otra, varias veces por 15 minutos. Realiza movimientos circulares con tus brazos. Otro ejercicio eficaz para tonificar el pecho, es colocar los brazos al frente sujetando con cada mano una pesa pequeña y bajar los brazos a los costados, repetir varias veces por unos minutos.

Utiliza almohadillas desechables

Es muy frecuente, durante los últimos meses de embarazo, que los senos empiecen a producir calostro, el primer tipo de leche que se produce. Si este es tu caso, utiliza almohadillas protectoras desechables entre tu sostén y tu seno, para evitar manchar tu ropa. Deja que tus senos respiren de vez en cuando o al menos después de bañarte.

Realiza exfoliaciones con productos naturales

Al menos una vez por semana, puedes exfoliar la piel de tu cuerpo, incluyendo la de tus senos, usando productos naturales como miel y azúcar. La exfoliación es un proceso bastante delicado, ya que requiere de la remoción de piel muerta a través de masajes con productos exfoliantes. Al ser la zona de tus senos, un área bastante vulnerable, trata en lo posible de realizar masajes suaves y delicados. Prepara una crema exfoliante con miel y azúcar, aplícala sobre tu busto y masajea suavemente por 5 minutos, luego deja que haga efecto por otros 10 minutos. Finalmente retira enjuagando con agua.

Te puede interesar:  Homeopatía para déficit de atención en niños

Artículos relacionados:
[Total:2    Promedio:3.5/5]
  • Dejar comentarios