Embarazo semana 25 a semana 28

Veinticinco semanas de embarazo

Embarazo semana 25 a semana 28

Embarazo semana 25 a semana 28

Ha llegado la semana veinticinco y ya estás en el último trimestre de embarazo. El bebé mide 34 cm de pies a cabeza y pesa alrededor de 900 g. Su cuerpo está cada vez más formado y abre los ojos. En cuanto a ti, puedes empezar a sentir contracciones

Veinticinco semanas de embarazo: ¿dónde está el bebé?

En la vigésimo quinta semana de embarazo, el esqueleto del bebé se solidifica. Su rostro se ve más claro y las cejas están bien dibujadas. Su cuello emerge claramente del tronco. Ya es capaz de llorar.

Es el momento en que el bebé desarrollará sus sentidos y abrirá los ojos. Pero, aunque su función ocular esté configurada, lo que verá en el abdomen será oscuridad.

El bebé continúa desarrollándose de manera más regular aunque menos rápida. Su sueño también se vuelve más regular. Por desgracia para ti, un sueño más regular no significa horarios de descanso iguales a los tuyos.

25 semanas de embarazo

Imágen tomada de espanol.babycenter.com

Semana 25 de embarazo: ¿y el cuerpo de la madre?

Estás comenzando tu tercer y último trimestre de embarazo. El útero sigue creciendo. Sentirás ardor en el estómago y reflujo ácido.
Puedes comenzar a experimentar contracciones de baja magnitud e indoloras (no son regulares y no reflejan el inicio del parto).

Tu respiración se acelera a partir de la semana veinticinco de embarazo. De hecho, el bebé crece y el útero empieza a presionar la caja torácica por eso puedes quedarte más rápida sin aliento. No dudes en hacer pequeños descansos al subir escaleras o durante los paseos. Para ayudar a controlar mejor tu respiración, ¿por qué no tomar clases de terapia de relajación?

Por otro lado, a partir de esta semana de embarazo, tu aumento de peso continuará pero a un ritmo más lento (aproximadamente 500 gramos por semana).

Embarazo 25 semanas: los pasos

El sexto mes de embarazo no es una excepción en cuanto a las visitas médicas mensuales. Durante la cita te harán un examen pélvico para revisar el corazón y la ubicación del bebé.

Por otro lado, tu médico de cabecera te pedirá un nuevo análisis de sangre. La revisión tendrá por objeto comprobar la salud del bebé mediante la búsqueda de signos de hepatitis, toxoplasmosis o diabetes gestacional.

Te puede interesar:  Remedios caseros para estimular la lactancia materna

Embarazo semana 25: ¿lo sabías?

Al estar embarazada eres más vulnerable de lo habitual. Por lo tanto, duplica la vigilancia si te encuentras en contacto con niños para no coger enfermedades de la infancia, sobre todo si no estás vacunada.

No dudes en aprovechar tu examen mensual para hacer preguntas a tu médico de cabecera.

Veintiséis semanas de embarazo

Comienza tu vigésimo sexta semana de embarazo. El bebé mide 33 centímetros y pesa alrededor de 1100 gramos. Es receptivo a la estimulación y sonidos externos (te puedes comunicar con él). El peso del bebé afecta a tu espalda.

26 semanas de embarazo

Imágen tomada de espanol.babycenter.com

Veintiséis semanas de embarazo: ¿dónde está el bebé?

Si tu hijo naciera en la semana veintiséis de embarazo hablaríamos de parto prematuro.

A partir de la semana 26 de embarazo, sus sentidos se desarrollan rápidamente y es receptivo a los estímulos externos: la música, el sonido, la voz de la madre… El bebé comienza a escuchar todo lo que está pasando en el exterior. No dudes en comunicarte con el bebé y animar al papá a que haga lo mismo.

De hecho, ahora es capaz de reconocer las voces de sus padres (hablar con él, le ayudará a reconocerlas al nacer). Por otro lado, el bebé puede comunicarse contigo y puede darte patadas cuando hables con él. El bebé es sensible a la música y puede escuchar algunas canciones que le relajarán o estimularán durante el taller de canto prenatal.

Otra de las novedades de esta semana, es que los pulmones del bebé se desarrollen más y más y ahora es capaz de realizar movimientos de respiración a través de sus músculos.
Por otro lado, la cabeza y el cuerpo del bebé son más proporcionados y las primeras líneas de su mano comienzan a aparecer.

Su sistema respiratorio está configurado con la aparición de los bronquios. Otro factor, es que el bebé puede tener un hipo cada vez más frecuente debido a la absorción del líquido amniótico.

Semana 26 de embarazo: ¿y el cuerpo de la madre?

Comienzas a sentir el peso del bebé y te duele la espalda. No dudes en pedir a tu pareja un suave masaje que te relaje. Si quieres aliviar tu espalda en este momento del embarazo, habla con un fisioterapeuta.

Otro consejo: no uses tacones altos. Utiliza zapatos planos que aliviarán tu espalda. También, asegúrate de colocarte en posición vertical.
Te sentirás más cansada de lo habitual.

Dormir se hace más difícil con ese vientre que no permite todas las posiciones. Por otro lado, el bebé se mueve cada vez más y no tiene reparos en despertarse durante la noche. Trata de acostarte sobre el lado izquierdo (es la posición ideal para un sueño reparador durante el embarazo).

Además, no tomes comidas pesadas antes de acostarte. Practica algunos ejercicios de relajación.

En los primeros días del séptimo mes de embarazo, las venas varicosas y las hemorroides se pueden notar. No dudes en pedir consejo a tu especialista.

Te puede interesar:  Ventajas y desventajas de la lactancia materna

Veintiséis semanas de embarazo: lo hay que ver

Es posible que tengas dolor de estómago y sufras indigestión o ardor. Esto se debe a que el bebé presiona tu estómago. Es posible también que durante las comidas te sacies más rápidamente.

Embarazo 26 semanas: los pasos

No olvides la cita con el ginecólogo. A partir de esta semana de embarazo, disfrutarás de menos tranquilidad para descansar y relajarte.

Embarazo semana 26: ¿lo sabías?

A partir de la semana de embarazo, ya puedes usar las almohadas de enfermería. Estos cojines llenos de bolas pequeñas te ayudan a aliviar las molestias del embarazo.

Veintisiete semanas de embarazo

Te encuentras en la semana veintisiete del embarazo y el bebé mide 34 cm y pesa 1 kilo. Su pequeño cuerpo está bien proporcionado y el sistema respiratorio continúa desarrollándose. En cuanto a ti, las contracciones son cada vez más regulares.

27 semanas de embarazo

Imágen tomada de espanol.babycenter.com

Veintisiete semanas de embarazo: ¿dónde está el bebé?

A partir de esta vigésimo séptima semana de embarazo, el bebé tiene la cabeza bien proporcionada en relación con el resto de su cuerpo y, también, pestañas y cejas. Las conexiones entre sus neuronas ya están instaladas, pero los movimientos del bebé no siempre están coordinados.

Por otra parte, su sistema respiratorio continúa desarrollándose. Si tu bebé nace durante esta semana de embarazo será extremadamente frágil, pero los médicos y parteras estarán a su lado para mirar por él. Se consideraría un gran prematuro.

El bebé comienza a entrenar el paladar y puede identificar el sabor del líquido amniótico. No dudes en diversificar tu dieta.

Semana 27 de embarazo: ¿y el cuerpo de la madre?

Sentirás acidez y reflujo ácido. Para aliviarlo, bebe mucho y practica un ejercicio suave, como caminar o terapia de relajación, yoga… Sentirás pequeñas contracciones. Tu vientre se está preparando para el parto.

Las hormonas pueden provocarte frecuentes sangrados de encías. Asegúrate de lavarlas con frecuencia. A partir de esta semana de embarazo, no te canses demasiado y no practiques actividades violentas.

Puedes sufrir cada vez más de varices, hemorroides, piernas pesadas o tobillos hinchados. Disfruta del momento de la ducha para relajar tu cuerpo a través de una corriente de agua fría y limita, al máximo, los baños calientes.

Embarazo 27 semanas: los pasos

No tienes una cita médica programada durante esta semana veintisiete de embarazo. Sin embargo, es el momento de preocuparte por la preparación al parto. Si todavía no has decidido qué camino seguir, busca información.

Existen diferentes métodos de preparación al parto además de la convencional. Pide información de canto prenatal, piscina o terapia de relajación.

Embarazo semana 27: ¿lo sabías?

Prepárate para el parto a través de masajes (te aliviarán las molestias del embarazo). Esta terapia se utiliza para aliviar el estrés y los microtraumas de la vida cotidiana.

Su objetivo es ayudar a la mujer a encontrar su cuerpo y prepararse para su futuro papel de madre. Para beneficiarte de este tratamiento, consulta a tu fisioterapeuta.

Veintiocho semanas de embarazo

A partir de esta vigésimo octava semana de embarazo, el bebé mide aproximadamente 36 centímetros y pesa 1,4 kilos.

Te puede interesar:  Embarazo semana 33 a semana 36

Te sentirás cansada. Recurre a todos los recursos para sentir alivio.

28 semanas de embarazo

Imágen tomada de espanol.babycenter.com

28 semanas de embarazo: ¿dónde está el bebé?

En esta etapa de tu embarazo, los pulmones del bebé se acercan a la madurez y los movimientos respiratorios están bien coordinados.

En esta semana, el cerebro de tu bebé continúa creciendo, regula su temperatura, se chupa el dedo, reconoce los sonidos familiares de los que no lo son, y reacciona ante ellos.

Su cabello y uñas siguen creciendo y, si se trata de un varón, los testículos descienden al escroto. El bebé ya puede colocar su cabeza hacia abajo.

Semana 28 de embarazo: ¿y el cuerpo de la madre?

Te falta el aliento cada vez más rápido y te sientes un poco débil. Esto es normal en esta etapa de embarazo. Tu bebé se nutre de las reservas y las calorías se agotan rápidamente. Por lo tanto, asegúrate de elegir los alimentos adecuados. Si a media mañana tienes hambre, come una manzana o un yogur.

Sentirás tus piernas más pesadas porque el flujo de sangre que llega al corazón es menor. El mejor remedio es lavarte con agua fría las piernas y elevarlas durante la noche.

El aumento de peso continúa y ya está alrededor de 8 o 9 kilos. Ten mucho cuidado durante las últimas semanas y no abuses de las cosas que no te conviene comer. El estreñimiento y la hinchazón son comunes en esta época del embarazo. Recuerda comer alimentos que contengan fibra.

Puedes notar calambres nocturnos en las piernas. Para aliviarlos, no dudes en embarcarte en una cura de magnesio. Consulta con tu médico.
Tu bebé puede presionarte el perineo. Tu diafragma estará un poco levantado.

Embarazo 28 semanas: los pasos

Es posible que hayas comenzado tu preparación al parto. Si no es así, no dudes en preguntar acerca de los diferentes métodos.

Disfruta de esta semana veintiocho de embarazo para relajarte y descansar. ¿Por qué no empezar a preparar la habitación del futuro bebé?

Embarazo semana 28: ¿lo sabías?

Has aumentado algunos kilos durante el embarazo. Por la salud de tu cuerpo y la del bebé, será alrededor de nueve kilos. ¿Ya sabes cómo se distribuyeron? Todos ellos caen directamente sobre las caderas o los glúteos.

La placenta pesa alrededor de 500 g, los senos aumentan 900, entre 1000 y 1500 g pesa el líquido amniótico, 1500 g el útero, 1500g el volumen de sangre y, por supuesto, unos 3 kilos el bebé.

Anterior: Semana 21 a semana 24 de embarazo
Siguiente: Semana 29 a semana 32 de embarazo

Artículos relacionados:
[Total:10    Promedio:3/5]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Compartir
+1
Compartir
Twittear
Pin