Disciplina positiva: qué hacer cuando un niño pega, muerde o no sigue las reglas

La disciplina positiva

Muerde, golpea, no sigue las reglas… No consigues hacerle obedecer. La disciplina positiva, concepto educativo importado del extranjero, podría llevar armonía a tu familia.

En educación, a veces los padres jóvenes andan un poco perdidos. Por un lado, creen que el niño es el rey. Por otro, condenan modelos educativos demasiado permisivos en los que los niños tienen derecho a hacer lo que quieran. No obstante, no podemos regresar a la autoridad, a veces demasiado estricta, que empleaban nuestros padres o abuelos con nosotros. ¿Cachetes en el culo? No, esa no es la solución.

En esta incertidumbre educativa es donde los niños tienden a tomar el poder. Algunos padres se encuentran abrumados y, a veces, optan por soluciones radicales desaconsejables. La violencia psicológica, el castigo público…
¿Realmente se les puede culpar por no saber reaccionar ante un niño caprichoso que muerde, golpea y deja de seguir las reglas constantemente? La disciplina positiva surgió para ayudar a los angustiados padres.

Disciplina positivaFue un enfoque educativo desarrollado en los años treinta por el psicoanalista y psiquiatra austriaco Alfred Adler y Rudolf Dreikurs Americana educador, modelada por el estadounidense Jane Nelsen y Lynn Lott. La disciplina positiva llegó a Europa a través de un libro del mismo nombre. ¿Cuáles son los mecanismos de este nuevo método que se basa principalmente en la autodisciplina y la responsabilidad del niño? ¿Cómo aplicarlo a las situaciones cotidianas donde los hermanos se pelean o se niegan a hacer la tarea?

Mi hijo pega y es caprichoso: soluciones de la disciplina positiva

¿No eres capaz de imponer autoridad a tu hijo?

Te puede interesar:  Niños mentirosos: qué hacer con un hijo mentiroso

A continuación, cuatro situaciones comunes en la vida de una madre y cómo controlarlas a través de la disciplina positiva. Nos informa Beatriz Sabaté, psicóloga clínica.

La disciplina positiva: qué hacer cuando un niño pega a su hermana pequeña

En primer lugar, será necesario identificar la situación que causa el conflicto. Lo primero será separar a los niños por razones de seguridad. Luego, haremos una pausa hasta que los niños se sientan mejor.

Trataremos de hablar con el niño. ¿Qué puedes hacer para que se sienta mejor? Darle un libro, su manta, un vaso de agua… A esta edad, teniendo el niño una hermana pequeña, este comportamiento es, a menudo, una llamada de atención.

Al niño debemos dedicarle tiempo. El niño podrá elegir cómo utilizar ese tiempo: jugar, leer un cuento, darle un abrazo… Cualquier cosa con tal que sea un intercambio.

Disciplina positiva: qué hacer cuando tus hijos pelean constantemente

Se necesitan dos para discutir y, a veces, los padres sólo se fijan en una parte. Al intervenir, frecuentemente se posicionan con una de las dos partes. Lo aconsejable es no hacerlo y si lo hacemos, por ejemplo, confiscaremos el juguete de la disputa hasta que encuentren una solución juntos.

La disciplina positiva: qué hacer cuando un niño no quiere hacer sus tareas

Que hacer cuando un niño pegaDetrás de esta actitud pueden ocultarse diferentes motivos que debemos identificar, sobre todo si la negativa a hacer la tarea es recurrente. Puede ser por:
Un sentimiento de incapacidad: sus pensamientos pueden ser “no soy bueno en nada”. Necesitará avanzar paso a paso con el fin de ajustar su capacidad.
La necesidad de atención: a través de esta negativa a hacer la tarea exige atención. Después de la tarea puedes ofrecerle un tiempo de actividades mano a mano.
Resistencia, necesidad de rebelarse: los niños saben que damos gran importancia a los deberes. Saben que nos molesta que se nieguen a hacerlos, Una solución podría ser la de validar las emociones del niño con este tipo de frase: “es verdad, yo no puedo obligarte a hacer tu tarea. A tu edad a mí tampoco me gustaba hacer la tarea”.

Te puede interesar:  Como educar a un niño de 2 años, educar en valores sin gritar

La disciplina positiva: qué hacer cuando un niño quiere un capricho en el supermercado o en una tienda

A veces, nos molesta y preocupa que la gente pueda pensar que no somos capaces de controlar a nuestro niño. Si realmente es así, se puede intentar dirigir su atención dándole una pequeña responsabilidad: llevar la lista de la compra, elegir un paquete de galletas, etc.
Si la situación se repite, lo hablamos con él antes de ir al supermercado, “¿Crees que puedes venir conmigo? Mira, aquí está la lista de la compra, vamos a comprar sólo eso, ¿de acuerdo?”.

Artículos relacionados:
[Total:22    Promedio:3.1/5]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir15
Twittear
+1
Pin
15 Compartir