El embarazo en la adolescencia: qué es, causas, riesgos, consecuencias, prevención

¿Qué es el embarazo en la adolescencia?

El embarazo en la adolescencia

El embarazo en la adolescencia

Embarazo en la adolescencia es aquel que se produce en niñas adolescentes. A partir de la pubertad, el cuerpo de la niña sufre transformaciones después de las cuales se puede reproducir sexualmente. Sin embargo, esto no quiere decir que esté lista ni preparada para vivir la maternidad.

Según varios estudios, el embarazo adolescente es cada vez más común y un tema prioritario para la salud pública dado el alto riesgo de mortalidad que representa. Generalmente, los recién nacidos de madres adolescentes tienden a ser prematuros y tienen un peso muy bajo.

El embarazo en adolescentes tiene relación con su situación social y con una falta de información respecto a la reproducción, comportamiento sexual, falta de conciencia de la edad y factores como la pobreza (obligadas a vivir en condiciones de hacinamiento, por ejemplo). Es posible, también, que el embarazo adolescente se produzca en una violación.

Es común que el embarazo adolescente sea condenado desde una perspectiva social y familiar. En algunos casos, la adolescente embarazada se considera “culpable” de la situación. También, tiende a ser discriminada y no cuenta con la ayuda que necesita. Por esta razón, algunos expertos hacen hincapié en que la madre adolescente debe tener el apoyo de su familia e ir acompañada a las visitas médicas.

De todos modos, los médicos insisten en que es importante trabajar en la prevención del embarazo precoz a través de campañas de sensibilización, educación sexual y distribución gratuita de anticonceptivos.

Datos claves del embarazo en la adolescencia

Según la Organización Mundial de la Salud, cerca de dieciséis millones de niñas entre 15 y 19 años, y aproximadamente un millón de menores de 15 años, dan a luz en el mundo cada año. Gran parte de ellas viven en países pobres y cuentan con bajos ingresos.

Las complicaciones del embarazo y el parto son la segunda causa de muerte entre las jóvenes de 15 a 19 años.

Cada año, casi tres millones de niñas de entre 15 y 19 años se someten a abortos inseguros.

Los hijos de madres adolescentes tienen un riesgo significativamente mayor de morir que las mujeres que quedan embarazadas entre los 20 y 24 años.

El embarazo en la adolescencia sigue siendo una importante causa de muerte en la madre y el niño.

Causas del embarazo en la adolescencia

Presión de las parejas para mantener relaciones sexuales

A menudo, durante la adolescencia, los chicos y chicas se sienten presionados para hacer amigos y adaptarse a sus compañeros. Muchas veces estos adolescentes dejan que sus amigos influyan en su decisión de amar aunque no entienden completamente las consecuencias.

Los adolescentes tienen relaciones sexuales como una forma de ir a la moda. Pero, en algunos casos, el resultado final es un embarazo en la adolescencia. La Kaiser Family Foundation informa que más del veintinueve por ciento de las adolescentes embarazadas informaron que se sintieron obligadas a tener relaciones sexuales, y el 33% de las adolescentes embarazadas dijeron que sentían que aún no estaban listas para el sexo pero que lo hicieron por temor a la burla o al rechazo.

Ausencia de los padres

Las adolescentes tienen más probabilidades de quedar embarazadas si tienen poca o ninguna orientación de sus padres. Muchos padres tienen vidas tan ocupadas que no les proporcionan la orientación y el apoyo necesario a sus hijos adolescentes.

Cuando una adolescente siente que no puede hablar con sus padres de sexo porque se lo prohíben o porque apenas se ven, lo más que probable es que recurra a los amigos, que estos le den una información errónea y pueda quedar embarazada en la adolescencia.

La idealización del embarazo

La industria del cine y los medios de comunicación contribuyen al embarazo adolescente porque, de algún modo, distorsionan estos procesos a través de historias fantásticas y películas con final feliz. “Algunas películas presentan el embarazo adolescente como algo que anima a los adolescentes a participar en una actividad sexual imprudente”, dice la cadena ABC Good Morning America.

Durante la adolescencia, los jóvenes se centran en su apariencia y en cómo sus compañeros les perciben. Ellos quieren ser vistos como parte del grupo, por lo que si el embarazo en la adolescencia se considera aceptable en su escuela o entre sus amigos, es posible que quieran quedar embarazadas como una manera de lograr la aceptación social.

Falta de información y desconocimiento

Las adolescentes que ignoran la verdad sobre el sexo son más propensas a tener un embarazo no deseado.

“Algunos adolescentes no entienden completamente los aspectos biológicos y emocionales asociados a tener relaciones sexuales”, según DailyRecord.co.uk. Estos adolescentes pueden obtener datos incorrectos con amigos, videos, series y / o películas. Muchas veces, los adolescentes no tienen el conocimiento necesario para tomar decisiones responsables sobre si se deben participar en una actividad sexual que puede cambiar sus vidas.

Abuso sexual o violación

Las adolescentes pueden quedar embarazadas como resultado de abuso o violación sexual. Los estudios realizados por el Instituto Guttmacher indican que entre el cuarenta y tres y el sesenta y dos por ciento de las adolescentes admiten que han sido embarazadas por un adulto mayor de edad (dos tercios informan que los padres de sus bebés tienen más de 27 años). Alrededor del cinco por ciento de los embarazos entre adolescentes son el resultado de una violación.

Consumo de alcohol entre los adolescentes

Muchos adolescentes experimentan con las drogas y el alcohol. Beber durante la adolescencia puede causar un embarazo inesperado. Beber deteriora la capacidad de los adolescentes para controlar sus impulsos y contribuye a que un setenta y cinco por ciento de los embarazos se produzcan entre los 14 y 21 años.

Alrededor del noventa y uno por ciento de las adolescentes embarazadas dijeron que tuvieron relaciones sexuales después de haber bebido y que, inicialmente, no planeaban tener relaciones sexuales ni concebir.

¿Cuáles son los riesgos del embarazo en la adolescencia?

Riesgos del embarazo en la adolescenciaLos riesgos del embarazo en la adolescencia son bien conocidos: hipertensión arterial, parto prematuro, bajo peso del bebé.

En las adolescentes, estos riesgos son mayores porque su cuerpo no está completamente formado ni preparado para dar a luz. Sin embargo, muchos expertos dicen que la edad materna ya no es sinónimo de peligro médico adicional. Generalmente, los mayores riesgos obstétricos se presentan si la chica se encuentra en una situación social complicada. También, las dificultades en la relación de pareja y el miedo al futuro pueden causar complicaciones durante el embarazo.

Los embarazos de adolescentes deben ser apoyados y atendidos por un equipo médico completo a nivel físico y psicológico. También, deben ser monitoreadas por una profesional, un auxiliar de enfermería, un psicólogo, un ginecólogo y un pediatra. En ausencia de un entorno emocional o social estable, la adolescente debe acomodarse en un lugar que le aporte paz y tranquilidad. Una vigilancia adecuada evita cualquier complicación de la futura madre adolescente y el bebé.

Consecuencias del embarazo en la adolescencia

Consecuencias físicas

La apariencia es muy importante para las adolescentes y las madres adolescentes no encajan bien los cambios de su cuerpo. Entre ellos está:

  • Aumento de peso que puede llegar hasta los trece kilos (a veces más si se tiene retención de líquidos).
  • Aparición de estrías (especialmente en el vientre y las mamas).
  • Acné.
  • Venas varicosas.
  • Algunos de los síntomas comunes durante el embarazo son los siguientes:
  • Dolor de espalda.
  • Náuseas.
  • Hemorroides.
  • Cansancio.
  • Calambres.
  • Trastornos del sueño.
  • Trastornos urinarios.
  • Estreñimiento.
  • Reflujo gástrico.
  • Caries y gingivitis.

Pese a que el cuerpo de la adolescente todavía no está completamente formado para dar a luz, se dice que los principales problemas en su embarazo ya no son médicos. Pero, algunos estudios muestras que las madres adolescentes corren un mayor riesgo de tener problemas de salud relacionados con la anemia, hipertensión, nefropatía, eclampsia y trastornos depresivos.

Por otra parte, las adolescentes no siempre saben lo que es bueno o malo para su futuro bebé. Por ello, algunos de los comportamientos de riesgo pueden ser perjudiciales para el niño (tabaquismo, consumo de drogas y alcohol, dieta poco saludable, etc.). También, las adolescentes son más propensas a dar a luz a un bebé prematuro o con un defecto de nacimiento. En resumen, un embarazo antes de los veinte años conlleva peligro para la madre y el bebé.

Consecuencias económicas

Para cuidar a un niño, por desgracia, no sólo se necesita amor. Se estima que los costes asociados a un bebé durante su primer año de vida están alrededor de 4.000 euros (una cantidad enorme para una adolescente).

La mayoría de las jóvenes menores de 20 años estudian a tiempo completo y no tienen mucho tiempo para trabajar, y con la llegada de un bebé aún es peor. Por esta razón, la mayoría de madres adolescentes abandonan la escuela para introducirse en el mercado laboral. Algunas madres jóvenes reciben ayuda de sus padres, pero otras son abandonadas a su suerte y no son capaces de llegar a fin de mes.

Los hijos de padres adolescentes tienen más probabilidades de ser descuidados, no por falta de amor, sino porque sus padres son demasiado jóvenes para asegurar su bienestar.

Consecuencias sociales y psicológicas

En la sociedad actual, las madres adolescentes no son demasiado bien vistas y pueden vivir el abandono de su entorno. El futuro padre puede que no quiera asumir sus responsabilidades como lo demuestra un estudio realizado en veinticuatro chicos adolescentes que han hecho hincapié en no sentirse capaces de asumir la responsabilidad de convertirse en padres en ese momento de sus vidas.

También, los padres de la futura madre seguramente se sentirán decepcionados cuando escuchen la noticia del embarazo de su hija, lo que reducirá su confianza, y los amigos es posible que se alejen para seguir viviendo su vida adolescente. Mientras, la joven madre se hará cargo de su hijo y deberá actuar como un adulto responsable. Por estas razones, a menudo, las madres adolescentes se sienten solas.

Algunas chicas alcanzan la madurez en la maternidad, mientras que otras tienen más dificultades. En resumen, ante el nacimiento de su hijo, las madres adolescentes se ven atrapadas en el deseo de convertirse en adultas siendo adolescentes. Serán sus decisiones las que les harán buenas o menos buenas madres para sus hijos.

Prevención del embarazo en la adolescencia: elementos claves

Causas del embarazo en la adolescenciaEn 2011, la OMS publicó en colaboración con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), directrices para prevenir los embarazos adolescentes y sus consecuencias en la salud reproductiva. Se recomiendan seis objetivos principales:

  • Reducir el número de matrimonios antes de la edad de 18 años.
  • Sensibilizar a las personas con la finalidad de obtener apoyo para reducir el número de embarazos antes de los 20 años.
  • Aumentar el uso de anticonceptivos por parte de los adolescentes para evitar embarazos no deseados.
  • Incidir en la reducción de las relaciones sexuales forzadas entre adolescentes.
  • Reducir el número de abortos inseguros entre las adolescentes.
  • Aumentar la atención cualificada antes, durante y después del parto.

5 elementos claves

Movilización comunitaria y sostenibilidad

Todos los sectores de la población deben hacer un esfuerzo para cumplir con la prevención del embarazo en la adolescencia a nivel comunitario. La movilización comunitaria es compatible con la sostenibilidad de los esfuerzos de prevención del embarazo adolescente para tomar medidas y facilitar el cambio. Se incluye la movilización de recursos, la difusión de información, generar apoyo y fomentar la cooperación entre los sectores públicos y privados de la comunidad.

Programas de prevención basados en la evidencia

Se proporcionará a los adolescentes programas para la prevención del embarazo y se fomentará el desarrollo de los jóvenes con programas basados ​​en un plan de estudios que contribuya a reducir embarazos no deseados incidiendo en los factores de riesgo que conllevan.

Aumentar el acceso de los jóvenes a los anticonceptivos y servicios de salud reproductiva

Los servicios clínicos proporcionan a los adolescentes información sobre salud reproductiva y fácil acceso a todos los servicios para establecer vínculos entre el programa de prevención del embarazo en adolescentes y las clínicas que atienden los jóvenes en situación de riesgo.

Capacitación a los encargados de la educación de los adolescentes

Educar a los líderes cívicos, padres y otros miembros de la comunidad, acerca de estrategias basadas en la evidencia para reducir los embarazos de adolescentes y mejorar la salud reproductiva de los mismos, incluidas las necesidades y los recursos disponibles en la comunidad objetivo.

Trabajar con las comunidades

Impartir conocimiento por parte de los socios comunitarios sobre la relación entre el embarazo adolescente y los determinantes sociales de la salud. También, proporcionar apropiados programas y servicios de salud para la reproducción procurando que siempre estén disponibles para los jóvenes.

[Total:4    Promedio:4.5/5]

Artículos relacionados:
Loading...

Add Comment

1 Compartir
Compartir1
Twittear
+1
Pin