¿Cuáles son los días fértiles de una mujer para quedar embarazada?

Días fértiles para quedar embarazada

Cuáles son los días fértiles de una mujer para quedar embarazadaSi te encuentras dentro del proceso de intentar aumentar la familia, debes conocer cuáles son los días fértiles de una mujer para quedar embarazada.

Es importante que, a lo largo de su vida, toda mujer posea un conocimiento gradual de su cuerpo y de su ciclo menstrual. Este tipo de conocimiento propio se vuelve aún más importante si se desea lograr un embarazo porque, en ciertas ocasiones, no resulta del todo fácil.

Cuando nos referimos a fertilidad, nos referimos a la capacidad que tiene el ser humano para crear una nueva vida. Ahora bien, si nos referimos a los días fértiles de una mujer, estamos tratando con una gran diversidad de factores biológicos que afectan a su capacidad para quedar embarazada.

Los días de fertilidad se reconocen porque el cuerpo de la mujer experimenta cambios en su temperatura corporal, además de cambios en las características de su flujo vaginal. Es aquí donde empezamos a fijar términos como el ciclo menstrual y su influencia en la fertilidad de la mujer.

¿Cómo saber los días fértiles de una mujer?

Para poder calcular cuáles son los días fértiles de una mujer es sumamente importante que ella conozca su ciclo menstrual, y esto puede no ser tan sencillo. La mayoría de las mujeres, o un porcentaje bastante alto, no son regulares con sus periodos lo que altera y dificulta poder calcular con éxito su ciclo menstrual. Un ciclo menstrual regular se determina por un ciclo de 28 días. Si añadimos tres días más de menstruación, se convertirían en 31 días y se completaría lo que conocemos como un mes.

Sin embargo, no sucede siempre así porque, normalmente, en la mujer puede variar su ciclo menstrual y, considerándose completamente normal,  aparecer éste entre los días 21 y 35.  Esta variación en los días puede provenir de distintos factores como genética, salud, vida diaria, ejercicios, hormonas y estrés, entre otros. A pesar de todas estas variables mencionadas, es importante dejar claro que no existe un método cien por cien fiable porque se conocen casos donde la mujer pudo quedar embarazada mientras menstruaba.

Lo cierto es que a través de este cálculo, puedes determinar los días de mayor fertilidad de tu ciclo menstrual. Esto te permitirá, si te encuentras en la búsqueda de un embarazo, determinar qué días son los propicios para crear una nueva vida. Para elaborar este cálculo hay que tomar como ejemplo los ciclos menstruales regulares que serían de 28 días. A través de este conteo conocemos que el día de máxima fertilidad de una mujer sería justo el del medio, es decir, el día 14.

Te puede interesar:  Dolor pélvico en el embarazo: causas, tratamiento

Sin embargo, las siguientes cuarenta y ocho horas, incluso los tres primeros días antes del día 14, son considerados de fertilidad alta. Esto se debe al tiempo que viven los óvulos y los espermatozoides cuando están dentro del útero de la mujer. Esto quiere decir que dentro de un ciclo menstrual regular, los días fértiles pueden estar entre el día 11 y el  día 16, siendo el día 14 el de mayor posibilidad para quedar embarazada.

El ciclo menstrual y los días fértiles

Conociendo cómo realizar un cálculo efectivo de los días fértiles de la mujer, es importante conocer las distintas fases del ciclo menstrual. Como cada mujer es distinta, ya determinamos que cada ciclo puede poseer connotaciones distintas. El ciclo menstrual posee una serie de etapas que lo dividen para determinar cuándo la mujer puede quedar embarazada y en qué momento de su ciclo se encuentra.

  • Fase folicular: este periodo se determina desde el mismo primer día que se tiene la menstruación y culmina en el momento en que se libera el ovulo, es decir, cuando comienza la ovulación. En esta fase se producen cambios a través de mucosa endometrial y la cavidad uterina que preparan el útero para una posible fecundación.
  • Fase de ovulación: este periodo se inicia cuando uno de los ovarios libera un ovulo para su posible fecundación. Este ovulo portador del material genético de la mujer es el que tiene la capacidad de ser fecundado por un espermatozoide.
  • Fase lútea: en esta fase, también conocida como la fase del cuerpo amarillo, muestra su aparición una glándula que permanece en el ovulo desde la fase de la ovulación hasta la próxima menstruación o fecundación. Esta glándula es la que permite que si no se logra la fecundación durante el tiempo de vida del ovulo, aparezca la siguiente menstruación y se repita nuevamente el ciclo.

Estas fases explican de manera científica lo que la mayoría ya sabemos acerca de los días fértiles y su cálculo a través del ciclo menstrual.

Para llegar al entendimiento de tus propios días de fertilidad, debes llevar un registro exacto de tus periodos para, de esta manera, establecer el ritmo de tu ciclo menstrual. Una vez ya lo tengas descifrado, podrás basarte en este tipo de cálculos aplicando las matemáticas.

¿Qué es la temperatura basal y qué relación tiene con la fertilidad femenina?

Por si no habías oído hablar sobre la temperatura basal, te explicamos que es la temperatura que posee nuestro cuerpo cuando acabamos de despertarnos. La temperatura basal puede ayudarte a conocer cuándo estás pasando por la ovulación. Esta técnica es conocida como el método sintotérmico de fertilidad, y basa sus fundamentos en los cambios de temperatura basal registrados en la mujer.

Sin embargo, debo recordarte que aunque este método no predice la ovulación, sí puede indicarte cuándo te encuentras en ese proceso de ovulación. Esta técnica es efectiva ya que posees 72 horas desde el momento que ovulas, según la vida del ovulo, para poder fecundarlo. Para obtener una información confiable, es necesario realizar registros de la temperatura basal de la mujer durante una buena cantidad de meses para, de esta manera, implantar un patrón que ofrezca mayor seguridad sobre la información recabada.

Te puede interesar:  Embarazo semana 9 a semana 12

Existen una serie de consejos para ayudar a llevar el control de la temperatura basal. Son los siguientes:

  • La temperatura basal considerada normal antes de la ovulación oscila entre los 36,5 y 36,7 grados centígrados.
  • Cuando estás ovulando suele haber un cambio hormonal en la temperatura con un aumento de 0,3 a 0,5 grados centígrados.
  • El aumento de temperatura obtenido durante la ovulación se mantendrá hasta finalizar el ciclo menstrual e iniciar el nuevo proceso de menstruación.
  • Es importante tomarse la temperatura justo después de despertar (antes de levantarse o lavarse).
  • Para obtener el mejor registro posible ya que los cambios de temperatura son mínimos, mantente puesto el termómetro durante cinco minutos aproximadamente.
  • Si es posible, el registro de la temperatura debe hacerse a la misma hora y en las mismas condiciones cada día.

También existen una serie de detalles que servirán para que tengas una mejor precisión sobre el método sintotérmico. Los cambios en la temperatura se deben a la hormona de la progesterona que eleva sus niveles debido a los cambios hormonales que produce la ovulación. Y como cada mujer es distinta, esos niveles de progesterona pueden aumentar más o menos dependiendo de su naturaleza. Esto quiere decir que es completamente normal que en algunas mujeres existan oscilaciones más altas de temperatura.

Una vez hayas terminado de controlar de manera específica tus días de ovulación a través de la temperatura basal, es cuando puedes llevar a cabo un proceso de fecundación exitoso. Para quedar embarazada debes mantener relaciones sexuales con tu pareja unos tres días antes de que se inicie tu cambio de temperatura.

De ahí determinamos que la temperatura cumple un rol importante en lo que a fertilidad se refiere. Estos pequeños cambios de temperatura son la manera sutil que utiliza tu cuerpo para informarte de que se encuentra listo para procrear.

Aspecto del flujo vaginal y su relación con la fertilidad femenina

Días fértiles de una mujer para quedar embarazada

El flujo vaginal es una secreción que protege a la vagina de gérmenes y la mantiene lo más limpia posible. En el flujo de las mujeres, aunque haya variaciones de unas a otras, existen ciertas generalidades que se aplican a todas. Por ejemplo, la cantidad de segregación del flujo vaginal depende del ciclo menstrual de la mujer y lo entrelaza con la fertilidad de manera muy cercana.

Durante el periodo de ovulación es, precisamente, cuando la mujer se encuentra más disponible para procrear a un bebé, y cuando el flujo vaginal tiende a ser más abundante. Esto puede deberse a la maravilla de la genética humana que determina que el organismo puede estar en proceso de fecundación y que el espermatozoide puede entrar en él. El flujo vaginal cumplirá sus funciones primarias de resguardo y protección, y adicionalmente permitirá el desliz con la menor cantidad de fricción previniendo cualquier lesión.

Te puede interesar:  Remedios caseros para estimular la lactancia materna

Puede notarse mucha diferencia durante los días de poca fertilidad en la mujer porque el flujo se torna escaso. Al ser menos la cantidad que segrega el cuerpo, el flujo tiende a presentar un color diferente con tonos amarillos y una viscosidad densa. Ésta es la forma que tiene el organismo de indicar que no se encuentra preparado para una fecundación. Este tipo de variaciones se producen por la hormona del estrógeno quien, al acercarse los días de fertilidad, aumenta sus niveles consiguiendo que se segregue una mayor cantidad de flujo y que sea transparente.

¿Cuántos días después de la menstruación puedo quedar embarazada si soy irregular?

Toda mujer que presente periodos de menstruación irregulares no tiene claro los periodos de fertilidad de su cuerpo. El ciclo menstrual puede variar debido a muchos factores dentro de los que destacan la genética, si tienes ovarios poliquísticos, el estrés, la ansiedad, las enfermedades renales, la diabetes o, incluso, por alteraciones hormonales naturales.

Calculadora de días fértiles de una mujer irregular

Lo primero que debes hacer es determinar si eres una mujer regular o no. Algunos síntomas para poder diferenciarlo son los siguientes:

  • Eres irregular si tu periodo no aparece en fechas determinadas sino que muestra variaciones según el ciclo.
  • Un síntoma de irregularidad es si posees un ciclo menstrual muy corto o, en ocasiones, muy largo.
  • Si tienes ausencia de menstruación durante periodos excesivos de tiempo sin que ello quiera decir que te encuentras embarazada.
  • Si tu flujo vaginal o secreción es muy denso.
  • Si durante la menstruación muestras poco sangrado o poca variación del mismo.
  • Si es inconstante la aparición de síntomas generales de la menstruación como el dolor abdominal, la inflamación de la zona del vientre y el dolor en los senos.

Si aplicas estos consejos a tu ciclo menstrual y determinas que, efectivamente, eres irregular, puedes apoyarte en las diversas técnicas para determinar en qué días puedes quedar embarazada. De igual manera, existen ciertos indicios de tu cuerpo que pueden ayudarte a determinar los días fértiles de tu ciclo menstrual. Si eres irregular y te duele la parte inferior del abdomen, tienes extrema sensibilidad en las mamas y mucha pesadez, hipersensibilidad, cambios de humor y flujo abundante, puedes estar en tu periodo fértil.

Ahora bien, el hecho de que seas regular o irregular, no quiere decir que siguiendo estos métodos puedas o no quedar embarazada. A pesar de lo improbable que suene existen casos donde mujeres estando con el periodo, que se supone no son fértiles durante ese tiempo, han quedado embarazadas. Así que, ya sea que busques protegerte o estés en el proceso de búsqueda de un bebé, nada es seguro. Lo más recomendable es que sigas cualquier método o técnica con la supervisión de un médico y estés muy atenta a las señales de tu cuerpo.

Artículos relacionados:
[Total:0    Promedio:0/5]
  • Dejar comentarios