Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Las pesadillas nocturnas en niños y significado de los sueños de tu hijo

Los sueños de los niños

Sea cual sea nuestra edad o condición física, todos tenemos sueños. ¿Cómo interpretar estos sueños? ¿Cuál es su significado? Vamos a ayudarte a entender mejor los sueños de los niños.

Los sueños son algo misterioso. Pero, no lo fueron tanto para el psicoanalista Sigmund Freud, que abrió la puerta de entrada al inconsciente para interpretarlos.

Hay que decir que el bebé también sueña. Si se le ve inquieto puede estar teniendo pesadillas y terrores nocturnos.

Luego, están los sueños en la infancia. A veces, los sueños son tranquilos. Otras, pesadillas que expresan la ansiedad y emociones negativas experimentadas durante el día.

Los adultos pueden tener sueños eróticos.

Las futuras mamás pueden soñar que el bebé adquiere una forma sorprendente. Estos sueños están expresando temores ante la aventura de la maternidad.

¿El bebé sueña?

Nada prueba si el bebé sueña. Especialistas del sueño infantil están de acuerdo en que no se puede hablar de los sueños hasta que el niño domina el lenguaje y cuenta lo que recuerda. Es decir, a los 3 o 4 años.

Los sueños del bebé

Las pesadillas nocturnas en niños - Pesadillas en niños

Las pesadillas nocturnas en niños

Si el bebé, al dormir, soñara, sus sueños no tendrían nada que ver con los del adulto.

Debido a que el desarrollo del cerebro no está completo, las funciones cognitivas no están todavía bien desarrolladas. Se sabe que en los adultos estas funciones desempeñan un papel importante en la actividad del sueño. El sueño sufre cambios con la edad.

Poner palabras a su sueño

Los niños comienzan a tener recuerdos de sus sueños a partir de los 3 o 4 años. Pero, las historias que viven en sus sueños no tienen nada que ver con las nuestras. Ellos son básicos y poco sofisticados.

Parece que sus sueños están hechos de imágenes estáticas. Además, los niños no se implican emocional y físicamente en sus sueños. Son más espectadores que actores. Hasta los 7 años, los sueños del niño son diferentes a los del adulto.

¿Para qué sirven los sueños de los niños?

Los sueños de la infancia tienen diferentes funciones que aún son poco conocidas. Desde el punto de vista psicoanalítico, se accede a la vida psíquica y se calman las tensiones internas. Neurológicamente, los sueños desempeñan un papel en la maduración del sistema nervioso central y podrían promover el desarrollo cognitivo del niño.

¿Cuál es su función?

La fase REM del sueño es esencial para el equilibrio psicológico del niño y el adulto. Según la teoría psicoanalítica definida por Freud a principios del siglo XX, el sueño tiene acceso al inconsciente y a lo que nos reprime y, por lo tanto, esta actividad mental aliviará tensiones internas.

Te puede interesar:  Consejos para que los niños se duerman temprano: cómo hacer que se duerman solos

Además, los sueños sirven para memorizar y organizar nueva información en muchos de los niños. También se cree que juegan un papel en el desarrollo y maduración del sistema nervioso central del bebé.

Niño que sueña: un pequeño paso hacia su personalidad

Entre los 3 y  4 años, durante su sueño REM, el niño puede tener malos sueños o pesadillas. Momentos difíciles o acontecimientos de la vida cotidiana que le ayudan a madurar y permiten que crezca psicológicamente.

En las pesadillas, el niño refleja sus incertidumbres, miedos, emociones en conflicto y negativas que puede recibir de su entorno. En un proceso normal podría tener el efecto de ayudar al desarrollo de su personalidad. El niño también tiene sueños tranquilos.

¿Los sueños de mi hijo tienen sentido?

Todo tiene un sentido, nada es gratis. Los sueños son como los dibujos de los niños que dicen mucho acerca de las emociones que sienten. A través de los sueños se le debe ayudar a encontrar respuestas a sus preguntas.

Es importante animarles a que nos los cuenten pero, por supuesto, no tratar de interpretarlos. Solo sirven para permitir poner palabras a sus emociones. Una vez que el niño nos confíe su sueño, necesita tranquilidad y que le enseñemos a tranquilizarse.

Significado de los sueños de los niños

¿Cuál es el tema principal de los sueños de los niños pequeños?

El tema fuerte de la primera infancia es su ansiedad por la separación, el miedo a estar solo, a sentirse abandonado si no encuentra pronto a su madre o padre. Porque, esta es la edad en que el niño necesita sentirse seguro en su casa y protegido por sus padres para crecer. Es pequeño, frágil y dependiente.

Imaginar que podría ser abandonado, es terrible para él. Es realmente uno de los miedos más universales.

Ogro, bruja y lobo: ¿qué significa?

Ogros y brujas son los “malos padres” que le dicen NO cuando comete un error, Los que no le compran el juguete que quiere o no le montan en la atracción de feria que le gusta.

Los lobos son sueños de ansiedad. El niño tiene la impresión de que le pueden comer como a Caperucita Roja, y se imagina que los adultos pueden hacerle lo mismo.

Mi niño sueña con volar como Superman

Esto es parte del pensamiento mágico de los sueños: un glotón soñaría que está encerrado en una pastelería y come todos los pasteles que quiere. Otro, a quien le gustan los superhéroes, soñará que vuela como Superman.

Alrededor de los 2 o 3 años, el niño cree que todo lo que ve en sus sueños es posible: él es el rey, gobierna el universo entero y todo el mundo obedece sus deseos.

O que es un gigante y sus padres muy pequeños. Este tipo de sueño es una señal de que el niño quiere tomar iniciativas. Es el período en que todo lo quiere hacer solo. Los días de un niño están llenos de “no, no toques eso, eres demasiado pequeño”. Es muy frustrante para él escuchar estas palabras, especialmente cuando se siente cada vez más independiente y autónomo.

Te puede interesar:  Padre ausente: ¿cómo lidiar con las consecuencias de la falta del padre?

A menudo, el niño cree que se le prohíben las cosas sólo porque es un niño. Es importante darle responsabilidades y hacerle entender que, como él, los adultos también están sometidos a restricciones, prohibiciones y leyes. Que no son todopoderosos a diferencia de lo que él se imagina.

¿Por qué los niños tienen períodos de pesadillas?

Entre los 3 y 6 años, las pesadillas son muy comunes porque la imaginación tiene un lugar importante en la vida del niño, y le es difícil diferenciar lo real y de lo imaginario, lo que es “de verdad” y  lo que no lo es.

Cuando se le confía el niño a la niñera, o entra en la guardería o jardín de infancia, existe el miedo a la separación.

También puede afectarle el nacimiento de un hermanito o hermanita. Siente que no encuentra su lugar, está celoso del “intruso”, es emocionalmente frágil y tiene miedo a compartir el amor de sus padres.

Así que tiene pesadillas con el hermanito o hermanita que le molesta. El intruso es comido por un ogro… Si no puede hacerle volver, a veces se siente culpable, otras se alegra, experimenta todo tipo de sentimientos.

¿Cómo ayudar a un niño que tiene pesadillas o sueños tristes?

El primer paso es preguntarle a qué tiene miedo y por qué llora. Si tiene dificultad para hablar, pídele que proyecte su pesadilla dibujando.

A través del dibujo se dará cuenta de la diferencia entre la fantasía y la realidad mucho más que en su propio pensamiento. El segundo paso es tranquilizarle y buscar una solución positiva a su sueño: “tú no quieres que eso suceda así en tu sueño. Dime, cómo te hubiera gustado que sucediera”.

No pedir al niño que compruebe que no hay monstruos en su cuarto
Absolutamente, no. Se fortalecería en el niño la certeza de que existen. Debemos ayudarle a distinguir entre la realidad y la fantasía.

Es un sueño, no existe de verdad. Uno puede pensar en alguien que no existe. Se pueden cerrar los ojos y pensar en un caballo. Lo ves en tu cabeza, pero al abrir los ojos, no está allí, son imágenes.

Si tiene un sueño que le produce miedo, el niño debe entender que lo mismo que ha creado un miedo, puede crear un antídoto contra el miedo.

No debemos aconsejarle que duerma con su espada para que se defienda en caso de que el fantasma desagradable llegue en su sueño. Una vez más, esto refuerza la idea de que es posible que un fantasma le ataque por la noche. Para tranquilizarle, cuéntale una historia, dale un gran abrazo y pronto volverá a dormirse.

Mi hijo sueña con la muerte

Cuando el niño sueña que sus padres mueren, en un movimiento por la autonomía. Sólo significa que está creciendo, que quiere valerse por sí mismo. Es una muerte simbólica, la realización de su deseo de madurez.

Si comenta en el desayuno que soñó que su hermano había muerto, no le digas que es malo, no le hagas sentir culpable, no dramatices, es un sueño.

Te puede interesar:  Cómo controlar la agresividad de mi hijo: cómo tratar a un niño agresivo

Pesadilla en niños: ¿qué hacer de acuerdo a la edad de tu hijo?

Sueños en niñosCon gritos y gemidos tu hijo te llama cada noche, aterrorizado, por sus malos sueños mientras duerme. Debes calmarle.

¿Qué es una pesadilla?

Muy común entre niños de 1 y 8 años, las pesadillas ocurren en la noche durante el sueño REM. De repente el niño despierta en su cama y recuerda, claramente, las imágenes sobrecogedoras que le han perturbado. En cuestión de pocos segundos se vuelve a dormir.

No es posible distinguir los sueños de la realidad hasta la edad de cuatro años. Aunque difícil soportarlo todos los días, este período es natural y necesario para el desarrollo psicológico del niño.

¿Por qué tiene pesadillas nocturnas?

La pesadilla, como el sueño, permite al niño organizar sus frustraciones y deseos. Mientras descubre el mundo tu hijo también se enfrenta a cosas prohibidas. Debe obedecer las leyes de la familia (no pegar a su hermano o romper los juguetes) y las reglas de la sociedad (la obediencia y adaptarse al grupo).

Todos estos conflictos se expresan inconscientemente durante la noche a través de pesadillas. Ellas son la manifestación de una verdadera lucha interna, la lucha entre el deseo y el temor al crecimiento.

Tu hijo se siente abrumado por un gran sentimiento de impotencia cuando alguien se opone a lo que quiere. Se da cuenta que no tiene todo el poder.

La pesadilla se convierte en una válvula de seguridad muy útil que permite a tu hijo evacuar su angustia. Esto le ayuda y prepara para el mundo adulto.

Cómo ayudarle a enfrentarse a sus sueños

Hasta los 3 años, el bebé espera tu presencia tranquilizadora. Los terribles sueños que le despertaron parecen reales. No hace falta decir que él ha imaginado esas cosas desagradables porque no distingue entre el sueño y la realidad. Consuélale. Dile que tú también has experimentado los mismos temores. Sus temores pueden desaparecer tan pronto como hables con él. Ofrécele una pequeña luz para tranquilizarle, un vaso de agua y todo tu cariño. En todos los casos, atiende sus miedos. No cedas a la tentación de llevarle a dormir cerca de ti, sólo reforzarás sus miedos, y evita la mala costumbre de que no pueda prescindir de tu presencia para conciliar el sueño.

Pesadillas nocturnas en niños a los cuatro años de edad

El niño es capaz de entender que los sueños y la realidad son diferentes. Que no existen lobos, dragones, brujas… Que ningún demonio se esconde detrás de la cortina o debajo de la cama

Muéstrele que estás cerca de él para protegerle y que puede volver a dormirse tranquilo. Por encima de todo trata de mantener la calma.

Amenazarle o regañarle por haberte despertado serviría para ampliar su ansiedad. Al día siguiente habla con él de su pesadilla. Pídele que describa o dibuje los monstruos que le aterrorizaron y rómpelos con él. Recuérdale que los ogros, hombre lobo o fantasmas no existen en la realidad. Son historias imaginarias.

Antes de acostarle dirige sus pensamientos hacia cosas que le dan placer (la próxima atracción de feria, el partido futuro con amigos) para evitar que se duerma con imágenes menos agradables.

Tómalo con paciencia, estos sueños traviesos nunca duran mucho.

Artículos relacionados:
[Total:40    Promedio:3/5]
    1. liseth 30 junio, 2018
    2. Yolanda 15 abril, 2019

    Dejar comentarios