Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Enuresis nocturna infantil: remedios para acabar con el pipi en la cama

¿Qué significa enuresis?

Enuresis nocturna infantil

Enuresis nocturna infantil

“Mojar la cama” o enuresis, les sucede, aproximadamente, al 10% de los niños (los niños con más frecuencia que las niñas).

Mojar la cama es una micción activa, completa, inconsciente, no intencional, que se produce durante el sueño. La enuresis puede darse después de los 5 años. Es cuando el control fisiológico del esfínter de la vejiga se adquiere.

Enuresis primaria

Se denomina primaria cuando el niño nunca ha dejado de mojar la cama. Se produce en el 10% a 15% de los niños de cinco años, y en el 6% a 8% de los niños de ocho años. En adolescentes, aproximadamente, 1% a 2%.

Enuresis secundaria

Se llama enuresis secundaria cuando el niño llevaba un tiempo de, al menos, seis meses sin mojar la cama. La enuresis secundaria es necesario investigarla para ver si se debe a una infección del tracto urinario o a parásitos intestinales.

La enuresis nocturna aislada representa el 65% de los casos, pero hay casos aislados de enuresis diurna (3%).

Tipos de enuresis:

• Enuresis total: el niño se orina todas las noches.
• Enuresis escasa: sucede después de los 8 años y existe una correlación con los acontecimientos del día anterior.
• Enuresis intermitente: ocurre, solamente, en ciertos períodos.
• Enuresis episódica: ocurre excepcionalmente y se debe a enfermedades, eventos familiares importantes, etc.
• No estamos hablando de enuresis cuando se trata de poliuria (mucha orina debido a enfermedades como la diabetes, enfermedad renal, etc.), micción anormal (incontinencia urinaria) con retención urinaria crónica o implantación uréteres anormales, pérdida de orina durante un ataque epiléptico, etc. Tampoco, cuando se debe al retraso del control intestinal en personas con problemas motores o mentales.

Las posibles causas de la enuresis

  • Los psicólogos y psiquiatras han estudiado mucho este tema, pero las causas no siempre son psicológicas. De hecho, el factor psicológico está implicado, principalmente, en el caso de la enuresis secundaria. En la práctica, es visto por los pediatras como algo bastante normal.
  • Primer caso, la herencia. Un niño con un padre que tuvo enuresis tiene más posibilidades de padecerla. El riesgo aumenta a más del 75% cuando ambos padres han tenido este problema.
  • En el caso de la enuresis primaria, a menudo, es la inmadurez de la vejiga la responsable. Se habla de inmadurez de la vejiga por un retraso neuromuscular para controlarla. También, puede ser un trastorno hormonal o de la hormona antidiurética ADH responsable de la producción de orina.
  • Las causas son variadas y, a menudo, psicológicas. A menudo, los grandes cambios en la vida son los responsables. Se llama enuresis secundaria.
Te puede interesar:  Enuresis nocturna infantil: cuando un niño se orina en la cama

Enuresis nocturna: tratamiento

La enuresis se cura más pronto o más tarde pero cuando la enuresis se padece desde hace tiempo, el tratamiento es más difícil. El tratamiento actual se basa en medicamentos y atención especial médica y / o psicológica del niño.

Tratamientos de la enuresis infantil

El tratamiento farmacológico de la enuresis nocturna no es sistemático. De acuerdo con las últimas recomendaciones de las autoridades sanitarias, la gestión se basa, principalmente, en medidas educativas e higiénicas.

En caso de que éstas fallen, los medicamentos y el tratamiento conductual se puede utilizar pero no antes de la edad de 6 años. En el tratamiento se utilizan, en forma de tabletas, medicamentos como desmopresina y algunos antidepresivos.

El médico le dará al niño una sencilla información anatómica y fisiológica adaptada a su edad para desmitificar el problema y hacerle entender que lo podrá controlar. Un divertido libro de automonitoreo le puede entregar para que controle si amanece seco o húmedo durante los tres meses de tratamiento.

La atención psicológica del niño

Al hablar con el niño, el médico sabrá si es indiferente a su síntoma, se siente incómodo o trata de ocultarlo.

El pediatra debe convencer a los padres para que no intervengan. Los padres deben demostrar indiferencia, no hacer comentarios sobre el tema, no burlarse de él, no castigarle, etc. Todo esto es imprescindible para el niño.

Otros medios

La “parada pee” es un dispositivo eléctrico que activa una alarma ante la emisión de las primeras gotas de orina. Concretamente, una capa se coloca en la ropa interior del niño conectada al dispositivo. Cuando el niño duerme y comienza la micción, la sonda detecta la humedad y suena el timbre. El niño se despierta y puede ir al baño para terminar de orinar.

Enuresis nocturna infantil

enuresis infantil¿Se orinan en la cama? ¿Por qué? ¿Soy responsable? Mojar la cama es un problema común. Al 10% de los niños mayores de 5 años les pasa.

1 – ¿Cuándo podemos hablar de “mojar la cama”?

Se habla de enuresis después de los 5 años. De hecho, antes de esta edad, los esfínteres que cierran la vejiga no maduran completamente. Además, el 10% de los niños entre 5 y 10 años mojan la cama de vez en cuando.

2 – ¿Es hereditaria?

Sí, pero no siempre. La predisposición familiar a orinarse en la cama es innegable. Sabemos que un niño cuyo padre ha tenido enuresis tiene muchas más probabilidades. Pero, esto también puede ser una buena manera de tranquilizar al niño. De hecho, saber que papá también se orinó en la cama puede ayudar.

3 – ¿Las causas son psicológicas?

En el 85% de los casos, se trata de enuresis primaria: el niño nunca ha dejado de hacerse pis en la cama y, en la mayoría de los casos, las causas son fisiológicas. Cuando la enuresis es secundaria, el niño se ha mantenido limpio durante más de 6 meses consecutivos, por lo general, las causas psicológicas son las responsables: cambio de casa, llegada de un hermanito o hermanita, divorcio de los padres…

Te puede interesar:  Acné: qué es, tipos, causas, síntomas, tratamientos, remedios

4 – ¿Debo llevarle al médico?

Entre los 5 y 6 años, si el problema es poco frecuente, conténtate con apoyar a tu hijo. Pero, si persiste, consulta con un pediatra para que ayude a mejorar la situación.

5 – ¿Qué actitud tomar?

La única actitud que se debe tomar si un niño moja las sábanas durante la noche, es la “actitud positiva”. Castigar, humillar o regañar al niño no es buena idea. No es responsable de su trastorno. Para ayudarle a superar este momento difícil dale confianza y anímale sin olvidarte de tomarle la mano.

6 – ¿Puede usar ropa interior especial para la noche?

Por supuesto, puede usar ropa interior más apropiada a la situación. Algunas marcas han diseñado prendas íntimas protectoras que parecen ropa interior de verdad. Así podrá dormir con un amigo y pasar la noche tranquila.

Enuresis nocturna infantil: diez soluciones prácticas

¿Aún se orina en la cama? Antes de preocuparte o reaccionar de forma exagerada, he aquí algunos consejos prácticos para sobrellevar el problema y hacer la vida más fácil.

1. El niño debe beber mucha agua, nadie pone en duda esta afirmación, pero no debe beberla justo antes de ir dormir. Controla el agua que tu hijo bebe durante el día y trata de disminuir la cantidad que bebe por la noche, especialmente antes de acostarse.

  1. Debe orinar justo antes de ir a dormir. Sí, es obvio, pero no siempre sucede. Envíale al baño justo antes de acostarse. Si le lees un cuento unos minutos, y aún no se ha dormido, pídele que vaya al baño justo en el momento que le das las buenas noches para salir de su habitación.
  2. Una pequeña luz en la sala hará que llegue con mayor facilidad al baño.
  3. Facilítale el acceso a la taza del baño. Un pasillo iluminado, una puerta abierta… Es algo simple y puede ayudarle a levantarse con mayor tranquilidad.
  4. Pijama o camisón adaptado para facilitar desvestirle en el baño. Si le dejas uno de repuesto preparado, él mismo se quitará su pijama mojado y se pondrá otro
  5. Si te pide que le dejes un orinal al lado de su cama, si eso le tranquiliza, hazlo. No hay ninguna razón para no acceder a su petición.
  6. Del mismo modo, sin imponerle nada y para hacerle la vida más fácil, ofrécele ropa interior de noche adaptada a su edad en ocasiones especiales o cuando duerma en casa de un amigo. Puede brindarle un verdadero servicio. Sin embargo, no le fuerces.
  7. Coloca una canasta para sucia ropa al alcance de su mano, ya sea en su habitación o en el baño. Esto le permitirá afrontar el problema con toda simplicidad sin tener que abordar el tema con nadie.
  8. Una noche cómoda puede disfrutarse a través de pequeños gestos: un vaso de agua al alcance de la mano, por ejemplo. No dudes en preguntarle qué necesita y acceder a las solicitudes razonables que te haga.
  9. Resta importancia a si moja la cama durante la noche y evita, siempre, la humillación.

La enuresis es un síntoma que expresa malestar

enuresis nocturnaComo las lágrimas expresan malestar, orinarse en la cama es, a veces, una manifestación de sufrimiento, explica Lyliane Nemet-Pier, psicóloga clínica y psicoanalista.

Te puede interesar:  Eczema

¿Cómo debo ayudar a mi hijo?

Su consejo.

Cuando moja la cama

La enuresis es un síntoma que expresa malestar general. La enuresis puede expresar dolor, pero también ira contenida durante el día. Puede sucederles a los niños cuyos padres no les permiten el más mínimo fallo, que esperan sean perfectos, que nunca tengan una mala palabra para el hermano pequeño, etc.

La enuresis puede deberse a una explosión de impulsos que no pueden expresarse en la vida cotidiana. También puede sucederles a los niños más protegidos que se les trata como bebés y no les dejan hacer las cosas por sí solos.

¿Mojar la cama puede ser la manera de atraer la atención sobre sí mismo ante la llegada de un bebé?

La llegada de un bebé va a monopolizar toda la atención de los padres. Como consecuencia, el niño puede retroceder y volver a hacerse pis en la cama Más que una manera de llamar la atención, es una forma de expresar su sufrimiento por no tener la misma atención que antes.

Al orinarse en la cama, el niño también expresa su deseo de convertirse en un bebé y captar toda la atención.

Otro ejemplo, es el del niño que trabaja bien en la escuela, que es muy inteligente. Para él, mojar la cama es una manera de significar que existe ya que sus hermanos, con sus problemas, monopolizan la atención de sus padres.

Como padre, ¿qué actitud debo tomar?

Es importante que el niño se sienta activo a partir de sus síntomas. Se le debe hacer adquirir, gradualmente, el hábito de despertarse al sentir su vejiga llena. Pañales o pantalones especiales de uso prolongado se deben evitar aunque sea una solución fácil.

Deja junto a la cama una toalla limpia para que el niño la pueda poner sobre su colchón en caso de mojar la cama. También, un pijama de repuesto. Todo esto evitará que los padres se levanten por la noche y caigan en el error de regañar a sus hijos.

Tan pronto como tenga edad suficiente pídele ayuda para hacer la cama. El niño se dará cuenta de su problema y apreciará su progreso.

¿Se le debe castigar?

El niño no percibe cuando se hace pis en la cama. Por lo tanto, es injusto regañarle o castigarle. Debemos evitar sufrimiento a nuestro hijo tranquilizándole y diciéndole que pronto lo podrá controlar.

Nunca se debe utilizar la humillación y menos delante de sus hermanos. En su lugar, debemos ayudar al niño y darle la oportunidad de ser independiente pidiéndole que haga cosas con las que obtenga éxito. Es muy importante para su autoestima.

Mojar la cama indica un malestar más o menos importante. Si el niño no muestra preocupación, si se sienta cómodo en su vida, con sus amigos en la escuela y en el hogar, no es necesario consultar. Sin embargo, si la enuresis se acompaña de otros signos de malestar, consulta rápidamente.

Algunas sesiones son, a veces, suficientes para resolver el problema.

Artículos relacionados:
[Total:7    Promedio:2.7/5]
  • Dejar comentarios